viernes, 20 de marzo de 2015

Ibicenca

Vamos a relajarnos, que ya es viernes y aunque ha refrescado y llueve, por unos sitios más que por otros, y parece más invierno que primavera, cerramos los ojos y pensamos en verano, en Mediterráneo y en largos paseos junto al mar.
Ahora abrimos los ojos y vemos este pelele de lino blanco de Benetton que es la máxima expresión del verano.
Es precioso no, lo siguiente. Lo compré el verano pasado, iba yo a regalarle uno a la hija de mi amiga Kika y me tuve que traer otro para Alejandra a la que le quedaban todavía más de tres meses para nacer, pero es que lo veía tan ideal, tan sencillo y tan de niña con esas jaretitas y volantitos en el pecho que ufffffff, ya pensaba en mi Alejandra ahí dentro este verano, osea, un año después, pero toooodo llega, y todo pasa, afortunadamente y breve lo estrenará, así que un pelele para Carmen La Rubia y otro para Alejandra La China, of course. Hace unos días me pasé por Benetton para ver si esta temporada habían traído algo parecido, pero no, hice bien en traérmelo hace 9 meses.

Lo veo muy ibicenco, muy mediterráneo, muy de veranos locos, como habéis visto arriba queda ideal con sandalias de crochet en cualquier color (las celestes heredadas de Salva y las beige heredadas de la sobrina), pero con los complementos apropiados pueda quedarnos un look clasi-chic de lo más total:

La rebequita con ese rosa tan tierno es de Dulces de ECI regalo de Toñi de Cuaderno de Bitácora de una mamá, graciasssssssss, la capota gris de lunaritos rosas es "made in" mi querida Loreto y los inglesitos blancos son de Salva, evidentemente hay que cambiar los cordones blancos por unas cintas de raso rosa al tono de la rebeca y listo, niña de lo más molona y resultona.
En este punto quiero hacer un inciso que nada tiene que ver con el tema de la entrada de hoy, hace unos días conocí a Toñi de Cuaderno de Bitácora de una Mamá, aún no entiendo cómo no quedamos antes con lo cerca que vivimos, es cierto que tras esto de las redes sociales se esconce mucha gente bajo perfiles falsos que te transmiten muy poca confianza y mucho miedito, pero sin embargo ves a otra gente con una vida normal, que te cuenta su día a día y te transmiten confianza al segundo, Toñi es una de ellas, por fin quedamos, sin niños, que así es como realmente cunde el tiempo, jajajaja, estuvimos siete horas dándole a la sin hueso, hablamos de lo divino y de lo humano, el tiempo se nos pasó volando, pero volando, que no dábamos crédito a lo corto y a lo poco que nos supo el encuentro. Es encantadora, guapa, con tipazo, con una educación exquisita y con una pedazo de carrera de esas que envidio, de esas que me hubiese encantado hacer. Pasaros por su blog porque os encantará y es fiel reflejo de su personalidad serena, dulce y elegante.
Toñi, me encantó conocerte, tenemos que repetir seguro y gracias por los regalos para mis hijos, muchas graciasssssss. Ah y en breve conoceré a otra chica que tiene previsto pasar unos días de semana santa en mi Málaga de mi arma y estoy como loca por darle un abrazo porque siempre tiene palabras de cariño hacia mis hijos y para mí eso es lo más.
Besos. Inma




2 comentarios:

Rocío dijo...

Inma me he acordado con esta entrada tuya de hoy lo que hemos hablado millones de veces, lo facil que es llevar a una niña bien con poco y lo dificil que es en los niños sin caer en lo de siempre. Me encanta ese look ibicenco, va a estar preciosa.
envidia me dan esas quedadas contigo, como me gustaria, me pregunto porque mis suegros no tienen el partamento en malaga en vez de en cadiz y así poder conocerte, pero todo se andara.
Rocio

Toñi BitácoraDeUnaMamá dijo...

¿Ya te he dicho que no sé cómo voy darte las gracias por taaaaaaaanto que he recibido de ti? Incluida esta entrada.
Yo me lo pasé ESTUPENDAMENTE, llegué a casa como en una nube por poder hablar con alguien que se mueve por estos lares como yo.
Yo estoy dispuesta a quedar otro día. Cuando quieras.
En cuanto a la carrera, es PRECIOSA. Pero no se la recomendaría a nadie que quisiera ser mamá, porque la conciliación laboral es muy,muy difícil en este mundo.