lunes, 20 de noviembre de 2017

Enamorada es poco (by Mi Canesú)

Ainssssss, enamorada es poco, hay veces que me cuesta ser objetiva, como a toda madre. Pero el conjunto Alejandra+ranita de Mi Canesú me rechifla hasta niveles estratosféricos. Hay firmas como mi Canesú en las que siempre voy a encontrar algo de lo que enamorarme temporada tras temporada y espero que este idilio dure muchos años, porque por el camino he ido dejando firmas.
 
Esta ranita fue flechazo, sería mía sí o sí, de esas cosas que ni te piensas cuando las ves y la espera mereció la pena. Y la verdad es que es un caramelito, con esos cuadros tan discretos que para mí no es escocés como tal, ese fondo piedra, ese punto smock, me encanta.



 
Aunque se puede combinar perfectamente con gris oscuro e incluso con caldera o rosa empolvado (que lo he comprobado, que conste), yo he preferido combinar con azul marino, es decir, azul marino en zapato, calcetín o leotardo, lazo y rebequita (tirada de precio en Free Style de ECI), por último, lleva debajo blusa blanca de cuello plumeti de Tris Tras. 
 
Me encanta, es muy Alejandra, ya sabéis que nuestra prenda fetiche y preferida de todas todas es la ranita. Con ranita la veo como con ninguna otra prenda y de momento las lleva muy bien, espero que dure y si no siempre ahí tengo a Caperucitaroja 73y Cinco Ratoncitos que hacen ranitas hasta bien entrado los años. Ainssss esas piernas laaaargas y delgadas, lo que yo siempre he deseado para mí, mis piernas son la antítesis a las suyas
 
Estrenamos de nuevo el sábado que tuvimos otra mañana de chicas, mientras ellos se quedaron en casa jugando a la Play a un juego que llevaban los meses contando para que saliera y por fin el viernes salió a la venta, los sábados van a pasar a ser el día oficial para estrenar en esta casa.

De momento, las temperaturas durante las horas centrales del día son muy agradables y nos permiten ir con calcetines y sin abrigo, aunque por las mañanas y por las noches la cosa refresca bastante:

Mi niña, mi reina, mi mundo enterito junto a su hermano:
Cada vez que la miro me sigo maravillando como la primera vez que la vi:
 
Besos. Inma  

jueves, 2 de noviembre de 2017

Un zorro, dos zorros, tres zooooorrooos y un poquito de jamón del bueno

Donde dije digo, digo Diego. Yo, la antizorros, he sucumbido a lo grande, y no sólo con zorros, con osos también, el kit al completo vaya.
La culpa la tiene este jesusito de Mom Petit Bonbon comprado en BOUTIQUE MIMOS, fue verlo y comerme con papas todo lo que  dije sobre los zorros hace un par de inviernos cuando estuvieron de máxima actualidad y mira que la tela está siendo explotada este año, aún así, me he estrenado con matrícula de honor.
Pero lo veo tan divertido, tan ponible, también es algo diferente a lo que solemos tener en el armario con estampados más discretos y tan combinable con camel o azul marino que me pedí uno, además con las botitas mohicanas la veo tan arapahoe que me encanta. Eso de arapahoe son cosas mías, yo me entiendo.
Estrenamos el pasado sábado en nuestra mañana de chicas, las altas temperaturas que hemos tenido por aquí nos permitió llevarlo sin abrigo y sin leotardos y lucirlo de lo lindo.
Peeeeero si os fijáis bien los zorros y los osos comparten protagonismo con el jamoncito del bueno en las fotos, y es que nuestro carnicero F tiene devoción por Alejandra, sabe que le encanta el jamón serrano, de hecho cuanto más tocinillo tiene más le gusta,  me ha salido sibarita, y siempre que viene a la carnicería conmigo F le regala una bandejita de jamón cortado expresamente para ella, y claro, ella no pudo esperar a llegar a casa para empezar a zamparse el jamón y es que ya eran casi las dos de la tarde y a esa hora ya había bastante "gusa" y que conste que yo también le metí mano al jamón.
Me hace gracia, porque yo de pequeña también tenía a otro que me cortaba el jamón, jajajaja, yo estaba enamorada de él el cual me podría llevar así como 18 o 20 años o incluso más, fue el primero que recuerdo que me gustó, y sí, siempre me gustaron bastaaaaannnnte más mayores que yo, siempre que pasaba por la jamonería que estaba junto a casa me cortaba jamón, debió percatarse que estaba enamorada de él, pero claro, con 5 años ya me diréis qué clase de disimulo podría tener yo, me imagino que le pondría hasta ojitos.
Y eso es todo por esta semana. Besos. Inma
   

