miércoles, 15 de enero de 2014

Os voy a cantar las 40 (I)

En unos días cambio de década, así que en honor a ella os voy a cantar las 40, bueeeeeno, os voy a contar 40 cosas sobre mí:
1. Según el marío, que es el que me aguanta, soy tremendamente impuntual, obsesiva y maniática con una larga lista de obsesiones y manías muy locas que van a peor con los años y doy el perfil para un psicoanalista, especialmente soy una obsesiva de la limpieza y el orden, según él me creo perfecta (es que lo soy) y soy muy mandona y manipuladora, llorona por todo, quejica, además de visionaria y lo más gracioso es que se caga porque como pronostique algo sabe que pasa y pocas veces me equivoco.
2. Pero como todo no iba a ser malo también dice que soy una buena administradora y que hago maravillas con lo que cae en mis manos, que a veces tengo unos puntos muy graciosos y que soy muy muy muy femenina, menos mal que lo ha arreglado.
3. Creyente a mi manera.
4. Soy muuuuy golosa y dulcera, mira el azúcar me lo pide el cuerpo y aunque esté a dieta todos los días tiene que caer un dulce, así que os podéis hacer una idea de lo estricto de mis dietas, pero me funciona.
5. Soy antojadiza y caprichosa, aunque mis caprichos últimamente son en versión low cost, menos mal.
6. Hablo por los codos, hablo hasta sola y aburro al más pintao.
7. Soy una orgullosa zurda por herencia materna y aunque cada vez me doy más cuenta que el mundo no está preparado para los zurdos, me hubiera gustado que Salvador hubiese sido zurdo, a ver el siguiente si continúa con la herencia. Menos mal que hoy ha cambiado la cosa, pero a mi madre le hicieron la vida imposible las monjas por ser zurda y yo cuando con 4 tiernos añitos fui a la guardería de monjas también las muy perracas le dijeron a mi madre que si me corregían el "defectillo" a lo que mi madre les dijo que ni se les ocurriese o de lo contrario me sacaba de ahí. Hay que tener una mente retorcida para pensar que ser zurdo es tener un defecto, es algo genético que se hereda y ya viene en nuestra programación desde el momento que somos concebidos.
8. Me estoy quedando cegata a pasos agigantados, y yo que presumía de ver cómo un lince ahora le tengo que preguntar al marío porque de lejos veo menos que un gato de escayola, a lo lejos me puedes hacer el corte de mangas que ni me cosco, pero como soy presumida y no conduzco porque no tengo carnet pues paso de ir a mirarme la vista no sea que me pongan gafas.
9. Me siento primero una malagueña orgullosa y después andaluza y del mundo.
10. En mis años mozos estuve en el conservatorio de danza clásica flamenca por una apuesta con la madrina de Salva y lo dejé porque el flamenco en exceso me da repelús, además de que me tocó una profesora proanoréxica que la tenía tomada con mis pechos, yo pesaba 50 kilos pero tenía una 95, vamos un cuerpazo,  la muy perraca me obligaba a enfajármelos porque decía que no quedaban estéticos para la danza, menos mal que el resto no opinaba igual y mi culpa no era de que ella estuviese plana como una tabla y su complejo lo pagase conmigo, además yo siempre he estado encantada con mi gran "personalidad", así que lo dejé no sin antes despacharme agustito con la tipa, qué le vamos hacer y ah bailo muy bien para vuestra información y tengo pendiente desde hace mil años aprender a bailar la danza del vientre.
11. Aunque no lo parezca tengo miedo escénico y eso en mi trabajo no es muy bueno, y por más que hable en público no se me quita, es más, creo que va a peor con los años.
12. Soy una obsesiva de los perfumes, pero de los perfumes contundentes y con personalidad, conmigo no va eso de los perfumes "suaves y discretos", para eso te echas colonia nenuco, si huelo a alguien y me gusta el olor, ya sea hombre o mujer, le pregunto sin más qué perfume lleva y si alguna vez me me convierto en una rica ociosa me gustaría crear perfumes.
13. Me encanta la comida basura, si me dan a elegir me quedo con una hamburguesa pringosa, con un "choguarma" chorreoso, con una ensaladilla rusa de bareto de barrio o una pizza cargadita de todo antes que con una comida en un restaurante de 5 estrellas. Soy de gustos sencillos como veis, vamos del pueblo llano aunque el esposo me llame marquesa.
14. Siempre me gustaron los hombres mucho más mayores que yo y por supuesto canosos, vamos los llamados maduritos interesantes, los de mi edad directamente me aburrían, si comparaba unos con otros no había color, es más, siempre me ha gustado un prototipo de hombre determinado y mi primer amor de verdad me llevaba unos añitos. En un hombre también me fijaba en las manos que deben ser grandes y fuertes, los hombres de manos delicadas me dan un yuyu increíble. Además me debe hacer reir y con ellos debo sentirme protegida y si no siento protección ya puede ser el más guapo y maravilloso del mundo que ahí se queda. Este gusto por los hombres más mayores ya me venía de pequeña, que yo siempre he sido mucho de ideas fijas, con 5 años estaba enamorada locamente del hijo del charcutero de mi calle que podía tener 20 años o más, todo los días tenía que pasar por la tienda para verlo y él me daba una lasquita de jamón del bueno porque le debía resultar muy graciosa, pero claro, yo que siempre me he creído el ombligo del mundo pensaba que lo hacía porque me quería, ooooohhhhh, no es tierno?
15. Tengo una pequeña colección de arte de la que estoy muy orgullosa y que espero que mi hijo no mal venda el día de mañana como veo en el trabajo que vienen casi a diario a preguntarnos sin son firmas cotizadas las pinturas heredadas de sus padres.
16. No me gusta dormir la siesta, veo que dormir de día es perder el tiempo, para eso está la noche, y me da miedo dormir de noche cuando estoy sola en casa.
17. Me gustan los tatuajes aunque no me haría ninguno, como mucho me tatuaría muy pequeñito y en las muñecas el 12 y el 21 en números romanos, que por otro lado son mis números de la suerte.
18. Me gusta la moda en general aunque hay cosas que por mucho que se lleven no me las pondría ni yo ni el niño, veo en los blogs a cada una con cada indumentaria que me pregunto si realmente salen así a la calle o es sólo para el blog, tenemos que tener claro ante todo qué nos va y que no todo vale.
19. Tengo pendiente terminar una tesis doctoral y hacer la especialidad de arqueología, esto último por puro placer.
20. Creo que hemos tenido y tendremos otras vidas y que nuestra vida de ahora viene marcada por las vidas anteriores y así sucesivamente.
En breve la segunda parte de las 40 cosas sobre mí.

