jueves, 21 de julio de 2011

Hoy hace nueve años (otra fecha para recordar)

Hoy 21 de julio hace nueve años que el padre de Salvador y yo nos conocimos, era el 21 de julio de 2002 y el destino nos tenía reservada una grandísima sorpresa, fue por casualidad, pues esa noche nuestros planes eran otros, pero el destino es el destino y éste quiso que nos cruzásemos mientras sonaba la canción del verano (de ese verano): "Tre parole" de Valeria Rossi. Durante cinco días me buscó (hasta debajo de las piedras, como en la canción) y el 26 de julio de 2002 comenzamos a salir, el 18 de agosto de 2002 me pidió que me casase con él en plena feria de Málaga compartiendo un calimocho de litro (¿sería cosa del vino? ¿o del calor? ¿o de las dos cosas a la vez que afectan a la cordura?) y el 24 de diciembre también de 2002 en plena cena de Nochebuena se sacó un anillo y pidió mi mano a mi padre (ohhhhhhhhh!!!!!!!! qué bonito!!!!!!!!!).










Aquí estamos el "marío" y yo pocos meses antes de casarnos en una comunión (finales de abril de 2004):






Ese idilio que comenzó tal día como hoy culminó en boda un precioso y primaveral día del otoño malagueño, veintiocho meses después, el 20 de noviembre de 2004 (¿hay alguna estación más romántica que el otoño?):







Y ya la guinda al pastel la puso nuestro hijo SALVADOR, que tardó en llegar, pero llegó un 12 de marzo de 2008 (la foto es de junio del año pasado, pero como me encanta la pongo), el cual ha heredado lo mejor de cada casa, el físico y los ojos verdes de su padre y el carácter y la "chulería" de su madre (o bueno la personalidad arrolladora, jajaja):


De Tomás (el Tomi, el Tomate o Tomashi) puedo decir que es muy, muy gracioso, es la persona con la que más me he reído y me río en mi vida, todos los días me viene con algún chiste nuevo, que me tiene que repetir y explicar porque yo nunca los cojo a la primera. Somos totalmente diferentes (pero totalmente, totalmente), mientras yo soy la mandona, la peleona y la chillona él es el conciliador, yo la nerviosa y la "mosca cojonera" y él el tranquilo, yo la arisca y él el sentimental, somos políticamente, futbolísticamente, cinematográficamente, musicalmente y hasta religiosamente diferentes, pero nos queremos un montón y es lo que cuenta.
En estos nueve años, y por este orden, nos hemos enamorado (desde el minuto uno), conocido después (como se deben hacer las cosas, es decir, primero el flechazo y después todo lo demás), hemos hecho planes de futuro (y los que nos quedan aún), nos hemos hipotecado, hemos reformado juntos una casa (madre mía qué de peleas durantes las reformas, porque yo ordenaba y disponía una cosa y él hacía otra), hemos planeado una boda (aunque aquí yo dispuse más), nos hemos casado, hemos viajado mucho (pero mucho, mucho), hemos reído y llorado juntos, peleado, reconciliado, pero sobre todo hemos sido padres. Gracias a él he descubierto las múltiples posibilidades del arroz y él gracias a mí ha descubierto la aventura de viajar, le he metido en el cuerpo el gusanillo de viajar, así que voy a resumir nueve años de viajes que comenzaron en enero de 2003 con un viaje regalo de cumpleaños a Estambul:



Aquí en París durante nuestra luna de miel, que nos tuvo dos semanas en Londres y París, este viaje lo elegió él y mejor no pudo ser, fantástico, precioso, perfecto, donde en 14 días de viaje sólo nos llovió dos, aunque hizo frío, pero para nosotros acostumbrados al calor, el que hiciese frío resultaba hasta "exótico". Llegamos molidos de andar de nuestra luna de miel pero para nosotros fue irrepetible y única. Cuando Salva sea un poco más grande queremos repetir con él este viaje a Londres y París, hasta iremos a los mismos hoteles.





Aquí en Londres, en el viaje de novios otra vez, estamos en la cafetería de la Waterloo Station esperando el Eurostar que nos llevaría de Londres a París, un trayecto que recomiendo, es único y precioso y te subes en el centro de Londres y te deja en el centro de París (o al revés), esta foto debería de haber ido la primera porque el primer destino del viaje de novios fue Londres.






Nueve meses después de la boda, en agosto de 2005 nos fuimos casi todo el mes de agosto de ruta por los Países Bajos , otro viaje precioso que nos llevó por Brujas, Amsterdam, Bruselas, La Haya y Delf entre otros lugares, aquí en concreto estamos en la Plaza Markt de Brujas, ciudad preciosa y perfecta para ir con niños, es de cuento, y Tomás dice que es donde piensa retirarse algún día, es su ciudad preferida.





Este es el mismo viaje de agosto de 2005 por los Países Bajos, pero ahora estamos en la Plaza Dam de Amsterdam, otra maravilla de ciudad desde todos los puntos de vista y a la que pienso volver con mi enano para pasearlo en bici por los canales.








De nuevo agosto de 2005 y mismo viaje pero ahora en Bruselas, en concreto estamos arriba del Sacre Coeur de Bruselas.











Ya ha pasado un año y es agosto de 2006 donde nos fuimos de tour por Viena, Budapest, Brno, Bratislava y Praga, otra preciosidad de viaje que hicimos junto a Sergio y Rosi, unos amigos que también nos acompañaron a los Países Bajos el año anterior. Ahora estamos delante del Palacio Real de Budapest, otra maravilla arquitectónica por donde Sisí se paseó.















