viernes, 12 de agosto de 2016

Adiós al chupete

Muchas me habéis preguntado por público y por privado en facebook cómo lo hemos hecho para quitar el chupete a Alejandra, algo que parece fácil, pero que no es tan sencillo en algunos niños.
Y bien, realmente no hemos hecho nada. Ha sido muy fácil y ha venido todo rodado en Alejandra. La semana pasada le coincidió un virus con fiebre con el último empujón de las muelas del año de la parte de arriba y con los 4 colmillos que están a punto de caramelo, aunque  aún no han salido, además tampoco descarto que tuviese alguna llaguita como las que después salieron al hermano de forma bestial. La boca le dolía tanto que ni el chupete quería, el viernes me di cuenta que no quería el chupe, se lo daba y lo rechazaba, el sábado igual, se lo daba y lo rechazaba una y otra vez, el viernes se durmió sin chupe, tanto siesta como noche, así que se me encendió la bombilla y decidimos quitar los chupes de en medio, ni siquiera los mencionamos delante de ella, como si nunca hubieran existido. Me he aprovechado de ese rechazo, que sé que era momentáneo por lo que le dolía la boquita, para quitarle el chupete, sólo eso, no hay más. Sólo puedo decir que una semana después esto está superado, creo que no se acuerda y hemos dicho definitivamente adiós a los chupetes. Así de fácil.
Aunque me apena ver como mi bebé crece demasiado rápido y va cerrando etapas, porque realmente no pensaba quitar los chupetes tan pronto, pensaba esperar a la próxima primavera con dos años y medio para quitárselo, pero por otro lado ahora me alegro, primero porque llegados a una edad los chupetes van modificando la forma de los dientes y no para bien; segundo porque siempre andaban tirados por el suelo o perdidos, a veces estaban perdidos hasta los chupes de emergencia, y cada noche teníamos que hacer una batida por casa en busca de los chupetes perdidos, que por otro lado estaban en los lugares más recónditos; y tercero, me alegro que sea ahora que aún no tiene los dos años, porque cuanto más grande es el niño más dependencia del chupe tiene y más complicado se hace quitárselo.
Con Salva fue distinto, se lo quité con 2 años y 8 meses, tenía auténtica perrera por su chupete que tenía además que ser de silicona de una marca y un modelo concretos, no quería otros. Cada vez que algún diente o muela le salía sentía alivio mordiendo la tetina hasta que la rompía, cuando lo rompía ya no lo quería porque la silicona rota le raspaba en la lengua, así que me pedía el de repuesto que sabía además dónde los guardaba. Y sí, yo madre precavida casi siempre tenía chupetes de repuesto, los cuales compraba en ECI en packs de dos. Peeeero un día lo rompió demasiado rápido y coincidió que no me quedaban de repuesto, el padre dijo que esa era el último chupete y que íbamos a aprovechar para quitárselo, aunque yo hubiera salido a comprarle otro en cerocoma, se lo dijimos, ya tenía una edad en la que más o menos podías razonar con él, le dijimos que ya no había más chupes y que no lo hubiera roto si tanto quería el chupete, se lo dejamos sobre la mesa, cuando le entraban ganas de chupe iba al bidé y lo enjuagaba allí pensando inocentemente que lo roto se quitaría con el agua, se lo llevaba a la boca, veía que no y lo volvía a soltar en la mesa, así durante tres días, al tercer día ya ni miraba el chupete, se lo guardé y al día de hoy. Sin llantos, sin traumas e intentando que él comprendiese que como había roto el chupe pues se quedaba sin él, que no lo hubiera hecho sin tanto quería a su chupe. La única vez desde ese día que se acordó de su chupe fue dos meses después que estuvo un par de días ingresado por una gastroenteritis, cuando lo subieron a la habitación después de ponerle la vía me pidió su tete, evidentemente me hice la loca, aunque el alma se me partió, y ya está, nunca más lo volvió a mencionar ni nada por el estilo.
Si me permitís un consejo, esto de la retirada del chupe es como la retirada del pañal, primero nos tenemos que mentalizar los padres, y una vez que hayamos tomado la decisión de quitárselo que no haya vuelta atrás, porque si titubeamos o cedemos estamos perdidos y cuesta más trabajo. Y evidentemente lo que funciona en un niño en otro no, y lo que está claro es que cualquier decisión que tomemos los padres respecto a la crianza de nuestros hijos siempre será la correcta porque nadie mejor que unos padres conocen a sus hijos, saben cómo actúan y lo que mejor les conviene. Podríamos decir que cada maestrillo tiene su librillo.
Como veis en esta casa no ha hecho falta dar los chupes a los reyes magos, ni a un perro, ni untarlos de nada, ni llevarlos al árbol de los chupetes que está en un parque de Torremolinos. Simplemente nos hemos aprovechado de dos situaciones propiciadas por los propios niños, en el caso de Alejandra por ese rechazo momentáneo debido al dolor de boca y en el caso de Salva haciéndole ver y que comprendiese que se quedaba sin chupe porque él lo había roto y que no lo hubiera roto si tanto lo quería. En nuestro caso, en ambos ha sido relativamente fácil, lo sé, y que no siempre es así, también lo sé, pero es nuestra experiencia y así os la cuento.
Ainsssss estas fotos con sus chupes ya no las veremos, buaaaaaaaaaaaa:
 
