lunes, 13 de mayo de 2013

Evento C

Con el buen tiempo comienzan las BBC, nosotros hemos empezado la temporada con una C, es decir, con la comunión de nuestra querida P. Además he participado muy activamente en ella. He ayuda a mi prima a preparar los regalos, unas bolsitas DIY a punto de cruz rellenas de flores secas (de nuevo éxito total entre las invitadas), a elegir la foto y el diseño del recordatorio y el resto de fotos para el album, los vestidos de la madre y la hija, además han celebrado el almuerzo  de la comunión donde celebramos la comida de mi boda como yo les recomendé, así que encantada de la vida y en mi salsa, vamos, disponiendo. La verdad es que volver a ese sitio me encanta y tuve que bajar al salón de la boda, qué nostalgia, primero porque trae recuerdos buenísimos, y segundo porque se come de lujo y no precisamente poco, y una que lleva a dieta casi un mes pues encontrase con semejantes manjares es la repera. Así que la dieta la mandé a freír espárragos por un día porque una no va precisamente a Las Pedrizas a tomar pescado hervido con lechuga. Ayer volvimos a retomar la dieta al pie de la letra toditos: mi madre, mi prima, mi marido y yo. 
Las comuniones de hoy en día son mini-bodas, y eso que últimamente estamos más austeros, lejos están de la comunión de mi padre que un día los curas le dijeron a la clase entera "hoy hacéis la comunión", así, sin familia, sin celebración y sin traje de marinerito de por medio, a comulgar y de nuevo a clase que había que levantar España, pero claro era la década de los cuarenta. A finales de la década de los cincuenta la abuelísima, mi madre, la hizo con super vestido, limosnera y velo alquilados, una cazuela de fideos como comida principal del menú y merendola con chocolate para amigos y familiares. Un 27 de mayo de 1983 la hice yo con vestidazo propio de quitar el hipo hecho por las manos maravillosas de mi abuela Chica en plumeti y batista suiza, ainssss si le hubiese pillado esta época, ríete tú de Lorenzos Capriles o Felipes Varelas y demás, almuerzo en restaurante de moda y reportaje en estudio también de moda. Y actualmente por esa línea seguimos pero con más añadidos, con lo cual si eres una manitas y te apañas con los DIY te puedes ahorrar un pico considerable.
El sábado echamos un día estupendo, además el lugar es idílico, en mitad de la nada, perdidos, el paisaje en pleno Puerto de Montaña de Las Pedrizas merece la pena esta año que ha llovido bastante, aunque si os soy sincera a mí el campo poquito rato y de tarde en tarde, qué le vamos hacer, soy urbana, tan urbana que no tengo carnet de conducir, total, en una ciudad no se necesita. Pero los días previos al evento C todo fueron  inconvenientes: un calorazo sofocante, el niño decidió empezar con fiebre y faringitis, a mí me visitó la prima de América, esta vez con tres días de retraso y no dos semanas tarde como la vez anterior, esta vez ha sido un poquito más considerada con mi salud mental, etc., etc., etc. Claro está, la abuelísima todo el santo día de la comunión "que si mira el niño bebiendo agua fría", "que ahora con un helado", "ahí lo tienes dando saltos y sudando en el castillo hinchable a pleno sol", "la semana que viene otra vez malo", "y tú tan tranquila". A ver qué quiere que haga, estresadita que llegué a la casa. Uffffffffffffffffffffff, qué cansinaaaaaaaaaaa dios mío, por qué son así las abuelas????? Seré yo tan pesada cuando sea abuela?????? Mira que la nuera me va a mandar a tomar fanta, porque sé que si vuelvo a tener otro hijo será niño, es más, yo quiero otro niño y es sabido por todo el mundo que con las nueras hay que tener muuuuucho tacto, no se les puede decir las cosas como a las hijas, así como mi madre me las zampa y se queda tan tranquila ella.
Y ahora, tras el rollo, algunas fotuquis, y sí, al Melenas le hemos recortado bastante la peluca, la presión de las abuelas (ambas dos) era ya muy fuerte, así que le dije a la peluquera "dale un recorte que se le note, que siempre me preguntan que qué se le ha cortado porque no notan el cambio". Y la peluquera me obedeció más de la cuenta. Ahora, ya he aprendido la lección, mientras me acuerde no volveré a dejar a la peluquera tanto poder en sus manos, nunca mejor dicho, porque sinceramente no me gusta con el pelo tan corto.
En la iglesia "provocando" al tito JM que era el que tenía la cámara:

De nuevo en la iglesia, ahora con la abuelísima, una hora y cuarto de misa da para muchas caras y poses:

Remix: el niño haciendo una de las cosas que mejor se le da, columpiarse (con doble sentido, entiéndase), la niña de comunión idealísima y guapísima, además es muy menudita y parecía eso, una niña de comunión y no una novia, vista de un paraje de Las Pedrizas, los regalitos hechos y diseñados por nosotras (mi prima y yo) y los preparativos previos:
Para ver qué llevábamos pincha aquí
Y observando, observando, que yo observo mucho, deformación profesional, me he dado cuenta de una cosa que me pone los pelos de punta. Me explico, me gustan los hombres elegantes, a la moda, pero tampoco tan modernillos, y resulta que en el género masculino entre los más fachiones se ha puesto de moda llevar los vaqueros ajustados y con los bajos con varias vueltas dadas, tipo pesquero, tal y como lo llevan los gemelos Montoya de GH14 y el no menos hortera hermano que los representa en los programas. Y yo lo veo HORROROSO, de contarse las venas, un espanto, ni es bonito, ni estético, ni elegante, ni varonil, quizás en un niñatillo de 16-17 años tiene un cierto pase, pero en hombres hechos y derechos de taitantos años es para salir corriendo. El sábado me harté a verlos con los pantalones así entre los invitados de las comuniones, hasta antes no había reparado mucho en ello, pero lo del sábado fue clamoroso. Menos mal que en la comunión de mi P no había semejantes horteras, se ve que somos muy elegantes (o vamos poco a la moda), jajaja. Quizás me haya pasado, pero de siempre le he tenido una tirria a los pantalones arremangados que no os podéis hacer idea, sólo me falta ver al Justin Bieber ese con semejante modelito y me da un tenguerengue.
Eso es todo. Besos. Inma 

8 comentarios:

elena dijo...

hola imma , estais monisimos en las fotos , como disfruto el enano ¿eh? que tal te va con la dieta , yo esta semana estoy pofff no he bajado nada ,y lo peor es que no me la he saltado asi que no se que hice mal

Maria dijo...

Ayyyy Inma que guapi esta Salva! le veo guaperrimo!
Que bonita la prima de comunión, me encanta!
Uffff y a mi tb me horrorizan los pantalones al estilo Montoya, y ellos aún me horrorizan más...
Un besazooooo

Lara Comesaña Gil dijo...

Primero decirte que tanto tú, como el peque, como tu señora madre íbais requeteguapos!!! Me habéis gustado mucho mucho
Decirte, aunque no te sirva de consuelo, que mi santa madre es igual que la tuya ... o peor ... de hecho desde ayer estoy enfadada con ella porque no deja respirar a una .. yo creo que por ella Mateo sólo dormiría y comería ... se cree que el niño come cada hora y es lo primero que te pregunta en cuanto te ve, ¿a qué hora le toca comer? ... ainnnsss qué paciencia!!!
Después sobre lo del nuevo estilo de los "hermanos Montoya de GH14" totalmente de acuerdo ... me puede gustar en un adolescente, pero nada más.
Y me ha gustado saber que no soy la única que ve gran hermano.
Y después de esta gran parrafada, un besiño grandote, Lara (Con Olor a Bebé)

Inma (Málaga) dijo...

Elena tranquila, si has perdido mucho, a mi marido le pasó hace 2 semanas que se quedó igual, yo he bajado esta semana 800 gr. Igual has perdido volumen.
Besos. Inma

cristina dijo...

Vuestra cara de felicidad lo dice todo, estabais requeteguapos.

El estilo Montoya no me gusta, pero he de hacerte una confesión, yo tb les doy la vuelta, y es lo que tiene ser bajita, je, je.

Y las bolsitas monísimas, menudo trabajo habeis pasado pero el resultado fabuloso.

Bicos

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Inma que guapos por Dios!!!! como me gusta la camisa de Salva es divina, yo tengo que hace acopio que mi campeón este años ha dado estirón. Me encanta el mega collar perlón, y me gustas con la melena al viento. Por cierto a la abuelísima no le hacíais sobra, divina ella, no hay nada mejor que una señora de edad con clase.
En cuanto a los pesqueros remengones, hay que saber que las modas están pero no para todos, pero en este país somos así de horteras.
Besos

Anónimo dijo...

Tiene razón Inma, igual has bajado en volumen.
Un consejo? Pesate siempre en ayunas.

Besos!!
Cayetana

Inma (Málaga) dijo...

Fíjate yo me peso siempre por las tardes.