lunes, 24 de octubre de 2016

La ranita de las ranitas es de Eva Maseda

A ver, no sé por dónde empezar, hay veces en las que no soy para nada objetiva, lo siento, pecaré de vanidosa, pero es así. El pasado viernes 14 de octubre mi hermano JM celebró su cumpleaños y tocaba ponerse guapos para el tito porque 39 años no se cumplen todos los días.
Pensé en varios modelines para la chavalina, pero estábamos en esa época del año tan imprecisa y jodida por aquí abajo en la que ir de verano ya no pegaba y si vas muy de invierno te pasas y te asas. Así que me dije, hoy es un día estupendo para estrenar la blusa y la ranita liberty de EVA MASEDA, esa pequeña obra de arte que nos aguardaba impaciente en el armario, ya que por el tiempo venía perfecta para lucirla sin rebeca ni abrigo que le resten protagonismo y además qué mejor ocasión que una celebración familiar para ello y en una zona muy pija, very very very pija de Málaga, jajajaja. 
No tengo palabras para describir el conjunto, es de esas cosas que ya no ves por ningún sitio, de esas cosas que hasta el menos entendido en moda se da cuenta que es DIFERENTE, que está ante algo que en tienda no encuentras por más que busques. Y ella iba, iba...... de romper cuellos, no pasaba desapercibida, la gente volvía la cabeza para mirarla y es que a resultona no hay quien le gane, las cosas como son, podrá haberlas más guapas, pero a resultona es única y esa cosa se tiene o no se tiene y a ella le sobra y yo me la como, soy la madre que la parió.
Ella estuvo en su línea, pero bueno, ha tenido momentos de portarse peor, mucho peor, al final conseguiremos hacer de ella toda una señorita ;) Aún así se le antojaba todo lo que veía en los otros niños, se cayó de un escalón por querer ir a su aire, provocaba a la gente, puso fino-filipino un cristal del restaurante con sus babas las cuales refregó bien con su dedito haciendo dibujos abstractos, espachurró gusanitos como si no hubiera un mañana en la mesa donde estábamos comiendo y por último terminamos las dos sentadas fuera en la calle viendo vídeos de youtube mientras los otros se tomaban una copa dentro :(
Las fotos no son las mejores, lo suyo era haberse ido en mitad del campo y hacer un bonito reportaje todo bucólico y bla bla bla a la luz del día como esta obra de arte se merece, pero vivo en plena ciudad, el campo lo tengo a kilómetros, aunque la playa la tengo enfrente (suertuda que es una), pero lo suyo era mostrar el estreno de la ranita en su momento y en su contexto, cuando realmente fue, y fue en una reunión familiar en un restaurante en plena ciudad (junto al mar) y de noche.
Decidí meter los complementos en rosa bebé como la blusa, lo veo más dulce que si metemos el verde oliva de la ranita, que es el otro color que por lógica aplastante le va al conjunto en los complementos.



Y esos detalles, como la A de Alejandra bordada en el bajo de la parte posterior de la camisa o el lazo para el pelo a juego y la medalla bendecida de la Virgen de Covadonga, me quedo sin palabras porque hay detalles que son de matrícula de honor y marcan aún más la diferencia, sin tener en cuenta cómo van cosidos los botones de la ranita con los mismos hilos del bordado:


Respecto a los zapatos, los inglesitos rosá bebé que llevaba fueron teñidos por mí ya que inicialmente eran blancos. El tinte empleado es de la marca Pink Blue que se pone con esponja dando toquecitos en lugar de arrastrando la esponja, han quedado perfectos y hemos clavado el color con los calcetines y leotardos, estoy muy contenta porque seguiremos aprovechando estos inglesitos unos meses más, ya que si los dejaba blancos en invierno no los podría utilizar y cuando llegase la primavera y la hora de ponerlos otra vez ya no nos valdrían. Y ahora unos consejos a la hora de teñir unos zapatos:
-dejaros aconsejar por un profesional y acudir a una zapatería o taller del calzado especializados que te vendan un buen tinte y cuente con una amplia carta de colores;
-llevar un calcetín o una prenda con el color que queramos teñir los zapatos para facilitarnos la elección y no meter la pata; porque a ojo a veces es complicado;
-no olvidéis cubrir las suelas del zapato con cinta de carrocero, os facilitará labor y las suelas quedarán perfectas, tampoco os dejéis llevar por la impaciencia y quitéis la cinta de carrocero demasiado pronto, es preferible que se seque y a la luz natural comprobar que todo está homogéneo y cubierto, sólo cuando estés segura que te quedaron perfectos y no vas a dar más tinte retiras la cinta.

Y eso es todo amiguitos. Besos. Inma