Besos. Inma    

miércoles, 10 de agosto de 2016

We love plumeti-plumeti coral

Buenooooo, seguimos con verano, aunque facebook ya es invernal total y a los pecadillos de Nini, Chic to Kids, Pilar Batanero y Neck&Neck se suman Eva Castro y Marta y Paula, y estoy esperando como agua de mayo lo nuevo de Mi Canesú. Esto es vicio. Pero aquí verano es lo que toca hasta octubre sí o sí. No puede decirse que sean mis mejores vacaciones hasta el momento, la limpieza general de la casa que ya está casi finiquitada y Salva que ha estado desde el viernes con la boca y la garganta llenas de llaguitas y el pobre no ha podido comer únicamente líquidos, papillas y purés, además tampoco podía hablar, no han sido las mejores opciones para los primeros días de mis vacaciones, menos mal que hoy ya se ha levantado y no le duele, qué alivio más grande porque el pobre ha estado fatal, sin ganitas de nada. Así que a partir de ahora la cosa sólo puede mejorar, así que parque, playa y feria que empieza el viernes por la noche. Además la segunda quincena de agosto recibiré la visita de personas muy especiales a los que estoy deseando volver a ver. Pero de momento, seguimos con lo nuestro.
No soy mucho de rojo, ni de azules, ni de cuadros escoceses, así que en invierno lo tengo algo complicado, pero eso no significa que no tenga cosas rojas, azules o con cuadros escoceses. Que como siempre digo, si algo me gusta y me lo puedo permitir, para casa que se viene. Todo es cuestión de flechazos, nada más.
Este vestido de plumeti rojo de Ancar es un ejemplo, aunque en mi defensa diré que no es rojo España propiamente dicho, es más bien un tono precioso entre coral y frambuesa que la foto no consigue reflejar, además ese cuello en plumeti blanco le da un toque ideal, el conjunto lo remata una braguita o cubrepañal también en plumeti blanco de un jesusito de Gocco que tenemos del año pasado y que este verano le queda aún más bonito, ya os lo enseñaré. Completamos look con lazo blanco en el pelo y merceditas de lona en rojo, que aunque no es el tono de rojo exacto, es lo que hay. Y hala a parquear se ha dicho la mar de estilosa y la mar de baratita porque el vestido me lo traje las rebajas del verano pasado por mucho menos de 20 €. Vamos que no tiene nada y lo tiene todo, empezando por un precio fantástico. 
 
