viernes, 10 de junio de 2011

Mismo look madre e hijo (II)

Vaya tardecita de calor nos está haciendo, así de sopetón nos encontramos con un terralazado tremendo, después de la primavera tan suave y casi del norte que estábamos teniendo, lo cual tampoco era normal por estos andurriales en estas fechas. Acabo de llegar del Mercadona de hacer la compra y venía buscando la sombra como las locas y lo peor de todo es que este calorazo ya no tiene retorno y es lo que nos toca en los próximos tres meses como mínimo. Con deciros que tengo un cordel lleno de ropa que recoger en todo el soletón y creo que va a esperar unas horas cuando sea más humano asomar la nariz por la ventana, aún a riesgo de que el sol se coma los colores de la ropa, así que correremos el riesgo.

Por otro lado resulta que Salva, mi Salva, se come las uñas, sí, sí, se las come, empezó siendo algo espontáneo, pero de unas semanas a esta parte es más frecuente, le miro las uñas y muchas las tiene ya recomidas, y eso que le recriminamos y le sacamos las manos de la boca cuando lo vemos, pero nada, es más, muchas veces coge mi mano e intenta moderme las uñas a mí también. Vamos que se le va la pinza. ¿Conocéis algún remedio efectivo que no sea muy bruto (traumático) del tipo untarle las uñas de algo amargo, picante o de un color llamativo? Y la verdad es que no sé a quién se lo ha podido ver, porque en la familia nadie se las come, o más bien es genético o predisposición a esa manía, pues yo misma me las comía, pero de eso hace ya más de veinte años, o mi hermano pequeño que también se las come (éste cualquier día se come un dedo), pero resulta que mi hermano pequeño vive en Barcelona, y tío y sobrino no se ven con tanta frecuencia como para haberlo aprendido de mi hermano. Espero que de regañarle una y otra vez se me aburra y desista en su empeño de comérselas (cosa que dudo partiendo de la base de que tiene una acusada personalidad que le viene de casta) o por el contrario aproveche cualquier momento mío de despiste y se las zampe.

Y sigueindo con lo mío, hoy os muestro otro "look similar madre e hijo", ya que a falta de un/a niño/a al que poder conjuntar con Salva, pues lo hago yo. Hoy partimos de un pantalón vaquero, una camisa/blusa blanca y unos pepitos de lona/sandalias rojos.


Este sería el modelito de Salva con pantalón corto vaquero (Zara) y tirantes, camisa blanca y pepitos de lona rojos, look que por otra parte ya conocéis. Mientras que el mío puede ser cualquiera de estos tres, partiendo del mismo pantalón vaquero pitillo al tobillo y de las mismas sandalias rojas cogidas al tobillo también:

Aquí con blusón blanco de tela perforada, mangas francesas, cuello mao y volantitos en el pecho de Zendra, esto sería para más entretiempo, ya es imposible, y mucho menos en una tarde como esta.




Mismo pantalón y mismas sandalias rojas con un poquito de tacón, combinados con blusa blanca de tirantillas toda realizada en tira bordada (también de Zendra).




Y por último con esta blusa blanca con todo el cuello perforado y que compre en una tienda del barrio por 6 €. Las sandalias son de hace cuatro veranos (Mary Paz), están un poco curradas, pero me encantan y me las sigo poniendo mucho, aunque también sirven para ello estas otras (también de Mary Paz) de esta temporada y que ya conocéis:





Buenos chicas (y chicos) os dejo en esta calurisísima tarde, espero que paséis un buen fin de semana, yo por lo menos pienso tenerlo perfecto.


Un beso.


Inma


6 comentarios:

Susana dijo...

bueno guapa.. entre maleta y maleta he sacado tiempo para leer mis blog preferidos... yo nunca me he planteado lo de la maleta pero te voy a decir que no descarto la idea... cuando baje un poco... por que ahora no tengo animo de comprar con todos estos kilos jajaja
Bueno pasa buena semana....yo si puedo ya te ire contando... un beso desde leon

Natalia dijo...

Pues está perfecta cualquiera de las 3 combinaciones que has puesto. Ya nos enseñarás lo guapetones que estáis!!

Epesse dijo...

Ay, que ya estamos en la playa.... por lo menos, yo. El fin de semana perfecto va a ser haciendo fotosíntesis ;)
Por cierto, lo de que tu Salva se muerda las uñas no es aprendido, sino que es característico de personas nerviosas. Yo no me muerdo las uñas, pero me muerdo los labios y la lengua. Curiosamente, lo hago sobre todo cuando leo y la lectura es absorbente. Ni me doy cuenta hasta que la tengo liada parda en la boca. Cualquiera aguanta el Listerine después :(

c dijo...

me gusta vuestro look. con respecto a lo de las uñas que te digo, mi niña con año y pico se las come. he mos optado por no decirle nada a ver si se le pasa la manía.

por cierto cual es el vestido verde agua de larrana? creía que era el que puse ayer?
besitos
carmen

MARIA dijo...

Anda Inma pues no te queda nada. Mi hijo se come las uñas desde pequeño ahora tiene 6 años, lo hemos probado todo el líquido de la farmacia, guindillas directamente untadas, incluso mezclamos el líquido con las guindillas y todo ha sido un fracaso, el sigue comiéndolelas en fin ya me he resignado. Pero tengo la pequeña de 3 años que ya está iniciándose supongo que de verlo. Nuestro caso es igual mi marido y yo nos las comíamos pero hace ya más de veinte años que no, así que será genético jajajaj. Besos y buen fin de semana.

cristina dijo...

Veo que te ha gustado la idea mismo look mama-niño, a mi me parece fenomenal, y respecto a la uñas, paciencia, no conozco ningún remedio eficaz.