lunes, 8 de julio de 2013

Playas malagueñas de barrio

Hemos estado de cumple, otro más, creo que de momento no tenemos más hasta septiembre que es el de la sobri y casi seguro le pille por aquí, así que el fiestón de su primer cumpleaños va a ser como se merece.  Esta vez era del hijo de un primo mío y fue una merendola en la playa, un gustazo, se nos hizo hasta de noche y mientras media España se asfixiaba de calor nosotros disfrutando de la brisa marinera y de 24º, echamos un rato estupendo, sobre todo porque me encanta estar con mi tía y mis primas, nos reímos hasta de nuestra sombra, y a que no sabéis que mi tía, una de sus hijas y yo somos casi tres clones, pero en todino oiga. Evidentemente el menda no salió del agua para nada, ni para cantar cumpleaños feliz, os dejo fotos para seguir poniendo dientes muuuuuuuy largos:
Lleva bañador tipo boxer de C&A
No salió del agua ni para cantar el cumpleaños feliz
La tarta de Miguelito que ya ha hecho ocho, cómo pasa el tiempo, si hace nada era un bebé
Se nos hizo de noche en la playa, sin lugar a dudas el atardecer  es de los mejores momentos  para estar en la playa, es la hora que más me gusta, el sol no quema, la arena tampoco , mucha gente se ha dado el piro ya y al atardecer el mar parece ponerse aún más calmado, es cuando más disfrutamos
El cumple fue en las Playas de El Palo, barrio marinero típico de Málaga donde vive mi primo y es que las playas malagueñas de barrio poco tienen que ver con las exclusivas playas de Marbella, San Pedro o Estepona o las guiris-playas de Torremolinos, Benalmádena o Fuengirola atestadas de guiris color salmonete. Las playas malagueñas de barrio son más auténticas, son mejores, son muy buenas playas y pintorescas ya no os digo, es donde vamos el 90% de la población que vive en Málaga capital porque nos pilla al lado de casa y vamos andando ya que los principales barrios de Málaga están pegados al mar.
Te puedes encontrar de todo, desde la pija más pija, a la choni más choni, toda recauchutada y tatuada que la Esteban a su lado es cum laude en protocolo y saber estar/expresarse, cuyos novios/maridos/amantes no se quedan atrás, y los hay de dos tipos, los dejados con barriga cervecera o los encantados de haberse conocido cuyo modelo a imitar no es otro que Cristiano Ronaldo con pendientitos en ambas orejas y rosario al cuello hasta para bucear, que manda huevos. No te aburres no, porque el ganado que las poblamos tenemos nuestro punto y da para una tesis, ahí te encontrarás mezclada en perfecta armonía toda la fauna que vivimos y poblamos Málaga y os aseguro que somos especiales y diferentes cada uno en lo nuestro. Se aprende tela de sociología, de la vida misma, de comportamientos, etc, etc., etc.    
Cosa primera y fundamental, es que abundan los tinglaos, especies de sombrajos, algunos más grandes que algunos pisos, se montan al amanecer y se quitan muy al anochecer, el día enterito tirados en la playa como si no hubiese un mañana. Dentro del tinglao el despliegue de mesas, sillas y comida es inmenso, ni una boda gitana de una semana, conviven varias generaciones, vamos el clan al completo, desde bisabuelas si las hay a recién nacidos de días en su maxi-cosi que siempre hay alguno, que hay que curtirlos prontito e incluso si hay mascota en casa, pues también a la playa, a ver si con un poco de suerte se pierde en la marabunta.
El menú de lo más variado, desde lo típico como la tortilla de patatas, los filetes empanados, las ensaladillas y la sandía clavada en la orilla para comerla fresquita, a cosas más surrealistas de encontrar en una playa como unos callos o unas lentejas, cosa que os verifico que es cierta, porque lo he vivido en mis carnes, sin olvidar una merienda completa con bocadillo pringoso de chorizo revilla y cola-cao fresquito porque la playa da hambre, y la cena por dios también se lleva, que uno llega a casa cenado. La logística es impresionante, pide que se te saca, hasta un porrillo si quieres para relajarte. ¿Qué es una playa malagueña de barrio sin su olor a petardillos envolviendo el ambiente?? Que si aquí hay fama de petarderos es por algo, sin olvidarnos de los juegos de mesa de los más sofisticados por dios, todos los habidos y por haber. Y todo eso de dónde ha salido????? Pues de un coche normal y corriente, qué te creías.
Habéis visto esa parodia de los Morancos en la playa con Omaita, la Antonia y el marío que se llevan hasta la nevera de la cocina, la bombona de butano y la mesa camilla??? Pues más o menos aquí igual, evidentemente es una parodia y se exagera, pero tiene mucho de realidad.
Y los niños qué hacen, dónde están??? Pues los niños dejados de la mano de dios todo el día, a la aventura, pero no se pierden, deja tú el tuyo un minuto perdido de vista  a ver qué pasa??? Paracen programados  para ver quién da más por culo, qué van hacer si no las criaturas, además de mear y cagar  (pipí y popó para las más finolis) por donde pillan. Ahora eso sí, vuelven al orden con un chillío de la madre/tía/abuela a las que poco importa que la playa esté petadísima de gente para soltar una barbaridad referente a algún miembro de la familia, preferentemente masculino, acompañado de alguna que otra patada la diccionario. Algunas abren la boca y sube el pan, la gasolina y hasta el euribor. Ante todo "elegancia y finura", eso no lo perdamos nunca. 
Ahora eso sí, aquí la solidaridad existe, que el malagueño es de naturaleza abierta y hospitalaria (ya lo dice nuestro escudo), aquí come y bebe todo el mundo, seas o no del clan, vengas o no en la pandi, todo el mundo prueba la tortilla, los filetes, los callos, las lentejas, el cola-cao, el bocata de chorizo y hasta el porro. Pero os digo una cosa??? Que no cambio mis playas malagueñas de barrio por nada, entre cosas porque con mis impuestos las mantengo, porque es mi playa, donde me he criado y con mucho orgullo, porque somos unos privilegiados, porque son maravillosas y voy/vengo andando, me basta con cruzar una carretera y bajar una calle para estar en el mismo paraíso, con sus inconvenientes arriba descritos, pero el paraíso a fin de cuentas, con la brisa marinera que todo lo cura, hasta el dolor del alma que es el más difícil de mitigar, con ese olor a mar que impregna a la ciudad entera, el sol, el cielo violeta de Málaga que no hay color como el suyo, la luz tan increíblemente hermosa que atrae a miles de artistas que te cuentan que  jamás han visto una luz como la de aquí, Málaga es la segunda ciudad de occidente con más horas de luz al año y eso no tiene precio, esa temperatura tan ideal casi todo el año, porque te puedes bañar en ese Mediterráneo y revolcarte en la arena hasta en invierno, sus gentes reguapas....... A ver cuántos pueden presumir???? Son las mejores playas del mundo sin lugar a dudas y a veces no valoramos lo suficiente lo que tenemos porque sabemos que están ahí siempre, es lo que tiene ver el mar toooodos los días y muchas veces tampoco entiendo el ansia de mar, playa y buen tiempo de la gente  que nos visita porque para nosotros es lo más normal del mundo, pero si me faltase me moriría seguro. 
Besos. Inma   

