miércoles, 18 de enero de 2017

6 años de De Celeste y Chocolate

Como diría Alejandra WOW!!!! Pero un WOW así de rasgarte la cara y todo de la emoción. Más o menos así, con intensidad y mucha motivación, que en esta casa estamos mu locos.

Hoy hacemos seis años que empezamos a escribir en este rinconcito a lo loco y sabiendo muy poco de este mundo blogger de la mano de mi madrina bloguera Eva Castro, seis años creciendo día a día, poquito a poquito y sin retroceder jamás, siempre que terminamos mes lo hacemos con más visitas que el anterior, aunque solo sean 5, que no lo son.
Han sido 6 años maravillosos en los que he conocido a gente estupenda, unos se quedaron por el camino,  a otras les perdí la pista muy a mi pesar, otros aún continúan y otros se van incorporando. Pero en definitiva, me quedo con todo lo bueno que no es poco.
En estos seis años el mundo blogueril ha cambio mucho, ya no queda nada de aquellos blogs de mamis que me engancharon casi un año antes, sinceramente añoro esa época y años después aún sigo buscando blogs con esa chispa y frescura, mis gustos blogueriles siguen siendo casi los mismos con la única diferencia que ahora el 99% de los blogs que leo son extranjeros y tan solo sigo a un puñadito de mamis españolas.
Ayyyyyy cuánto me acuerdo de Patricia de "Y todo empezó con la boda", de Demo, de Madre y Más o de las chicas de Rec&Rewind. He visto como el fenómeno blogger dejó paso al fenómeno facebook y no me quedó otra que hacerme un face para no desaparecer del circuito, y ahora estoy viendo como Instagram se está llevando la palma, y digo yo, habrá que hacerse un IG, pero de verdad, pereza total, a ver si uno de estos años me animo. 
En estos 6 años he tenido en alguna ocasión ganas de cerrarlo, no os lo voy a negar, más que nada por desgaste, aburrimiento o falta de ideas, y es que no siempre una anda inspirada, pero qué leches, este es un hobby que me encanta y me divierte, es mi ratito de desconexión por lo que aquí seguiremos sin obligaciones ningunas, hablando de los que nos place y punto com. Algunas veces de forma sentimental y lacrimógena, otras veces en tono de humor, otras veces como una madre abducida y empalagosa amante de su prole, otras veces políticamente correcta y alguna que otra vez políticamente incorrecta, pues si algo he aprendido es a mirar para otro lado, a ser menos impulsiva y a pasar de ciertas cosas de las que antes hubiera entrado al trapo de cabeza, porque total, no deja de ser un blog y punto, un mero hobby como el que juega al paddel o hace senderismo, lo verdaderamente importante lo tengo de puertas para adentro y eso no tienen precio.
Esta fue la primera foto de Salva que visteis en el blog, creo que en la cuarta entrada

Nacimos sin pretensiones y así seguimos, por ello creo que estamos durando tanto. La única premisa es la de disfrutar y así seguimos. No es un blog profesional ni lo pretendo, bueno de profesional tiene poco, es un blog muy yo y eso es la caña de España. No es una obligación ni lo pretendo. No es mediático ni lo pretendo. Esto es simplemente un recuerdo para mis hijos, una forma divertida de mantener vivos ciertos recuerdos y ciertos momentos para el día de mañana con la moda infantil, mi gran pasión y mi gran ruina, como telón de fondo.
Este blog es un trocito de nuestras vidas, yo diría más bien una mínima parte, porque no todo se cuenta aquí, os sorprendería saber la de cosas que hacemos que por aquí ni las menciono. Pero si pierdo el tiempo en mostrarlas a tiempo casi real me estoy perdiendo el momento y eso no vuelve, esto se aprende con los años cuando empiezas a valorar la verdadera importancia del tiempo y de disfrutarlo con los tuyos. El que no se hable de ellas no significa que no existan o lo que no lo hayamos hecho, es que esto de las redes sociales funciona así, es decir, si no lo muestro, pues parece que no lo haya hecho, pues sí señores, lo he hecho y encima lo he disfrutado porque no estaba pendiente de la foto, sólo que con el paso de los años me voy volviendo más disfrutona, más cauta, más recelosa de ciertas cosas y ya no tengo esa necesidad imperiosa de contarlo tooooodo que existe al principio. Y os digo que aunque creáis conocerme soy una gran desconocida, os sorprendería muchas cosas de mi vida diaria, pero para bien ehhhhh, no confundiros.  
Y esta la primera foto de Alejandra que puse con una semana maqueada para nuestra primera salida a la calle

A la largo de estos años he vivido muchas cosas junto a vosotros, cuando empecé Salva aún no tenía los tres años y ya va camino de 9 en menos de dos meses. Apenas hablaba tres palabras y ahora es bilingüe y con notazas encima. Habéis visto su primer día de colegio, sus fiestas de fin de curso, sus cumpleaños, la caída de sus primeros dientes, habéis vivido junto a nosotros Navidades, días de reyes, penas (menos, gracias a dios) y alegrías, habéis visto como me hicieron tita por primera vez, cuando presenté mi libro de arte ese que me premiaron y de mi mano habéis vivido alguna que otra inauguración importante de exposición. A lo largo de estos años se ha producido una gran incorporación al blog, Alejandra apareció, ella llegó a nuestras vidas para hacernos aún más dichosos después de meses de búsqueda e incertidumbre que también os conté por aquí. Vivisteis junto a mí un embarazo un poco coñazo (pero un embarazo en el sur en pleno verano es de ser muy valiente y tenerlos muy bien puestos, si superé eso supero lo que me echen), una cesárea, una recuperación, sus primeros reyes, dientes, pasos, fechorías y cumpleaños también. Y sobre todo, sobre todo, sobre todo, hemos tenido mucha moda infantil siempre desde nuestra óptica..
Gracias a las que pasáis a diario por aquí, gracias a las que estáis desde el principio, gracias a las que nos hacéis cada día un poquito más grandes, gracias por el cariño, gracias por las palabras bonitas que siempre tenéis con nosotros, gracias también a las que andáis a hurtadillas por aquí porque también sumáis, espero seguir muchos años por aquí y que vosotras lo veáis. Y ahora, a seguir creciendo otro poquito más. Sin prisas pero sin pausa, disfrutando, relajados, felices, auténticos, motivados, locos, ilusionados como el primer día pero un poquito menos inocentes, ayyyy bendita inocencia del principio, a veces te echo tanto de menos.
Besos. Inma