5 comentarios:

Maria dijo...

Me ha encantado Inma, comparto contigo algunas cositas, como la impuntualidad y que las comidas en un restaurante VIP no van conmigo, como digo siempre yo soy de tasca jjjj. Y también soy un poco o un mucho caprichosa y mu golosa!
Esperando la segunda parte.
Un besin

pilar abrazzoss dijo...

que post más chuli.
coincidimos en varias cosas, especialmente en el punto hombres maduros, jjjjj

Silvia FONS MURILLO dijo...

jajajaj que bueno, me ha encntado tu post, ya se mas cositas de ti. Mis dos hijos mayores también son zurdos como mi madre aunque a ella le ataban la mano y escribe con la derecha.espero la segunda parte!!

Rocío dijo...

Yo también comparto contigo muchas cosas, pero no te imaginas cuantas y espero ansiosa la segunda parte. Mi madre también es zurda, bueno ahora es ambidiestra y ella siempre cuenta lo mal que se lo hicieron pasar en el colegio las monjas, la obligaban a escribir y coser con la derecha, vamos una barbaridad.
y no sabes lo que me he reido con lo del hijo del charcutero y la lasquita de jamón, es que eres única.
Un bso. Rocío

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Inma, sin duda eres la mejor, escribes como nadie, me encantas.
Compartimos algunas cosas como el amor por el dulce y los hombres canosos y en otras no tanto lo siento pero no me gustan los tatuajes. Aunque la que más me ha gustado ha sido la 20. Estoy deseando que nos cuentes las otras 20.
Un beso guapa y felices 40.