Y aquí mismo viaje en agosto de 2006 pero ahora en Praga, en concreto en el Puente de Carlos, a mí Praga me encantó, me resultó una maravilla de ciudad.







Aquí otra vez en Praga, delante de la Catedral de San Vito, preciosa catedral gótica (cómo me gusta el gótico madre mía, es mi estilo arquitectónico preferido, y el barroco también ¿eh?), desde nuestra cama del hotel de Praga se veía por las noches la catedral de San Vito iluminada, una preciosidad y unas vistas que no tienen precio.






Y aquí estamos en agosto de 2007 en Roma, en la Fontana de Trevi, ya estoy embarazada de Salvador, así que nos acompañaba, yo tenía muchas ganas de que Tomás conociese mi Roma y nos buscamos un tour por las principales ciudades italianas, estuvimos además de en Roma, en Florencia, Pisa, Siena, Padua y Venecia, otro viaje inolvidable, por las circunstancias y porque además conocimos a la tita Silvia allí, en Roma, y es que esta ciudad siempre me tiene alguna sorpresa bonita reservada, por algo será mi lugar preferido en el mundo. Para las que no lo sepáis conocimos a Silvia, a Esther y Vero en Roma, estuvimos todo el viaje juntos, cuando nació Salva unos meses después Silvia y Vero vinieron a conocerlo, y Silvia además conoció a mi hermano y se enmoraron y se fueron a vivir juntos.





Tras el nacimiento de Salva nuestros viajes han sido más cortos y siempre con él (Barcelona, Madrid, Costa Brava, Granada o Sevilla), pero para este otoño me hago una escapada fijo, estoy pensando en Berlín, que ya conozco, pero el "marío" no y además hace tanto tiempo que estuve allí que seguro ha cambiado mucho, teniendo en cuenta además la oferta cultural que supone Berlín, que después de Roma es mi otra ciudad preferida.





Un par de apreciaciones, os habréis dado cuenta que Tomás y yo somos un poco "empalagosos", aparecemos en casi todas las fotos agarrados, de la misma postura, lo siento. La otra apreciación es que dándome una vuelta por los blogs de las "profesionales" me he dado cuenta que muchas de éstas recorren Londres, París o Roma (por poner unos ejmplos, puede ser también Albacete) entaconadas, de verdad que yo no entiendo cómo se puede hacer turismo subida en unos tacones, o no andan mucho o se los ponen sólo para las fotos, porque no lo entiendo, porque si no es así debe ser un horror, sólo de pensarlo me duelen los pies. Mientras escribo esto, y ya termino, me estoy acordando de una chica que vi en Roma en el tristemente famoso mes de septiembre de 2001, estando en Roma llevé a mi prima a que viese El Vaticano, subimos hasta arriba, quien haya subido sabrá lo que cuesta subir esa cúpula, pues bien, había una chica monísima, altísima, delgadísima, creo que alemana u holandesa por las pintas, con unos taconazos de infarto, más de 13 cms. seguro, eran unas sandalias atadas hasta la rodilla por un cordoncillo finísimo y el pie estaba sostenido por otras dos tiras finísimas que se le clavaban en la carne, pues allí estaba ella, en "to" lo alto de la cúpula del Vaticano, aquello me impactó, porque aún hoy no me explico cómo esa chiquilla pudo subir con esas sandalias de tacones hasta ahí arriba, igual era una promesa "mu" gorda, igual.....


Besos




Inma




















9 comentarios:

La calila Azul dijo...

Preciosa historia y precioso reportaje.
En cuanto al tema tacones para visitar..... o hacer turismo, estoy totalmente de acuerdo... yo hago eso y seguro que me amputan los pies... con las manoletinas tan monas que hay, para ir divina de la muertee...jajajaj
BESOS.

Marina dijo...

Felicidades por todos esos años! Qué envidia sana da veros! Y que sigan muchos más que es lo bonito de tener una pareja el poder compartir, tanto lo bueno como lo malo...

Bsts
http://caminodelapreparacion.blogspot.com/

silvia dijo...

Pues muchas felicidades!!!!! estás guapísima en la foto de boda!!!!

MOSCHINO HIPPY CHIP dijo...

enhorabuena!!! un año mas y otro y otro y muchos mas.... eso es lo q importa, y que lo sigais pasando tan bien viajando! saludos

Susana dijo...

Hay prince k guapa estas en las fotos...(vaya curso de Photoshop que te has marcado jjjjj )
Felicidades al mario por aguantarte jjjj y gracias por compartir estos momentos con nosotras
Lo mejor de aquel día es saber k tienes un magnifico compañero de viaje a tu lado y que encima te hace niños guapísimos jjjj
Un beso desde leon

sulenny dijo...

felicidades por todos esos años de amor y de felicidad...y las fotos tu viajes no pueden estar mas bonito..
un beso

cristina dijo...

Menudo reportaje... y cuantas cosas para contar y no olvidar, felicidades y que siga todo igual. El vestido de novia precioso, tienes que colgar alguna foto en el que se vea completo.

El Atelier de Teté dijo...

Felicidades por el aniversario.... y que casualidad yo también me casé en noviembre de 2004. Creo que es muy romantico casarse en otoño. Me alegra que seais tan felices.
Un Beso.
Teté

Natalia dijo...

Hija, parecéis Willy Fog, jajajaja...
En serio, muchísimas felicidades a los dos, que sigáis así muchos años. Yo este verano hace 15 años que conocí a mi marido, y el 7 de septiembre 15 que empezamos a salir.

Besos