 
 
Besos y a ver si consigo contaros cómo lo hemos hecho de bien en la operación "adiós chupete". Inma  

viernes, 5 de agosto de 2016

Y como el que no quiere la cosa julio se fue

Así, como el que no quiere la cosa julio se fue demasiado rápido, y con el mes se fue también mi rubia preferida, habrá que esperar a la navidad para que los primísimos se vuelvan a juntar. Agosto ya está enfilado y cuando nos queramos dar cuenta estaremos empezando el cole otra vez. Por cierto, el material de clase de Salva lo compré hace dos días y menuda clavada, mejor no pensarlo.
Con julio también terminó un curso intensivo de 6 semanas de perfeccionamiento de natación, mi boquerón lindo es todo un experto nadador y lo disfruta a tope y mira que se me ha hecho largo tirar todas las tardes de lunes a viernes a las 6 de la tarde con el calor para la piscina, esperar durante una hora, eso no lo sabe nadie, pero a él le encanta y el próximo curso ya está apuntado como extraescolar del 1 de septiembre al 30 de junio. Así que descansamos un mes y volvemos al ataque en nada.
Yo estoy ya de vacaciones desde hace una semana y reparto el tiempo entre la limpieza a fondo anual y las salidas. Fifty-fifty, que de todo requiere el cuerpo, jajajaja, un poquito de disciplina y un poquito de esparcimiento. Los primeros días de agosto la señorita ha tenido un virus de estos que da fiebre y mal cuerpo durante 24 horas y listo, además le está coincidiendo con la salida de los 4 colmillos y eso me la hacen tener más irascible de la cuenta, antes de anoche a las tres de la madrugada estábamos los cuatro sentados en el sofá haciéndole carantoñas porque menuda llantina, ya está bien y ha recuperado el apetito,  aunque parece un chupachups, sólo se le ve cabeza y caracoles, y ahora el que está reguleras es el hermano, ainsssss, esto va por toca y tiro porque me toca.
Pero volviendo a ese mes de julio que se nos fue, qué rápido pasa el tiempo y más si estás con tus seres queridos, siempre digo que la familia es lo mejor y lo más valioso que tenemos, y al final es lo único que te queda y lo único que te quita el sueño de verdad, lo demás es secundario, si todos ellos están bien, pues una también. Ha habido mañanas y tardes de parque, salidas a tapear, compras y rebajeo, cenas, almuerzos, barbacoas, helados, piscinas, pizzas, camperos, besos, peleas entre primos, pero sobre todo mucho amor con algún que otro tirón de pelos o torta furtiva que se escapan.
Helados

De shopping en CC La Cañada (Marbella)

Tardes de parque

Besos maravillosos

Más parque

Y mássssss parque

Un día quedamos todos los primos por parte de mi madre para hacer una barbacoa, echamos una tarde-noche-madrugada estupenda, empezamos por una palmera gigante para merendar, mitad chocolate-mitad loca, piscina  y luego vino el resto (hamburguesas, alitas, pinchitos, helados, cerveza, ron, etc), pero quienes lo disfrutaron de verdad fueron los niños:




Le vuelve loca el agua en todas sus versiones

En los últimos días de julio hubo una pequeña quedada con mi querida Mónica de Con Sabor a Mamá, pasó por Málaga y quedamos las dos familias para comer con los niños y maridos incluidos, of course, los llevamos a nuestra tasquita preferida donde se come rico y bien para que comiesen boquerones, pulpitos, jibia, cazón en adobo, churrascos, flamenquines, etc., y luego a la mejor heladería de Málaga. Las muchachas hicieron migas y en el parque se entretuvieron con los aspersores, juego y refresco, dos en uno, y me como a ese Mario que quedó prendado de Alejandra y sólo hacía piropearla:

Amigas forever

Qué guay los aspersores

Estudiando el terreno, y claro, la muñeca terminó en el aspersor, pobre muñeca, le está dando una mala vida, en estos momentos parece que por su cabeza ha pasado un tornado de categoría 5
Evidentemente nuestros paseos al atardecer junto al mar siguen por supuesto, eso no nos lo quita nadie, somos unos privilegiados de vivir donde vivimos, las cosas como son, de paso os doy un poquito de envidia, que te de en la cara la brisa marinera y el olor a mar es IMPAGABLE, no hay un lujo mayor y es que la playa cuando nos gusta de verdad es al anochecer :


Al-vaaaa meee (Salva ven)




