miércoles, 24 de julio de 2013

Ainssssssssss.......

Salva ya duerme en su cama sólo desde hace una semana, del tirón, sin despertarse y sin hacernos visitas. Después de 9 meses durmiendo conmigo en mi cama, su padre exiliado en la suya  y tooooodo el mundo dándome la matraca, opinando al respecto y llevándose las manos a la cabeza, pues ya puedo decir que duerme sólo, ha sido fácil y sin dramas, más bien el drama lo hice yo que no lo tengo junto a mi por las noches. Creo que nos llegó el momento de entender que eso no podía ser. 
Con dos añitos lo pasamos a su cama, al principio perfecto, poco a poco empezó a hacernos visitas en mitad de la noche, visitas que cada vez eran más frecuentes, daba igual que lo pasases a su cama 100 veces, 100 veces que volvía y llegaba un momento en el que como había que dormir pues lo dejábamos colarse entre nosotros, el niño tan pancho y nosotros baldados al otro día. 
La cosa se agudizó el verano pasado con los tres durmiendo en mi cama, ellos dos en la cabecera y yo en los pies, pero era verano y no pasaba nada, era época de relax. Llegó el otoño y se fue de nuevo a su cama, en un principio se dormía conmigo viendo la tele y después lo pasábamos a su cama ya dormido, y ahí creo que estaba el error, en dejarlo dormirse en mi cama. Ahora aunque está un ratito conmigo viendo la tele, lo paso a su cama antes de que se duerma. Pero volvamos al otoño pasado, cogió una gastroenteritis y estuvo varias noches durmiendo conmigo y ya fue imposible echarlo, fuimos alargando la cosa 9 meses, hasta que la semana pasada decidimos que por su bien era mejor que durmiese en su cama porque además la mamitis era ya demasiada y queríamos aprovechar la campaña que su seño hizo en clase acerca de que había que dormir en la cama de uno y no en la de los padres, por lo visto en clase de Salva había más de uno así, cosa que aún tenía fresquita, porque él la teoría se la sabía perfecta, pero la práctica era otra cosa, vamos que no iba con él.
Reconozco que la culpa es mía y sólo mía por haber alargado taaaaanto este momento y no haberme puesto seria el primer día y se hubiese solucionado rápido, pero pasan dos cosas, soy una blandengue con el niño y me gusta dormir con él, me encanta, es maravilloso, estoy totalmente a favor del colecho, creo que los niños son más felices, también tengo un marido comprensivo que está más chocho con el niño que yo, así que andábamos como novios, quedando en todos sitios como si no tuviésemos cama.
Nuestra táctica ha sido hablarle y dejarle muy clarito que no vale levantarse por las noches para venir a nuestra cama, que si quiere algo que nos llame y nosotros vamos y así lo hace (de momento), evidentemente le aplaudimos este esfuerzo y se lo compensamos cada mañana, tampoco lo dejo dormirse conmigo en mi cama, ve un ratito conmigo la tele, pero dormirse lo hace en su cama, es más, se va él solo, no lo dejo dormir conmigo ni aún cuando el padre tiene turno de noche como sí hacíamos antes. 
Hasta que se duerme tiene la luz del pasillo encendida, le dejamos la persiana algo subida para que le entre claridad por la noche y no esté en la oscuridad total (su habitación tiene reja, así que por ese lado estoy tranquila), le hemos puesto en la pared junto a él una lamparita del Mickey que teníamos por casa, funciona con pilas y basta con darle al centro y se enciende rápido y además hemos desplegado toda la artillería, los Vengadores están en su mesita vigilantes, los marines espaciales igual y junto a su padre ha pintado un super marine espacial que cuida de él. Aunque es curioso, él nunca dice tener miedo, pues no es miedoso, lo que me dice es que le gusta dormir conmigo, ainssssssss, y a mí con él, qué difícil. A vosotros no os gustaba dormir con vuestros padres???? Porque a mí me encantaba y yo no he hecho otra cosa que dejarle hacer algo que me hubiese encantado a mí de niña.
Evidentemente me hace chantaje emocional cada noche a ver si cuela , pero no cedo, y con todo el dolor de mi alma, que si ahora me duele una pierna, que si ahora la cabeza, que si no me puedo dormir, que si que guapa eres, que si te dedico una sonrisa para que veas lo seductor que soy. En fin, mu duro pa una madre blandengue como yo, pero no cedo, aunque me cuesta, en este caso la lógica puede al corazón.
Ese invento llamado tablet facilita el tránsito a su cama, no lo vamos a negar, por cierto, es mi regalo de aniversario pero yo soy quien menos la coge:

Aunque su ratito en mi cama es paso obligado:

Y aquí toda la artillería desplegada que le cuida por las noches:
Los Vengadores vigilantes en su mesilla de noche, la lamparita a pilas del Mickey y el dibujo que hizo junto a su padre de un marine espacial también le cuida 

Besos y un día menos para mis ansiadas vacaciones. Inma 

8 comentarios:

Rocío dijo...

Yo tambien estoy a favor del colecho, es lo mejor, aún así deben dormir en sus camas. Mi gordo aún está con nosotros en la habitación y no veo el momento de pasarlo a la suya. Que gracioso eso de que andais como novios.
Rocío

Lara Comesaña Gil dijo...

Nosotros antes de nacer mateo hablamos sobre este tema y decidimos que en cuanto llegásemos a casa del hospital cada uno dormiría en su habitación y así lo hicimos desde el principio.
Yo creo que lo que tú has hecho ahora es lo mejor para los tres y aunque sea duro tienes que aguantar Inma.
Y por si viene un hermanito en breve ya es un tema zanjado.
Mil besos!!!

Rec & Rewind dijo...

Hola Inma!
Muchas gracias por recomendarnos en tus lecturas, que ilusión!
Yo estoy de acuerdo contigo, no estresarse por nada y dejar que el tiempo ponga todo en su sitio ( dentro de un orden, claro). Me río yo de los que se echan las manos a la cabeza.
Un beso

Inma (Málaga) dijo...

Hola chicas de Rec and Rewind, qué ilusión veros por aquí, descubrí vuestro blog por casualidad hace una semana y me encanta leeros, gracias a vosotras.
Besos. Inma

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

No creo que haya mayor defensora del colecho que yo aunque es un tema que evito por que poca gente entiende. Tengo claro que no es un problema, es algo que desaparecerá según cumplan años pero tengo cama grande y no hay nada mas maravilloso en el mundo que acostarse dos y levantarse 4. Mis hijos son felices y yo mas. Besos guapa.

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

No creo que haya mayor defensora del colecho que yo aunque es un tema que evito por que poca gente entiende. Tengo claro que no es un problema, es algo que desaparecerá según cumplan años pero tengo cama grande y no hay nada mas maravilloso en el mundo que acostarse dos y levantarse 4. Mis hijos son felices y yo mas. Besos guapa.

Opiniones incorrectas dijo...

¡Qué mayor! Jejeje :)

A mí no me gustaba dormir con mis padres ni a día de hoy me gusta dormir con nadie xD

pikolin dijo...

Deben de acostumbrarse a dormir en su cama y a no hacer lo que ellos quieran. Tienen que saber quien tiene la autoridad.