viernes, 17 de junio de 2011

Sobre graduaciones

Resulta que hoy nuestra Paula, la Tata Paula, la Tata de Salva, se gradúa de Secundaria en su cole de toda la vida desde infantil, el mismo cole al que irá Salva en septiembre y dónde no coincidirán (ainssss). Nuestra Paula en septiembre comenzará el bachillerato, y en futuro más lejano ojalá la veamos convertida en una magnífica pediatra, y ojalá este país nuestro le sepa dar las oportunidades laborales necesarias para que no se nos pierdan más generaciones perfectamente preparadas por el camino. Ojalá todo cambie en este país, cosa que dudo, primero porque nuestra clase política es una KK con mayúscula y está muy lejos de la realidad, los sindicatos ya ni hablamos, van a su "puto avío" y se representan a ellos mismos y sus intereses, una pena para los que somos de la clase obrera, y la clase empresarial, pues ya apaga y vámonos, mejor me callo lo que pienso no sea que despierte ampollas. La cosa no pinta nada bien y me da muchísima pena nuestra juventud tan preparada y tan desamparada, aunque el desamparo se extiende a todos por desgracia.


Pero a lo que íbamos, nuestra Paulita se nos gradúa hoy, y en estos momentos anda nerviosita perdida preparándolo todo para "su" tarde, así que una vez más, como en todos sus días importantes, allí estaremos todos nosotros acompañándola. Paula es hija de los vecinos de mis padres, fue una niña muy buscada y muy deseada y siempre la hemos tenido por casa. Parece que fue ayer el 8 de diciembre de 1995 cuando nació y cuando la vimos con escasas horas de vida. Desde entonces hemos cuidado de ella, hemos preparado con mimo e ilusión su bautizo, su comunión y sus cumples. Y ahora es ella con 15 años y hecha toda una mujer la que nos ayuda en los cumples de Salva, la que me presta libros como "A tres metros sobre el cielo" (lo reconozco, he leído toda la saga Moccia, espero no perder crédito entre mi público) y la que me da lecciones de moda (dónde hemos llegado). Yo soy su tata, y ahora es ella la tata de Salva y una frase muy frecuente en ella es: "Pero qué guapo es nuestro Salva ¿verdad tata?" Sí que lo es, por lo menos para nosotras dos.


Paula siempre ha estado muy unida a mí, recuerdo cuando me iba a Roma que me decía: "Tata por favor no te vayas". O los días previos a mi boda que me decía llorando: "Tata no te cases, ahora ¿quién me tocará el pelo por las noches?" Y es que resulta que la muy comodona cada noche antes de irse a la cama pasaba por casa de mis padres para que yo le tocase el pelo, y mira por dónde siempre le ha tenido cierta "cosa" que no disimulaba a Tomás, que para ella era un intruso que venía a quitarle su tata. O la tarde/noche que me puse de parto y que estaba nerviosita perdida e incapaz de estudiar pensando en que en horas vería a Salva, y allí que la teníamos al día siguiente en el hospital con un precioso ramo de tulipanes naranjas (mi flor preferida) para conocer a Salva. Nos queremos mucho y me cuenta sus cosillas, nos reimos un montón y tenemos pendiente hacer juntas un viaje a Roma, que será sólo de mujeres, porque mira por dónde dice que los italianos son los más guapos, y yo que lo reitero.



Esta es Paula con Salva en el segundo cumpleaños del mozo en marzo de 2010, evidentemente ya ha cambiado mucho y es toda una mujer.





En esta foto aparecemos las dos, es de febrero de 1999, hace más de 12 años.

En esta foto estamos las dos haciendo las payasas con unos pañuelos baturros en las cabezas que yo había traído de un viaje a Zaragoza, es marzo de 2002. En favor de los hombres de Zaragoza debo decir que son los más caballeros que me he echado a la cara, incluso más que los italianos diría yo, sólo teníamos que desplegar nuestro encanto sureño y nos ponían Zaragoza a los pies, increíble, pero cierto. Qué viaje.....



Volviendo al tema graduación, pues decir que ésta es una americanada más que se nos ha instalado definitivamente, no lo critico, para nada, es más, me gustan las graduaciones, pues creo que hay que celebrar como se merece el cierre de una etapa o el paso a otra, y a ellos les hace mucha ilusión, por ejemplo Paula y sus compis femeninas llevan semanas preparando vestidos, bolsos, tacones (¡¡¡¡¡¡¡ay por Dios mi Paula con bolso y tacones!!!!!!!! Yo no me lo pierdo), peinados y complementos con una ilusión preciosa, pues además una vez terminada la fiesta de graduación se irán todos a cenar con los profes a un hotel de la costa. Ahora tenemos fiestas de graduación hasta en la guardería y en infantil, esto me hace pensar en mis tiempos, y es que yo sólo tuve fiesta de graduación en la universidad, de esto hace 13 años, en los noventa, no hace tanto (bueno sí que hace, fue el siglo pasado). Antes no tuve fiestas de graduación simplemente porque no era la moda, como mucho una fiesta de fin de curso y a tomar viento fresco.


