miércoles, 1 de junio de 2011

De uñas

No es que me haya peleado con nadie, noooooooooo, yo creo ante todo en el poder de la palabra (en un principio), es que ya es junio y parece que por fin el verano se instala y los piececitos salen fuera definitivamente, aunque por aquí llevamos más de un mes alternando sandalias y bailarinas en los días de lluvia, que muchas veces esto parece Escocia en lugar de la capital de la Costa del Sol (¡¡exagerada eres hija!!) con la primavera que llevamos. Las sandalias de todo tipo me encantan y evidentemente tengo una gran variedad: altas, altísimas, planas, con cuñas, atadas a la pierna, al tobillo, de tirillas, con tachelas, con flores, etc., etc., etc.


Pero para lucirlas como dios manda hay que llevar los pies muy arreglados, por lo menos yo lo veo así, vamos, básicamente sin durezas, uñas muy recortaditas y muy bien pintaditas. Tampoco hay que hacer mucho más de estas tres cosas, cosas todas ellas que me hago yo solita en benefico de la economía familiar o en beneficio del armario del nene (no sé muy bien aún en beneficio de qué). Así que premisa fundamental para llevar los pies fuera es tener las uñas pintadas, es curioso pero nunca me pinto las uñas de las manos salvo para determinadas ocasiones, sin embargo las uñas de los pies deben estar perfectas y además suelo fijarme mucho en ello en otras mujeres. Hoy sin ir más lejos en el bus de vuelta a casa venía una chica con las uñas de los pies pintadas al estilo manicura francesa, y yo venía rebinando para mis adentros que menuda paciencia pintar esa línea tan finita en las uñas de los pies, yo no sería capaz, mejor un brochazo uniforme de un sólo color y andando, nunca mejor dicho.


Desde hace años empleo básicamente dos colores para pintarme las uñas de los pies (se lleven o no, me gustan y eso es suficiente): el marrón chocolate y el rojo pasión (o sangre, o rojo España), vamos cero discreción, y siguiendo en esa línea tan "discreta" hace unos días me compré estos dos botecitos de la marca ESSENCE a 1´49 € la unidad, en las perfumerías Primor (si en Málaga hay algo además de especuladores, parados y bares para tapear, eso son perfumerías Primor, casi una en cada esquina, aunque la verdad es que sus precios no tienen competencia ni en perfumería ni en cosmética de primeras marcas):



Uno es fucsia y el otro así como color cemento, mezcla de obra, piedra, topo o cola-cao descolorido. La verdad es que esta marca ESSENCE es muy, muy, muy barata y en Málaga sólo la he encontrado en Perfumerías Primor, con una variedad de colores a la última en lacas de uñas, coloretes, polvos, sombras, gloss, etc., y lo mejor como he dicho es el precio, p. e. los gloss me salen a 2´39 € cada uno (baratos ¿verdad?) y los vengo usando desde hace bastante tiempo, así que por ese precio quién no tiene también un amplio surtido de brillos labiales. Además el hecho de comprarlos en una cadena de perfumerías donde se venden primeras marcas ya te ofrece más garantias que traerse una laca de uñas de los chinos, donde hay incluso leyendas urbanas que dicen que la coméstica comprada en los chinos y demás tiendas de este tipo provoca como mínimo alergias y hasta cáncer, y esto es cierto que lo he oído.


Además no hace mucho leí el post de una chica que decía que le duraban más las lacas de uñas del Mercadona que las de Dior o Chanel (no recuerdo bien la marca, pero era una de las dos), así que siguiendo en esa proporción estas dos pinturitas me tienen que durar todavía más al ser más baratas que las del Mercadona, si es que la relación precio/duración se cumple correctamente: a menor precio/mayor duración, vamos que me las pinto ahora y estarán impecables hasta octubre, y de paso miro por la economía familiar y por mi salud. ¿Se puede pedir mássssssssssssss? Pues bien, estos dos colores se han unido a estos otros más antiguos:





Marrón chocolate (marca La Gaviota-kaka-desconocida = comprado en unos chinos hace la tira pero que dura y dura) y el bronce también de ESSENCE comprado el verano pasado. Ainssssss que ahora me doy cuenta que no he colgado la foto del "pintauñas" rojo, pero es el rojo clásico de toda la vida, como diría una amiga el "rojo pilingui", pero que a mí me gusta.