6 comentarios:

Anónimo dijo...

JJJJ, qué cierto todo lo que cuentas, eres genial, se ve que eres una gran obseradora. Ana

Un pececito en el Mar dijo...

Ja, ja, ja, ... ¡¡Cuánta verdad en tu descripción de las playas malagueñas!!
Nosotros tiramos más para las de Mijas, pero de las menos turísticas que mi marido como buen aficionado a la pesca se las conoce al dedillo. Y ejemplares como esos no faltan. Nosotros no llevamos el tinglao, pero todo se andará que la familia aumenta y el maxicosi hay que meterlo a buen cobijo, ja, ja, ja, ja,....

Un Mar de Besos.

PD. De 39 semanas y ayer también estuve en la playa, creo que uno de los centros de atención en cuanto a fauna malagueña era yo.

Un Pececito en el Mar

Inma (Málaga) dijo...

Gracias Ana!!!!!
Pececito eso está hay ya,ya,ya!!!!!! Mantenme informada, de todas formas te deseo una horita corta.
Besos a las dos. Inma

Belén dijo...

Que rato tan agradable..leyendo tu post.
Y la playa..preciosa..q arena....

cucadasdemama dijo...

Que maravilla de playa, aquí en Galicia también las tenemos geniales, y lo mejor es quedarse como tú hasta la noche. Que todo te vaya genial en "la horita corta". Besiños, Mónica.

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Como me he reído con lo de la fauna, pero que razón llevas. Suerte la tuya de poder disfrutar de la playa todo el año.
Besos