martes, 10 de enero de 2017

Mañana de Reyes (1ª parte)

Para mí la noche de Reyes siempre ha sido mágica, máxime cuando hace tres años concebimos a  Alejandra en una noche de Reyes después de muchos meses de búsqueda. Ella tenía que ser encargada una noche así, porque ella es ella, la divina.
Siempre he vivido con mucha ilusión el día de Reyes, mis padres se encargaron de eso aún cuando ya éramos mayores, y desde que soy madre esa ilusión se ha desbordado. Salva con casi 9 años aún cree en los Reyes, no sé cuánto tiempo le va a durar esa inocencia, así que yo me limito a exprimirla al máximo, esa ilusión y esa motivación con que lo vive no tienen precio y a mí me encanta.
Alejandra aún no sabe muy bien quiénes son los Reyes pero es tan motivada también y lo vive todo tan intensamente que te contagia, así que yo lloré de felicidad de ver a mis dos tesoros con sus caras iluminadas. Yo también soy otra motivada de la vida y me encantan estos saraos. Mi marido es otro que ha cogido con ganas los Reyes pues él de niño jamás tuvo debido a las creencias religiosas de su madre. Así que nos limitamos a vivirlo todo muy intensamente y a disfrutarlo como si no hubiera un mañana. 
Aquí somos de Reyes, es decir, lo gordo viene en Reyes porque somos "made in Spain". Para Papa Noel dejamos un detallito en la puerta de la casa y listo, para Alejandra la troll Poppy (que este año ha sido uno de los regalos estrellas entre los peques y estaba todo agotado a última hora) y para Salva un vídeo juego que quería y se lo dimos la noche del 24 para que aprovechase los días de vacaciones. 
Después mi hermano de Barcelona el día 27 cuando vino les dio sus regalos y mi madre y yo se los dimos a mi sobrina porque lo que nos gusta es ver las caras de los niños. El día de navidad para crear la ilusión y hacerlo todo más creíble hablamos por Skype y enseñamos los paquetes que supuestamente Papa Noel había dejado para cada niño en cada casa, así que la emoción de alargó hasta que se nos reencontramos todos un par de días después. 
Pero pasemos a nuestra maravillosa mañana de Reyes, ahora que lo pienso en todos estos años de blog llevamos unas pocas, la primera en despertar fui yo a las 8.20, tengo dos marmotillas, especialmente Salva que se echa a dormir y no tiene hartura, los desperté y comenzó la ilusión y el despiporre.

Esta es ella con sus regalos y con el pelucón con el que se levanta la señora cada mañana, casco o pelocho, llamarlo como más os guste, pero me encanta su pelucón, para qué lo voy a negar si es obvio:



Mi niño, es tan bueno y tan buena persona, ufffff, lo amo, es el hombre de mi vida:
Los guantes de portero han sido uno de los regalos estrellas, Iker Casillas ya tiene sustituto:

Si para Papa Noel nos Poppimizamos........:

........para Reyes nos unicornizamos, ayer precisamente lo hablaba con mi marido, y es que en tan solo dos años el rosa nos ha invadido por todos lados, ahora los marines espaciales, los orcos, los legos, los X-Men y Star Wars comparten protagonismo con el rosa, las muñecas, los peluches y los cepillos:

El regalo que más le ha gustado sin duda la cabeza de la Frozen que a día de hoy parece ya una loca y esos pelos no hay por dónde cogerlos, en una semana está la cabeza de la Frozen para el arrastre, ya os la enseñaré:

Mi salón un caos, pero bendito caos:

Y mis regalos, que yo también he sido buena, por cierto, el serum de Kiehl´s Clearly Corrective Dark Spot Solution es maravillosísimo, desde hace un año ya no puedo vivir sin él, además de todo lo bueno que es, la luminosidad que te aporta es increíble, y como había que reponer pues lo reyes se encargaron ;), también me han traído unos aros muy monos con estrellas que son muy yo y que no me los quito para nada y otra cosita más de la que no voy a presumir en público pero que es muy total y además yo lo valgo (¡¡¡gracias amor!!!):

Mañana os espero con la segunda parte de la mañana de Reyes y con un estreno muy especial, del que para mí es el vestido más bonito de esta temporada. Besos. Inma