Como os decía al principio yo misma me arreglo los pies, con un "equipo de trabajo" muy básico pero que a mí me da muy buenos resultados, es toda una pedicura "low cost" para los tiempos que corren:

Este equipo de trabajo se compone de raspador de durezas (que me paso cada X tiempo, pero sin autolesionarme como mi querida Patricia, que me reí cuando lo leí, que la tuvo coja varios días, HAY QUE HACERLO CON CUIDADO, con determinación, pero con cuidado, pensad que casi todas tenemos niños chicos muy activos que nos tienen en una pura carrera cada tarde en el parque y tenemos que estar físicamente bien para aguantar el ritmo de los nenes) y vaselina hidratante con la que me embadurno con alegría y sin escatimar los pies tras pasarme el raspador. Además esta misma vaselina hidratante es la que me pongo en manos y codos y es muy efectiva (es la del Mercadona).
Algunos consejillos para practicar una pedicura "low cost" de forma efectiva para tener unos resultados casi profesionales: antes de pasar el raspador tengo los pies en remojo un buen rato en agua muy caliente con jabón (eso creo que ya lo sabéis), después para que la vaselina me absorba mejor suelo ponerme durante un rato (o toda la noche, depende del calor) unos calcetines gorditos. Y si no queréis que los pies os bailen dentro de los zapatos, y tener así más posibilidades de sufrir un pequeño accidente por la vaselina, untar ésta un rato antes de salir o por las noches.
Uffff, vaya rollo os he metido, y eso que pensaba hacer una entrada corta hoy.
Besos.
Inma


5 comentarios:

Susana dijo...

niña dame tu tfno que te pido cita para que me hagas los pies a mi jajaja
Yo cero patatero en los pies... ni pedicura ni pintar ni nada... pero chica despues de leer tu post voy a llamar a la chica que me hace la porcelana y que me haga los pies... no vaya a ser que nos conozcamos este verano y no quieras saludarme por fijarte en la dejadez de mis pies jajaja un beso guapa desde leon

El Recreo dijo...

A mi los esmaltes de uñas me rechiflan,tengo un montón.También soy muy apañada y me suelo hacer yo la manicura y pedicura,siempre llevo las uñas pintadas en las manos y en los pies en verano,vamos que hoy tu entrada me ha encantado.Besos desde Gijón.

Ana Belén dijo...

ME ha gustao éso de la "pedicura expres". A mi también me encanta los pies bien cuidaditos y sobre todo como a ti, las uñas siempre pintadas.Yo utilizo esmaltes de Mercadona, antes de otras marcas carísimas que como bien dices más quisieran, pero ojo que cuando vea una de ésas Primor de las que hablas me agencio unos cuantos (pensaré en ti), no me acuerdo otra cosa que recomendaste de éstas perfumerias que me pareció tb muy interesante...ay que memoria la mía.Yo suelo utilizar la crema exfoliante de cuerpo también en los pies y luego aplico una hidratante ( ahora he descubierto una de argán de mercadona que me va genial y tiene un olor muy agradable)...Inma y luego dices que te enrollas...bueno te dejo que me voy a leer tu entrada anterior...BSS.

cristina dijo...

Pero que apañadita me eres, yo de pedicura nada de na, esmalte en las uñas y listo y como no de Mercadona, que tendrán las cremas de mercadona?? baratas son, pero todas las marcas blancas son similares en precio y no tienen el mismo éxito.

Epesse dijo...

Mira, otra como yo. No me pinto jamás las uñas de las manos, entre otras cosas porque las tengo muy blandas (uñas de gominola total) y se me salta el esmalte en cero coma. Pero procuro llevar siempre las de los pies arregladas. Invierno y verano. Y yo si tengo paciencia para hacerme la manicura francesa en los pies, aunque también me encantan los esmaltes cantosos (azul turquesa, morado, dorado...) que combino según vaya vestida. Y es que tienes razón: no hay nada más horroroso que unas sandalias de las que asoman unos dedos como percebes con las uñas rotas, largas o amarillentas... ¿y esos dedos pelúos? Si no cuesta tanto.