Y evidentemente han aprovechado esos paseos junto al mar para cazar pokemons, y es que julio será recordado porque este juego se puso de moda entre niños y no tan niños:
Mis dos chicos son unos frikis de primera y se apuntan a todas las modas, faltaría mássssss por dios

Y como la que no quiere la cosa en julio he hecho mis primeras compras de invierno para la peque (Nini, Chic to Kids, Pilar Batanero, Neck&Neck y Tizzas) y ya tengo avistadas unas pocas para cuando lleguen a tienda sean míassssssss. Este tema da mucho que hablar, pero que cada una compre lo que quiera y cuando quiera, paso de imposiciones en este mundo, cada día más, total yo voy hacer lo que me salga del toto como siempre lo he hecho.
Y eso es todo, ya estamos en agosto, de vacaciones, pero por aquí que seguiremos dando guerra porque aún me queda bastante verano por enseñaros. Besos. Inma 

martes, 26 de julio de 2016

La habitación de la cama de forja rosa

Jajaja, parece el título de un libro de comedia románticona ambientada en la la Inglaterra victoriana, pero noooo, es la habitación de la Mari Fló.

Se va acercando la hora de pasar a Alejandra a su habitación, espero que para finales del verano. Con lo cual hemos hecho cambios, muchos cambios y nada ha resultado ser como en un principio tenía pensado. Pues en un principio pensaba poner la habitación de Alejandra en el que era el cuarto del ordenador/plancha/vestidor/trastero/detodounpoco y dejar a Salva en la suya, pero al final Salva ha pasado al cuarto del ordenador/plancha/vestidor/trastero/detodounpoco y Alejandra a la del hermano.
¿¿¿El motivo???? Pues los muebles, más bien clásicos, atemporales, decapados en blancos con glaseado en celeste plomizo, y es que veo estos muebles propios para cuando son más bebés e ideales además para una niña de cualquier edad, vamos que son más bien femeninos, pero ya no tanto para un mocito de 8 años que tiene la habitación llena de naves de star wars de lego, superheroes, orcos, guerreros del caos y marines espaciales. Con lo cual, la niña pasa a la habitación de Salva y Salva a otra habitación, mucho más sencilla, más minimalista y con otros colores más de chico mayor lejos del celeste o el blanco y con unos muebles más rectilíneos. Cuando la habitación de Salva esté lista os la enseño pues estoy a la espera de que me termine el carpintero a medida la mesita de noche/escritorio (2 en 1).
Lo que sí está listo es la habitación de la niña, hemos dejado mesita de noche, chinfonier, estanterías y armario, mesita azul de juegos y sillas blancas (es lo que hay, paso de tirar cosas nuevas), baúl de mimbre a los pies de la cama y hemos mantenido el blanco de las paredes. Hemos cambiado cortinas, lámparas, color de la biga y del pilar que han pasado de celeste a rosa, y lo mejor de todo es que hemos clavado el color de la pintura rosa de la biga y del pilar con el rosa de la cama de forja y eso que ha sido a lo loco echando pintura blanca a un resto de pintura color frambuesa que tenía del cabecero de mi habitación. Hemos puesto esa megacuki cama de forja rosa con pie de Mini Home de ECI y la hemos vestido alegremente y le hemos colocado una guirnalda de luces en el cabecero (de Sostrene Grene). Sin lugar a dudas la cama de forja rosa es la protagonista indiscutible de la habitación y es que para mis gusto estas camas de forja de colores de Mini Home son hoy por hoy las más bonitas del mercado con ese aire vintage que imprimen a cualquier espacio.


