lunes, 22 de julio de 2013

Once años después

Once años después aquí seguimos, como el primer día. Ayer 21 de julio hizo once años que el padre y la madre de Salva se conocieron, y ayer como hace once años también era domingo. 
Cuando el destino se empeña, se empeña. Nuestros planes esa noche de sábado 20 de julio de 2002 eran otros, pero el destino entró en juego y obró caprichosamente, afortunadamente. Mi idea no era salir por el centro, de hecho quedé con una prima para cenar en el bar Manolo (jajaja, ya está cerrado, pero el mejor pescado del mundo se comía ahí) y después subirnos para casa, pero íbamos tan monas que nos dijimos "qué leches, vamos a tomarnos una copita en el centro".
Y tiramos para el centro, pasamos por delante de La Garrocha, ay maremía La Garrocha, qué ferias y qué semanas santas hemos vivido en ese bareto el trío Lalala, eso era disfrutar y pasarlo bien y el resto eran tonterías. Yo llevaba un año sin pisar el centro de Málaga para salir de marcha y sin entrar en La Garrocha a consecuencia de mi etapa romana, así que me entró nostalgia y allí que entramos.
Ahí dentro nos conocimos, en la Taberna La Garrocha, en la Plaza Mitjana, si alguna vez venís a Málaga, daros una vueltecina por La Garrocha, os enamorará, pocos bares en el mundo me he encontrado con tanta solera. Cuando salía con las niñas nuestro rinconcito estaba junto a la ventana de la izquierda, de hecho ahí estaba cuando nos conocimos
Tomás tampoco tenía pensado salir esa noche, acababa de terminar un partido de fútbol y estaba fundido, pero Ángel (el padrino de Salva) le insistió en salir, y salieron. El destino ya estaba jugando sus cartas. 
Ambas parejas, mi prima y yo, Tomás y Ángel coincidiríamos un ratito después en La Garrocha. Recuerdo que al lado nuestra había un grupo de chicos que nos invitaron y nos compraron flores, nosotras pasando de tíos y a lo nuestro, mi prima con su cabeza puesta en su mor que en esos momentos estaba trabajando en una torre de control en Madrid y yo curando viejas heridas pensando en mi vuelta a Roma, evidentemente nunca volví a Roma, bueno sí lo hice años después y con Tomás (y con Salva pues iba embarazada de 10 semanas).
Al otro lado de la barra estaban Tomás y Ángel, observando el panorama de nuestro alrededor, comenzaron a hacernos señales y nosotras pasando otra vez, comentamos incluso que nos íbamos a tener que ir de allí porque no nos dejaban tomarnos una copa tranquila. Y se vinieron para donde estábamos, desplazaron a los otros chicos (los que nos invitaron y compraron flores) y comenzaron a hablar con nosotras. Y nosotras, por lo menos yo, intentando ser lo más borde posible para que se aburriesen y se largasen, pero no se aburrieron. En definitiva, toda la noche juntos, terminamos desayunando en un bar casi a las 8 de la mañana y yo erre que erre en lo mío y sin querer darle mi número de teléfono que me pidió tropecientas mil veces, no hacía más que decirle "no tengo móvil", y él "pues serás la única persona del mundo que no tenga", y yo "pues sí, es que soy así de dejada".
Me acosté a las ocho de la mañana con su imagen en mi cabeza, su pelo canosillo y sus impresionantes ojos verdes y pensando que me podría dar los hijos más guapos del mundo, y eso significaba algo, ya había flechazo de los gordos, pero no le di mi número de teléfono, una que es así de chula, es más, internamente me decía "si le intereso me buscará, sabe cómo hacerlo". Uffffff, ahora lo pienso y se me ponen los pelos de punta, podría haber perdido mucho a consecuencia de mi chulería extrema, de hecho yo no aguanto ni una mínima parte de lo que él aguantó. Y vaya si me buscó, cuando uno es pa una, es que es pa una, por otra casualidad de la vida salió a relucir un tema largo de contar, resulta que mi prima y uno de sus mejores amigos, con el que precisamente había estado jugando al fútbol horas antes, habían tenido un rollete tiempo atrás. Málaga es que es mu chica y si nos descuidamos todos terminados teniendo relación con todos.
Llamó al amigo ese que estuvo con mi prima, le pidió el teléfono de mi prima, que por esas cosas de la vida aún conservaba, y habló con ella al otro día, mi prima no tenía permiso mío para darle mi número y no se lo dio, la llamó tres días seguidos, mi prima siempre me llamaba al momento y me hacía saber la conversación, y yo "pues que espere un poquito más, que siga insistiendo", finalmente el miércoles 24 de julio le pido a mi prima su teléfono y le mando un mensaje diciéndole que ya tengo móvil, en "cerocoma" recibo un mensaje suyo, quedamos para el viernes 26 de julio (santa Ana) otra vez en La Garrocha y juntos para siempre desde entonces, 23 días después me estaba pidiendo que me casase con él en plena feria de Málaga y con un calimocho compartido, 27 meses después nos estábamos casando.
Y sí, me buscó y no me dejó escapar y me dio un hijo guapo a reventar, no me equivoqué en nada.  
Eso es todo   
Besos y feliz lunes. Inma 

7 comentarios:

Belén dijo...

Tu si que te hiciste valer, me encanta tu historia, y si a un chico le gustas que te lo demuestre y tu marido lo demostró. Feliz aniversario!

Cayetana dijo...

Qué entrada tan bonita!!! Gracias por compartir ese momento, me ha encantado...

¿Y en la feria le dijiste que sí? Porque conociéndote le dirías que no hablabas español o algo así jajajajajajaja

Lo tuyo es pasión de madre y lo demás son tonterías, pocas madres he visto que adoren tanto a sus hijos como tú.


Besos!

Inma (Málaga) dijo...

Gracias Belén y Cayetana. Cayetana le dije que sí, pero que todo sería a mi manera, el quería casarse rápido, de un día para otro, vamos ir al juzgado y firmar y alquilar un estudio en el centro para vivir, yo le dije que ni hablar, habría boda en sitio bonito, con vestido, banquete y demás y a ser posible nos compraríamos nuestro piso, y así se hizo.
Besos.

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Que autentica eres maja!!!! Gracia por compartir algo tan privado con nosotras. Felicidades por esos años y por los que quedan por venir.
Besos

Rocío dijo...

Me ha encantado vuestra historia, llena de detalles como siempre.
Rocío.
Bsos

Lara Comesaña Gil dijo...

Qué entrada tan bonita Inma ... cuánto amor se respira!!!
Enhorabuena!!!
Un beso, Lara (Con Olor a Bebé)

Paula García dijo...

Es genial,muy bonito!
Enhorabuena pareja!
Muchos besos