jueves, 30 de julio de 2015

Alejandra 10 meses

Dios esto da vértigo, ya estamos en los 10 meses, los hizo ayer, y en nada está soplando la velita, que por cierto, ya sabe soplar. El tiempo se me ha pasado el doble de rápido que con el hermano. No es lista e inteligente, es lo siguiente, me quedo flipada con ella. También es muy, muy, muy graciosa, pero muy, muy, muy mala, todo no iba a ser bueno, no sabéis qué genio, qué carácter, qué ovarios más bien plantados, quítale algo que a ella le guste, que normalmente es lo que no debe, lo defiende con uñas y dientes (bueno con dientes noooo, que aún nada de nada) y se te tira a pegarte, lo defiende dándote manotazos, patadas, arañazos y te mira desafiante. Y claro, qué se le dice a un niño malote? Lo típico, qué malo es, pero qué gracioso. Pero también es muy cariñosa, jolines qué la quiero. Pero esos pelos, que ya van cogiendo consistencia, jajaja, la delatan:

Dice "Ima" que es Inma con una claridad pasmosa, se lo han enseñado mis padres, cuando le digo "dónde está mi niña guapa?" ella dice "apa, apa". Dice no con la cabeza, mamá, papá, ava, nos da besos, nos dice adiós abriendo y cerrando la mano, dice "ta,ta,ta" que es trás-trás, hace con la garganta "uggggg" cuando yo le digo "eso no, caca, asco" y tose de forma muy cómica cuando le digo "ay mi niña que tos tiene". 
Es un puro nervio, escala, rueda, sube, baja, le falta andar y creo que no lo hace porque no la he puesto, miedo me da. Pero ya gatea, OMG, en dos veces que la tiré al suelo le cogió el truco, y claro, ahora sólo quiere suelo porque el suelo mola más y ya ha conocido lo que es ser autónoma. Si algo le ha llamado la atención no duda en tirarse a por ello. Se pilla unas verraqueras que no os imagináis, se tira hasta de los pelos y no se aburre de llorar, antes cedes tú que ella, y eso ella lo sabeeeee. Intuyo que las negociaciones con esta moco van a ser complicadas, pero me mira de esa forma y caigo rendida a sus pies, qué le vamos hacer:

Qué cierto es eso de que los segundos van más rápido y se inician antes en todo, pues sí que es verdad, aquí estamos el Tommy yo para confirmarlo, Salva con tres años empezó a meterse en nuestra cama en mitad de la noche, Alejandra con nueve meses ya lo hace y lo mejor de todo es que sabe cómo conseguirlo, y mira que el padre y yo nos dijimos que una y no más, pues ea, por hablar zas, en toda la boca.
Ahora le ha dado por lamer la pared, primero le pasa la mano muy suave por el granulado, como acariciando, después rasca con la uñita y por último se tira de cabeza a darle lametones. Y me he dado cuenta que es destructora, hay niños constructores como Salva que cuida y se entretiene con lo que tiene en las manos desde bien pequeñitos, ya sea un botellín de agua o una hoja seca, y después están los niños destructores como mi Alejandra que la cosa en cuestión que tiene entre las manos posee interés unos segundos, los que tarda en romper la cosa o en lanzarla bien lejos porque no consigue de ella lo que quiere. En el parque ya es una más:

Y bueno vamos mirando para confeccionarle el armario de invierno, ya tengo un Pilar Batanero, un Igualotes, un Eva Castro, algo de Yoedu y un conjunto de punto de Sigar fichados para que se vengan con nosotras.
Besos. Inma


3 comentarios:

Marta M. dijo...

Hola. el tiempo pasa volando.. ya 10 meses! pronto un añito. Está adorable y ya leo que estás encantada. Disfruta de estos momentos... seguimos en contacto

pilicose.blogspot.com dijo...

Esta preciosa Inma aunque sea un trasto
Me parto con lo de la pared, ya la vi el otro día por Facebook
Un beso y sigue disfrutando de esa muleca

Esther Bejar dijo...

Está adorable!! Tienes razón el tiempo pasa volando!! Besos!!