Así que en nuestra fiesta/paripé de graduación como licenciados en Geografía e Historia pues nos colocamos nuestros mejores vestidos y allá que lo pasamos pipa con nuestros familiares como espectadores del paripé graduativo. Os dejo unas fotos de mi graduación como licenciada en Geografía e Historia en julio de 1998:



Yo soy la de rojo, ainsss, con 24 añitos y 55 kilos, cuando me podía comer 3 y 4 dulces al día que éstos no se iban a las caderas, al culo o al michelín, lo quemaba todo, no sabía qué era pasar hambre o una dieta (bueno ahora tampoco, pero es diferente, muy diferente).


De nuevo yo, la de rojo, la que sube, aunque esta foto debía ir la primera, el vestido (mini) era en una especie de rojo que tiraba a fucsia, precioso, que aún conservo en casa de mis padres, no porque espere que algún día me quede bien, lo conservo simplemente como recuerdo de la graduación. Lo compré en una boutique que se llama "Yama"(valga la redundancia), que aún existe y tiene ropa muy exclusiva, así como los zapatos que los compré en una de las zapaterías también más caras, exclusivas y modernas de Málaga y se llama Carducci, pero claro esos eran otros tiempos donde trabajaba para mí, mis viajes y mis caprichos y no conocía Larrana entre otras cosas. Todo esto me lleva a pensar en qué tiempos aquellos de las fiestas universitarias, cuando los chicos de la Facultad de Ciencias (mayoría del genero masculino), todos ellos futuros matemáticos, biólogos, físicos y químicos (ay!! un químico) se venían a mi facultad (la de Filosofía y Letras y de mayoría femenina y que ambas facultades estaban juntas) para "confraternizar" con las futuras historiadoras, filósofas y filólogas. Ainsssss qué de recuerdos otra vez.

Bueno ya me despido, que paséis un buenísimo fin de semana, yo me voy de graduación, en una especie de "ensayo" para lo que me tocará en un futuro con el menda, pues en septiembre empieza infantil y ya me veo en fiestas de graduación en infantil, primaria, secundaria, bachilletaro, universidad, o por lo menos eso espero, lo cual significará que el niño me estudia y no me da malos ratos en ese aspecto.

Besos

Inma











6 comentarios:

Marina dijo...

Muchas felicidades para Paula! Está guapísima. Y que luche por lo que desea que al final todo se logra con un poco de esfuerzo...

Te lo dice una Ingeniera Química que está totalmente de acuerdo en que esta clase política es una KK pero KK doble... Y que bueno...sigo luchando por lo que quiero que es quedarme en mi país...espero que me dejen y no me hagan hacer las maletas como a un alto porcentaje de mis compañeros...

silvia dijo...

Pues que lo paséis muy bien, yo la única graduación que he tenido (de momento) es la de mi hermana cuando terminó medicina, ya ha llovido desde entonces!! ahh y que Paula es guapísima. Mi enhorabuena de mi parte, aunque todavia le queda mucho por hacer.besitos

Natalia dijo...

Felicitaciones para la graduada, y suerte para su nueva andadura a partir de septiembre.

Y me uno a Marina, soy Ingeniero de Caminos, y ahí estamos en el paro, y a ver si no me tengo que ir fuera a trabajar con mis dos retoños. A ver si esta situación empieza a mejorar.

Besos

Naim dijo...

Seguro que para Paula es una suerte tener una tata como tú, y seguro que para Salva es una suerte tener una tata como Paula....en las fotos se nota la felicidad. Un besito y espero que os lo paseis muy bien

Marta dijo...

Felicidades a Paula!!! esto de las tatas me encanta, yo me quedé con las ganas de una...
Y mucha suerte para el nuevo camino...que la cosa está dificil, yo tengo un amigo ingeniero y lleva dos años en paro....está apunto de irse fuera de España, pues es su única salida...una pena....
Un besazo
Marta

cristina dijo...

Felicidades, y es que en las graduaciones van de "oscar", aqui se celebran cuando acaban bachiller.

No te quejes de tu graduación, que ya tenía nivel, la mía consistió en poner la toga y hacer la foto para la orla

Bicos