miércoles, 2 de noviembre de 2016

Valentina Bebés un descubrimiento que me ha dejado ojiplática

Ojiplática, loca y encantada, las cosas como son, Valentina Bebés ha sido otro descubrimiento chapeau de la temporada, fue por casualidad, ojeando facebook cuando descubrí esta firma, y el conjunto en cuestión se me metió entre ceja y ceja, y costó conseguirlo porque ya en agosto la talla 24 meses que necesitaba estaba agotada en las tiendas que trabajan esta firma, y no me extraña, al final Caracolinos tenía la talla que necesitaba y fue mío por fin.
Es el típico conjunto que aúna diseño-calidad-precio, el precio os puede dejar locas, os lo digo de verdad. Es muy favorecedor, muy ponible y combina fácilmente con azul marino. La tela de vichy tiene un tacto divino y esos detallitos del cuello y los puños en plumeti blanco y el lacito en el pecherín completan el conjunto que no necesita nada más. Volvemos a los lemas que tanto me gustan: "No tiene nada y lo tiene todo", "Menos es más" o "Cuanto más sencillo, más bonito".
Evidentemente va con azul marino en los complementos, y al tener manga larga no necesitamos rebeca, calcetín (Free Style), leotardo (Cóndor), merceditas (OTS) y lazo (de los chinos) y a volar se ha dicho.
Estrenamos el sábado para ir de paseo al Puerto de Málaga, en concreto al Muelle 1, y de verdad que parece que hemos retrocedido en el tiempo meteorológicamente hablando, otra vez tenemos calor!!!!!! Qué hartura más grande, que el miércoles por la tarde teníamos terral y parecía agosto, que a las 10 de la noche teníamos el balcón abierto para que nos entrase fresquito!!!! Sinceramente a mí esto me da miedo porque no es normal. Pero volvamos a lo nuestro:
Su hermano iba más o menos coordinado con ella con camisa de cuadros de Primark y vaqueros de Zara y hacia una noche espectacular, de casi verano, pero bueno también estamos en la Capital de la Costa del Sol, un privilegio al alcance de no todo el mundo y es que Málaga es para perder el sentío, no me extraña que el que venga no se quiera ir:
El domingo me tocó trabajar excepcionalmente, eché así como 12 horas en el Museo Picasso Málaga, la verdad que un gran honor y un privilegio que desde la pinacoteca más visitada de Andalucía se cuente con nosotros, para qué voy a negarlo. Yyyyyyyy por la tarde tuve la mejor de las visitas, el hombre de mi vida vino a verme y disfrutó conmigo de una tarde muy agradable aprendiendo mucho de Arte, penita que Alejandra sea tan malilla y tan revoltosa y se tuviese que quedar con los abuelos:

Besos. Inma