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Halloween para principiantes

A ver, lo he dicho "sienes y sienes" de veces por aquí, yo no soy mucho de Halloween, ni de carnavales, pero de semana santa y feria lo que me echen, no tengo "jartura". En mi época los fiestones multitudinarios de ahora con disfraz incluido no se estilaban, a ver, los fiestones sí, creo además que mi generación inventó el botellón o por lo menos lo generalizó, no estamos orgullosos pero es lo que hay, pero las fiestas temáticas de Halloween con disfraces currados no era lo habitual.
Me da una pereza enorme tener que comprar/improvisar un disfraz para un rato. No es lo mío. Afortunadamente a Salva la fiesta de Halloween no le ha atraído nunca y cuando era peque no estaba taaaaaan generalizada en los colegios como ahora. Tan sólo se disfrazó una vez de Drácula para el último año de infantil, podéis verlo AQUÍ, ahí también podéis ver las piruletas fantasmas que llevamos, el disfraz me lo dejó una vecina que tenía el ciento y la madre pues ella es mucho de estas cosas y nosotros salimos del paso muy dignamente. Así que prácticamente somos unos principiantes en el tema halloweenero.
A Alejandra quería prepararle algo sencillo, sin dejarme una pasta pero que tampoco fuera muy de chinorris. No sé qué tienen los disfraces chinos que cantan a la legua de cutres y Halloween es una fiesta muy de bazares chinorris, las cosas como son. Tampoco quería el típico disfraz de bruja, de calabaza  o de Catrina, que reconozco que es muy chulo, de hecho es mi preferido de Halloween, pero por el tema pintura de la cara lo descartamos, primero por la demartitis de Alejandra que no admite muchas pinturas por muy hipoalergénicas que sean y segundo porque el maquillaje de fantasía no es lo mío, soy una negada para eso. 
Así que pensando, pensando, pensando se me ocurrió el de viuda negra, valeeeeeee no es el más original del mundo, pero tampoco es el de bruja. La idea me la dio un tutú negro que me encontré un día por casualidad en un bazar chino por dos 2 € mientras buscaba platos de colores para un cumpleaños, a partir de ahí comenzamos a buscar el resto. Nos hacía falta unos leggings negros, y sin problemas lo encontramos por 5 € en Sfera. También nos hacía falta una camiseta o jersey cuello vuelto negro y sin estampados, de nuevo sin problemas, por el baúl de los recuerdos andaba un cuello vuelto negro del hermano que usaba debajo del disfraz de Dark Vader, así que perfecto, encima no gastaba nada de pasta. Lo básico ya estaba, sólo faltaban los complementos y era fácil.
 
Como complementos fundamentales está el velo de tul negro, para ello utilicé una tira de tul negra de 35 x 100 cm aproximadamente, la puse doble para dar más cuerpo al velo y la cosí a una coronita que andaba por casa; por casa tenía también un broche tipo camafeo antiguo que no sé de dónde ha salido pero que nos vale para dar ese toque tétrico-antiguo y unas flores negras, y listo el tema de los complementos. Podría haberle pegado algunas arañas de plástico colgando del velo, pero igual se asustaba y se negaba a vestirse, así que arañas descartadas no sea que metamos la pata y cuando Alejandra dice no, es no.  
El disfraz se completa con un sutil maquillaje, algo difícil de conseguir con los disfraces de Halloween donde el maquillaje es fundamental y suele ser muy elaborado, vamos, nivel profesional, cosa que se agradece por el tema de la dermatitis de la niña y por mi falta de imaginación y gracia para los maquillajes de fantasía. Basta con unos labios negros y un par de lagrimitas negras, qué biennn, qué emociónnnn, no me lo puedo creer que haya sido tan fácil y tan baratito.



