domingo, 6 de febrero de 2011

Nuestra guerra particular

Nuestra "guerra" particular (de los tres que vivimos en este casa) es con los leotardos, os cuento, a mí me encanta llevar al niño en pantalones cortos, evidentemente en invierno hay que ponerle leotardos (por muy cálido que aquí sea el invierno), porque de lo contrario pobre mío. Bien, cuando el niño me ve llegar con los leotardos en la mano para ponérselos empieza a cambiarle la cara, a recular hacia atrás y a decirme "¡Ay, noooooo pupaaaaaaaaaaa!", a la vez que comienza a darse tirones, supongo que le picarán, y eso que procuro que sus leotardos sean CÓNDOR o GOCCO que son muy suavitos.
A la misma vez, yo, en mis más profundos pensamientos me digo en silencio para que no me oiga el padre del niño "yo tampoco me los pondría ni loca, no soporto leotardos, medias o algo parecido si no es estrictamente necesario, pues a mí me pica todo también". Pero después sale mi otro yo que le dice al niño en voz alta: "te aguantas guapo, mira todas la niñas que van por el mundo con leotardos y no se quejan, así que eso es lo que hay, te guste o no". La verdad es que no sé porque le digo "mira todas las niñas" y no generalizo más, supongo que es por el hecho de que en muchas ocasiones la ropa y el calzado de las mujeres es más incómodo que el de los hombres, supongo que serán cosas del subconsciente que afloran, digo yo.
Y ahora es cuando entra el "padre salvador" en acción (que no se llama Salvador, pero es el padre de Salvador), en defensa del afligido niño: "no se los ponga, no ves al pobre que no los quiere, ponle un chándal o un vaquero, Inma por Dios, que vamos al parque".
Y para terminar de arreglar el asunto, os dejo un comentario de mi padre (pápa, te quiero) que me hace casi a diario al respecto del tema pantalones cortos/leotardos: "al niño me lo vistes de hombre, no le vayas a poner leotardos y pantalones cortos que eso es de ............", efectivamente, lo que pensáis, pero en diminutivo, que conste.
Total que con esas andamos día sí, día también, y esta misma conversación la hemos tenido esta mañana a la hora de vestir al niño antes de salir a tomar el sol y las tapitas. Supongo que la cosa irá a peor el año que viene cuando el niño sea más grande y sea imposible ponerle "cierto" tipo de ropas, pero mientras tanto.....
En la imagen del principio aparece la colección de leotardos de Salva para este A/W 2010-2011. ¿Tenéis vosotros/as la misma "guerra" que yo? Besos.
Inma

9 comentarios:

Piperwyat dijo...

Si te sirve de consuelo yo tengo una niña y también me protesta para ponerse los leotardos... El caso es que una vez puestos está super feliz con ellos pero para ponerselos me monta un circo de tres pistas (por lo menos!)
Besiños

silvia, pablo y celia dijo...

Pues celia encantada de que le ponga leotardos, vestidos, zapatos y demás, jaja, es presumida empedernida, pero la guerra la tengo y la he tenido siempre con su padre, si por ellos fuera, los niñ@s irian siempre de chandal y vaqueros, que le vamos a hacer "hombres", jaja

Ana Belén dijo...

Qué bueno Inma lo de los leotardos, al ver la foto me ha recordado mucho a la colección de Anabel.Mi peque no protesta porque pica, protesta porque está en la étapa de que ella quiere hacerlo todo sola y más concretamente se quiere vestir solita, siempre dice:
"no,mamá, Anabel sola" pues bién, se pone sus braguitas, ay! qué graciosa...pero claro cuando llega el momento leotardo, se cabrea un montón pues evidentemente la pobre, no puede y es entonces cuando me dice:" mamá, ésto no busta,dame cacetines"...a mi me hace mucha gracia, parece que a ella no.
Me encanta que vistas a Salva así, hazlo mientras puedas.Me hace gracia que tengas dos tonos de leotardos en camel, qué detallista.
Te contaría más cosas pero creo que éste comentario se alargaría mucho más y no es plan,¿no?
Un besazo ENORME!

c dijo...

que gracia! mi nino tambien protestaba y llegó el momento que ganó la batalla. El padre era de la misma opinión que tu marido, supongo que serán los genes masculinos, saludos, carmen

MOSCHINO HIPPY CHIP dijo...

hola! tu sigue insistiendo mientras puedas... por mi marido no irían tan arregladas, él como las tenga q vestir se desespera con la ropa q les tengo, un solo vaquero para cada una, además mi hija mayor se desvive por los vestidos, leotardos, zapatos, lazos... tienes q ir a x la niña, Inma!! besetes

aldapa dijo...

El sábado en un parque me preguntaban unas desconocidas si mi bebé era niño o niña "ah, ¿niño? es que como lleva leotardos". A ver señoras, que el bebé va de celeste, con pelele celeste y leotardos idem. ¿Dónde está la duda? Claro, sus niños iban tan bien vestidos que no me extraña que hicieran burla del mío. Y ahora en cuanto empiece a mejorar el tiempo ya sé lo que toca "¿el niño no tiene frío en las rodillas al aire?" Así que nada, nos compraremos unos cuantos petos vaqueros y así todos contentos. ¡Qué cruz!

Elvira dijo...

A mi me encantan los niños con leotardos y aquí con el frio que hace ya no me lo imagino de otra manera. Yelco no se queja pero patalea, jeje, pero bueno , van como que si.
Un besito para los dos

c dijo...

hola inma, soy carmen. acabo de ler tu comentario en mi blog sobre monigotes.fuimos a malaga sin pensarlo despues de comer.la proxima vez te pido consejo sobre tiendecitas. me pae por cubete pero estaba cerrado.un besito,carmen

Naim dijo...

jejejeeje, eso nos pasa a todas...jajaja. yo por aquí tengo la misma guerra, jajajaja, tu padre te dice eso, pero es que mi hermano empieza a decirme que si voy a traumatizar al guaje (niño), que si va acabar trabajando en Telecinco, con Jorge Javier, que si hay que comprarle unos playeros, en fin....yo paso de todo el mundo, pero en el fondo ya entraron todos por el aro y flipan con cada ropita del niño, jejejjej,