D


He intentado ser práctica y aprovechar al máximo cosas que tenía para vestir la cama de la niña, realmente siente tuve clara esta idea: sobre una colcha blanca de boutí que tenía guardada por casa y que estaba impecable pues apenas la usé he pegado una colchita tipo edredón muy bonita y alegre de animales que hizo y regaló una compi a Alejandra cuando nació y he colocado cojines fucsias, turquesa y morados aprovechando los colores de la colchita. Creo que en general ha quedado un conjunto muy alegre y resultón y nada caro, pues los cojines en tela de loneta lisos me salieron muy baratos en el ECI (4 €/unidad):
Las lámparas (de la mesita y del techo) van a juego en cuanto a colores se refiere con los de la cama, predominando el rosa, el fucsia y el morado, además la lámpara de la mesita de noche tiene también el pie de forja rosa como la cama:
Las cortinas han sido otros de los cambios, los visillos blancos de debajo se han mantenido porque eran nuevos del año pasado, pero luego he puesto encima dos hojas muy vaporosas y livianas, nada pesadas, con rayas rosas:
A los muebles (mesita, chifonier y armario) he dado un toque de color con los borlones fucsias tan llamativos, que son realmente unos servilleteros (¡¡¡OMG!!!):


Y hemos terminado la decoración colocando un par de cuadritos personalizados con su nombre y su inicial, ambos regalos de nacimiento, con la casa de muñecas a punto de cruz que bordé antes de casarme para la habitación de soltera y que estaba en el baño y que muchos años después ha vuelto a la habitación de donde salió con la llegada de Salva, un marco doble en forma de corazón, una pintura de una virgen de los años 60 de un gran maestro del arte español contemporáneo, que aunque no es infantil para nada, he querido que esté en su habitación pues es un regalo para ella, ya sabéis que pienso que tu vida es reflejo de lo que te rodea y si te rodea arte del bueno tu vida será infinitamente mejor, la decoración la completan una pequeña pieza escultórica, sus muñecas, fotos y resto de juguetes:


Eso es todo. Besos. Inma
    

miércoles, 20 de julio de 2016

Todas las estrellas del universo

Todas las estrellas del universo las tiene ella en su vestido, ella, la de los ojos negros y chispeantes llenos de luz y brillo, son dos luceros que eclipsan cualquier estrella, las cosas como son, y tras este arranque de amor maternal vamos a lo nuestro, a seguir dando ideas, sois muchas las que por privado me felicitáis por los looks y me decís que os doy muchas ideas y a la misma vez os creo necesidades, jajajaja. Lo de dar ideas está muy bien, lo de crear necesidades ya no tanto. Aún así, me encanta que os encante.
Hoy vamos otra vez con BASS 10 (ECI), firma que me ha vuelto a sorprender muy gratísimamente, tras el famoso vestido de estilo mex me he vuelto a enamorar de otro vestido de esta marca made in ECI, ahora con estrellas (por cierto, si os gusta y os cuadra la talla lo podéis encontrar con una rebaja de -60% a 15´95 €). Cada vez me gusta más lo que hace esta marca, porque todo tiene ese toque bohochic que les hace tan ideales.
Lo veo superfavorecedor, muy fresquito (algo muy, muy, muy importante aquí en el Sur), ponible, genial de precio y con un toque muy original. Lo mejor es la tela muy fresquita y preciosísima, es una especie de muselina beige con las estrellas doradas impresas, las estrellas dan la sensación como de estar pintadas sobre la tela, hacen un efecto muy chulo, y yo es que debo tener un venazo gypsy muy grande, pero veo algo dorado y lo flipo en colores, por tener tiene hasta su poquito de nido de abeja en el pechito en hilos beige, camel claro y camel oscuro y hasta unos topitos en hilos plateados y todo ello lo rematamos con un volantito justo debajo del nido de abeja.

Completamos look con lazo discreto en camel de grosgrain y con unas merceditas de lona (realmente es una especie de tela de saco) en beige de OTS y hala niña monérrima de la muerte a revolcarse al parque:

De nuevo, el único problema que veo a las firmas de moda infantil de ECI en general es que tallan enorme, qué manía con hacerlos taaaaan largos y tannnnn anchos y siempre le tengo que coger menos talla, pero bueno, todo sea eso, aún así le queda largo para mi gusto, pero este en concreto es difícil de meter el bajo por el encajito que lleva, así que el verano que viene ya le quedará mejor, quien no se consuela es porque no quiere. Por supuesto al ser un vestidín muy básico me permite combinarlo sin problemas con el hermano.
Besos. Inma