Aunque no se aprecia bien, en esta foto tiene una parte del velo por la cara
Ella encantada, pues todo lo que sea pintarse los labios, aunque sean negros, llevar algo colgando en los pelos y falda voluminosa le flipa, y yo de verla y de haber conseguido un disfraz barato, empleando muchas cosas que teníamos por casa y el haber conseguido dar nuestro toque que era lo que quería. Os dejo sólo el disfraz para que lo veáis mejor:

También quise colaborar en clase con un bizcocho-araña-gigante devorado por gusanos, fácil de hacer en 5 minutos, invención mía totalmente, luego buscando por google he visto cosas parecidas pero este bizcocho ha salido de mi cabeza, es tan fácil de hacer que el éxito está asegurado: compras o haces un bizcocho (yo lo compré en el súper de El Corte Inglés, pues la repostería tampoco es lo mío, así que ni tuve que encender el horno ni ensucié nada), lo espolvoreas con virutas de chocolate, pones unas patitas hechas con limpiadores de pipa, concretamente  8 patas porque las arañas tienen 8 patas y si se hace, se hace bien, con rigor, jajajaja, a modo de ojos dos moras negas y en el hueco del centro pones los gusanos de gominolas como si estuvieran devorando la araña desde dentro, y listo a dar susto.

Pues bien, todo esto se fue al garete y mi gozo directo a un pozo, Alejandra llevaba desde el domingo con décimas y la noche del lunes al martes tuvo fiebre, así que la dejamos en casa el martes y no pudo ir a la fiesta de clase, el bizcocho nos lo comimos por la tarde para merendar y lo rematamos esta mañana mojado en café y las fotos de la niña han sido hechas esta mañana en la entrada de casa para que abuelos, tíos, primas y compis vean a la niña disfraza en los distintos grupos de wassap. Lo bueno, pues que para el año que viene tenemos disfraz para la fiesta de clase pues nadie la ha visto, salvo vosotros y la family.   
Besos. Inma 

jueves, 26 de octubre de 2017

Un par de tuneos muy sencillos

Valeeeee, que sí, que la ropa no se tunea, se customiza. Pero la palabra tunear me gusta más. Así que hoy os traigo un par de tuneos muy sencillos que te cambian el aspecto de la ropa en un abrir y cerrar de ojos.
El primer tuneo es la tira de pelo que hemos puesto a la capucha de este abriguito camel de punto de Pili Carrera, sólo ha bastado eso para actualizarlo y es que este abrigo va camino de los 8 años, no sabéis la de veces que se lo puse a Salva entre los 2 y los 4 años , está impecable, ni una bola, ni una marra, fue regalo de su madrina unos reyes y es que lo que es bueno es bueno, las tres cifras que valía se dan por bien pagadas. Está forrado por dentro de un delicado forro de punto y además está enguatado, con lo cual es muy calentito y le volveremos a dar una segunda oportunidad, y yo encantada pues sabéis que Alejandra ha aprovechado de su hermano pijamas, bodys, batones, faldones, ranitas y hasta peleles. Y ahora Alejandra seguirá utilizando este abrigo pero más actualizado, es decir, con un filo de pelo que en estos momentos es tendencia.
 

 
La segunda prenda tuneada es esta sudadera abierta en color gris de H&M, necesitaba algo gris liso para este pantalón de chándal rosa empolvado de corazones también de H&M que estaba desparejado y no conseguía dar con una sudadera en este rosa sin que pareciera un pegote, tampoco quería nada caro pues es para el cole, así que paseando por H&M me encontré la sudadera a mitad de precio, de 9´99 se quedaba en 5 €, ni me lo pensé, se vino conmigo. Ha bastado poner un corazoncito en la parte delantera y otro más grande en la parte trasera y la sudadera parece otra, parece además que es la compañera original del pantalón y de paso la hemos feminizado pues creo que cogí la sudadera de la parte de los chicos:
 

