miércoles, 26 de septiembre de 2012

A Ikea porque sí

Hay algún motivo de peso en la mayoría de los casos para ir a Ikea? Yo creo que no, que normalmente vamos a Ikea como el que va al parque, o por lo menos ese es mi caso y claro, pienso que todo el mundo va igual. Pero es que yo voy a Ikea a relajarme además, como así hice ayer, ya que el comienzo del "curso" está siendo muy estresante y mis niveles de estrés andan ya por las nubes, a lo que se suma que últimamente veo por todos los blogs Ikea, más Ikea e Ikea hasta en la sopa y en el buzón, así que las ganas de darme un voltio ya eran irrefrenables. 
Ayer martes los astros se debieron alinear para que todo cuadrase de mi parte y poder escaparme a Ikea tras la salida del trabajo, además tenía ropa y zapatos cómodos, cosa que no siempre es así, y ya se sabe que a Ikea hay que ir ante todo cómodos, es la regla número uno para que la excursión salga bien. Así que yo solita, que es como mejor voy a Ikea, decidí darme unas horitas para mí y a la salida del curro cogí mi bus y allí que me planté, como he dicho solita, sin marido, niño, amiga, madre o perrito que me ladre, a mi aire.
Realmente no tenía necesidad de compar nada, si acaso un par de "chuminás", iba principalmente a revolver, a disfrutar de mi momento sola en uno de los sitios mejor pensados del mundo: Ikea (ainssss que yo diga esto, bueno los museos también cuentan). Pero primero había que comer y evidentemente fue un famoso perrito caliente con refresco por 1´50 € y un helado con kit-kat y después al ataquerrrrrr. Qué gozada de verdad, pasear tranquilamente porque además era mediodía y el establecimiento estaba totalmente tranquilo, verlo, tocarlo, mirarlo, soltarlo, volver a coger absolutamente todo. Ratifico lo que dice una de mis bloggers preferidas: a mí también me encanta Ikea y viviría en Ikea.
Estoy segura que muchas me entendéis, verdad? Aunque otras tantas pensaréis que estoy loca de atar, pero lo necesitaba y ni siquiera llamé a mis chicos para ver que tal estaban sin mí. Dos horas y media que me supieron a gloria, porque mis dos últimas visitas a Ikea fueron tan fugaces que ni un rayo, en una con el marido y el niño protestando a dúo que ni os cuento y en otra con mi madre a pocos días de la navidad con Ikea a rebosar y mi madre con prisas encima (máma guapa a Ikea se va sin prisas, regla número dos).
Y ahora las compritas, aunque me quedé con las ganas de traerme unos salvamanteles, pero los que había no me convencían y eran muy caros ya que necesito por lo menos 10 para la navidad, tendré que mirar por otro lado. Para la cocina me traje una bandeja de plástico duro ya que mi bandeja anterior era de pasta (moníiiiiiisima) y se me cayó y claro se partió, con lo cual estaba sin bandeja, en honor a  la verdad tengo otra pero con la base de cristal y no es muy práctica que se diga, es más bien un adorno de mi cocina rústica, así que ésta de plástico duro no creo que se parta así como así, antes me parto yo, un escurridor de cubiertos de acero inoxidable para cuando no ponemos el lavavajillas y unas varillas de batir que las que tenía les hacía falta un cambio urgente:
Para la casa me traje una pantalla "china" para cambiar la del mirador que le hace falta, un portavelas y una vela, pues ya sabéis de mi afición   por estas cosas, es pasar por la sección de velas de Ikea y me vuelvo loca, qué ganas de moderlas todas me entran, además mi niño ya ha estrenado el portavelas como vaso para beber agua, y a ver quién era el guapo que le decía que eso no era un vaso:
Para detrás de la puerta de la habitación de Salva me traje esta cosa para meter los zapatos dentro, y es que yo, la ordenada, tengo dispersos por la habitación del niño los zapatos de más uso:
Y por último, para nuestros estómagos me traje el lote completo para hacer las típicas albóndigas suecas, que serán una porquería pero qué ricas están, nos encanta y hoy ha sido nuestra comida:
Eso es todo, os gusta Ikea tanto como a mí?????
Besos y bienvenida Aitziher Aristizabal.
Inma

10 comentarios:

Paloma dijo...

Me encanta Ikea...... me pasaría días allí ajajaj además es todo tan acogedor............ además tienen cosas super prácticas...

Paloma dijo...

Me encanta Ikea........:) y todo es super practico...

los peques dijo...

jiji yo tengo la suerte o la desgracia de que en Valencia incomprensiblemente no hay ikea!!!!! y eso me salva pero cd voy a Madrid......entonces sí me desfogo....te entiendo,......yo tb soy trastera y ke????? gracias por preguntar x martina...está muy bien....ah!!! y a la proxima los salvamanteles....

Silvia FONS MURILLO dijo...

La pena es que yo lo tengo muyyy lejos que si no.... esa pantalla la tengo yo en el piso de la playa, queda monisima. Besos

Lbh fashionahdas dijo...

Me encanta encontrar mamas blogger por malaga...me encanta IKEA y a mis peques mas...besos laura
fashionhadas.blogspot.com

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Pero cuantas cosas tenemos en común Inma, no te falta nada más tener un niña. Aquí en Madrid la verdad tenemos la suerte de tener varios y uno de ellos le tengo cerca por lo que son muchas las tardes que nos escapamos los 4 pues siempre tenemos algo que mirar, si no es para nosotros es para las abuelas. Primera parada comprar el perrito caliente al niño y el helado a la niña, que al final no se lo termina y la que se lo acaba soy yo. Y después del tourne cafecito mi mari y yo y mientras los niños jugando en el kiosko de juegos al efecto. En fin que como bien resumes "en IKEA todo está bien pensado" y tanto...
Besos guapa.

Natalia dijo...

jajaja qué bien lo has descrito, yo también viviría en ikea, me encanta ir y sin ningún motivo!!está todo pensadisimo y hace que sea muy agradable. besos

Marian dijo...

A mi también me encanta Ikea, y las albóndigas, jejeje , donde yo vivo no hay y aprovechamos cuando vamos a Madrid para ir a comprar y siempre picamos.

Opiniones incorrectas dijo...

Yo también voy porque sí y siempre compro plantas y velas xD

Jirafa dijo...

No sé si tanto, pero me gusta, ja ja.
Por cierto, tengo un escurridor igualito, es de Ikea? ja ja
Besos