 
Y eso es todo, esta semana he estado bloguerilmente vaga. Besos y feliz fin de semana. Inma

jueves, 19 de octubre de 2017

Un pichi: siete combinaciones

Ya sabéis que siento predilección por las entradas donde combino una prenda determinada con diferentes blusas, jerséis o camisetas para dar lugar a múltiples combinaciones o outfits. La moda es divertida y combinar es una de las cosas que más me divierten.
Esta "deformación" la arrastro de mi etapa de "bloguera" como mami de niño amante de la moda infantil donde partiendo de un mismo pantaloncito (generalmente corto) iba montando diferentes conjuntos cambiando el polo, el jersey o la camisa, ya sabéis las mamis de niños que al haber mucho menos para ellos hay que agudizar más  el ingenio para no parecer que siempre llevamos al niño igual. 
Sé que a muchas mamis de niños os di infinidad de ideas, y que hubo un tiempo en el que incluso me decíais que echabais de menos esas entradas exclusivas de ropa de chico. Pero entended que la ropa de niño no da juego en comparación a la de niña, y entended también que tengo un mozo de nueve años cuya armario ya no es tan atractivo como el de una niña de 2/3 años y se basa en un 95% en vaqueros de colores varios, algún que otro chino, bermudas y polos de todos los colores habidos y por haber (con esto tengo obsesión, lo reconozco), camisetas en su mayoría muy frikis, sudaderas, algunos jerséis y camisas, equipaciones de fútbol y chándals, eso sí, sin perder nuestro estilo jamás. 
Este tipo de prendas tan versátiles que dan tanto juego me encantan, me divierto horrores jugando a combinar, lo hacía con Salva y lo sigo haciendo con Alejandra, ya lo vimos el otoño pasado con este pichi de antelina color cuero de Dulces pinchando AQUÍ y lo vimos también la pasada primavera con la faldita vaquera de tirantes de H&M pinchando AQUÍ.
Hoy os enseño un precioso pichi de loneta en color frambuesa (o buganvilla) de Gocco que combino hasta con siete blusas diferentes.
Pasen y vean queridas mías. Ahh y por favor, perdonar la falta de planchado del pichi, pero hasta que no estrene no plancho nada porque se me termina arrugando todo en el armario con tanto trapo.
Empezamos con mi combinación preferida, con una preciosa blusa de Paloma de O con estampado de bicicletas en verde agua y gris, la blusa potencia el pichi y el pichi potencia la blusa, se complementan, con lo cual, acierto total desde mi punto de vista:
Con la blusa de estrellas de Paloma de la O de un conjunto de la temporada pasada también queda genial, o no??!!
Evidentemente con blanco va perfecto, en concreto con esta blusita de la temporada pasada de Neck&Neck:
Con beige un tanto de lo mismo, es una combinación digamos que "natural", la blusita en concreto es de nueva temporada de Carrefour a 10 euretes, siempre digo lo mismo, hay que mirarlo todo porque donde menos lo esperas encuentras algo divino y encima a buen precio:
Con rosa bebé como esta blusa de Eva Maseda Conejero:

Con cuadros, aprovechando que por la blusa de Tizzas (temporadas pasadas) hay unas rayas en color similar al del pichi:
Y para finalizar, tampoco queda nada mal con este estampado en toile de jouy de la blusita de la temporada pasada de Pilar Batanero, el toile de jouy vuelve a ser tendencia después de unos años de capa caída y cada vez más estamos volviendo a ver colecciones y firmas que vuelven a apostar por este estampado tan peculiar:
Y eso es todo. Qué combinación os gusta más????
Besos. Inma 

martes, 17 de octubre de 2017

Very, very low cost

Primera compra de la temporada allá por julio, no podía dejarlo pasar, si lo dejaba en tienda sabía que cuando fuera otra vez ya no estaría y me arrepentiría toda la vida, o por lo menos todo el invierno, así que pa la saca. 
Se trata de un vestido de Sfera en tejido chandalero con estampado de amebas sobre fondo crudo y bolsillo tejano. Qué bien me explico, jajajaja. Papá, mamá, quedaros tranquilos que el dinero de mi educación/formación lo habéis invertido muy bien. Las locas de la moda infantil sabemos que el tejido chandalero está muy de actualidad en ropa no deportiva. Vamos que es un must o un imprescindible este año si queremos que nuestras babys estén a la última. 
Sabéis que de vez en cuando me gusta prepararos looks muy baratitos para que veaís que hay ropa que queda muy resultona sin tener que invertir una pasta en ello. De hecho lo lógico y sensato debería ser esto y no a lo que estamos acostumbradas, porque gastar 100 o más en un conjunto debería de asegurarnos que la ropa queda perfecta y no siempre es así. No es una crítica eh, es un pensamiento en voz alta. Así que allá vamos.
El look lo componen varias piezas, algunas de esta temporada (vestido, blusa, botines) y otras de temporadas pasadas (cazadora vaquera, calcetines, lazo camel). Si nos centramos en las prendas principales del look, osea en el vestido de Sfera y la blusa de Carrefour veremos no llegan a 30 € (18 € el vestido, 10 la blusa).
Cuando me topé con el vestido de inmediato lo visualicé con una blusa cruda debajo con el cuello por fuera, con una chupa vaquera, con unos calcetines o leotardos camel, al igual que el lazo y con unas botas de serraje. Y et voilá, aquí el resultado visualizado.
El vestido y los botines son de esta temporada de Sfera.
La blusa beige también es de esta temporada de Carrefour.
La chupa vaquera es de temporadas pasadas de Top Top.
Los calcetines camel de borlas son de Cóndor, antigüísimos pues son heredados del hermanísimo.
El lazo camel es de grosgrain de Luka y Cokó que me mandaron de regalo con un conjunto.
A ver si el tiempo empieza a refrescar que podamos estrenar porque aquí aún seguimos en modo verano y ya hay ganas de cambiar. 
Besos. Inma   

viernes, 13 de octubre de 2017

Pecadillos estivales (II)

Segunda entrega de los pecadillos estivales para el otoño invierno, pero ya sabemos que este mundo de la moda infantil se mueve de forma vertiginosa. Se compra invierno en pleno verano, y verano en pleno invierno. De ahí que estas compras, aunque os las enseñe ahora que ya es otoño (aunque aquí el termómetro diga otra cosa), se realizaron en verano. Rebajas y nuevas colecciones compiten en protagonismo llegados cada mes de julio y enero, y a veces es difícil centrarse porque las dos a la vez no se pueden llevar  para adelante económicamente. De aquí a menos de dos meses empezaremos a ver descuentos importantes y en poco menos de tres meses verán la luz las primeras colecciones del verano 2018. No es una queja, o sí, pero este mundo se mueve así, yo me muevo con él y es lo que hay. Chin pun.
Ya os enseñé la primera parte de los pecadillos estivales AQUÍ hace algunas semanas. Hoy venimos con la segunda entrega:
-Conjunto de leggins rosa con tirantes y camiseta de cuello de plumeti de Tris Tras, divinísimo, la verdad es que Tris Tras está que se sale de bonito, ya en el verano me quedé con las ganas de un conjunto así, pero esto es el sur y aquí unos leggins en verano no es algo muy viable, mucho mejor con las cachitas fuera, así que cuando lo vi para el invierno ni me lo pensé, esta vez no me quedaba con las ganas y encima en un rosa precioso:
Ranita, como no, de mi admira Mi Canesú, es preciosa noooo, es lo siguiente a preciosa, es preciosísima, con un discreto escocés (para mí no es escocés como tal) y punto smock, ya me la estoy imaginando dentro, de hecho tenemos el conjunto montado a la espera que refresque un poco el tiempo porque aún vamos de pleno verano:
Paloma de la O no defrauda nunca, siempre hay algo que me gusta en sus colecciones, este conjunto formada por cubrepañal en pata de gallo verde agua y blusa de bicicletas en tonos grises y verde agua es para morir por Dios y por la Virgen unas pocas de veces, es sencillamente ideal, si os gusta Laura de ALONDRINA es un encanto y os atiende de maravilla:

Os pongo detalle de la tela de bicis de la blusa para que veáis que divina que es en verde agua y gris:

Y ahora donde dije digo, digo Diego. He sucumbido de forma flagrante y escandalosa a los zorros, y a los osos ya que estamos, yo que era antizorros confesa, pues bien, este jesu de Mom Petit Bonbon me ha encantado, lo veo divertido y muy ponible. La próxima vez antes de hablar me pongo un puntito en la boca. En Boutique Mimos de mi querida Merche:
Y por último, algunas compritas low cost, como la sudadera rosa de Carrefour ideal para el colegio, la blusita color hueso también de Carrefour a 9´99 € y que me va a resolver bastantes conjuntos que necesitan de una blusa beige o color hueso y el vestidito de Sfera en tela chandalera que es tan ideal y que en breve os enseño cómo combinar de forma resultona y muy low cost:
Y eso es todo, cierro armario y no miro más. Palabrita. Ahora sólo falta que llegue el frío y que empecemos a estrenar.
Besos. Inma