jueves, 14 de noviembre de 2013

Pijameando

Siempre he sido fiel al Carrefour y a C&A (y alguna que otra vez a Dunnes Store, que también está bien en ese aspecto) a la hora de comprar pijamas y ropa interior, ya lo era de antes de que naciese Salva e incluso de soltera, así que imaginaros cuando El Deseado aterrizó en nuestras vidas, ambas superficies se convirtieron para mí en primordiales a la hora de hacerme con bodys, camisetas interiores, pijamas, batas de casa, zapatillas, etc., por dos cosas, por precio y por calidad, nadie me negará la calidad que tienen y el precio, más aún si te aprovechas de un 3x2 o de las rebajas para hacer acopio de cara a siguientes temporadas, porque el niño tiene la mala costumbre de crecer, y mucho además.
Pero esta relación idílica que mantenía con Carrefour y C&A a la hora de comprar pijamas y demás se truncó un día, exactamente el día que Primark abrió sus puertas en Málaga. Desde entonces para mí Primark es básico indiscutible para dos cosas: para pijamas para el niño y para vaqueros para mí, os juro que me duele la barriga pagar más por casi lo mismo en otros sitios de calidad similar. Nadie puede negarme esos precios ridículos en determinadas cosas y nadie puede negarme tampoco lo bien que vienen esos pijamas polares por 5 €, que para niños como mi hijo que la tapa no existe porque están todita la noche destapados como si estuviesen pagando una penitencia, son un "alivio"pues por lo menos te aportan cierta tranquilidad al tener un pijama más gordo de lo normal y que guarde mejor el calor al ser polar además.
Este es nuestro pijama polar de Primark a 5 €, a ver si llega el frío de una vez y lo estrenamos:
 No voy a negar que me vuelve loca especialmente la sección de pijamas del Primark, me los traería todos, es más, me proporciona felicidad, por ello cada año cae por lo menos uno tipo polar y otro de algodón finito para el entretiempo y tengo que hacer grandes esfuerzos para no traer pijamas hasta para el jilguero de mi padre. Mu loca.
A ver si la semana que viene le cojo el ritmo al blog, porque la semana pasada entre el descubrimiento face y esta semana entre la fiestuqui del trabajo con lo más florío de la sociedad malagueña en mitad de semana no doy más de sí y neuronalmente ando anulada.  
Besos y feliz fin de semana.

3 comentarios:

m de Mencía - Paula dijo...

Jijiji,yo tengo dos y estoy encantada.Son super calentitos! Y tambien la cogi una bata super suave que nos encanta...
Un besazo.

pilar abrazzoss dijo...

solo he entrado una vez a Primark, y me tuve que ir de la cantidad de gente que había, ............claro que fue cuando pusieron el primero en Madrid, a ver si engaño al churri y me vuelve a llevar., snif, snif

Inma (Málaga) dijo...

Paula son una delicia, yo porque estoy surtida bastante bien para mí, pero ganitas me entran de traerlos todos.
Pilar yo voy a Primark a mediodía, cuando salgo de trabajar, es la hora de la comida y se puede medio ver las cosas con cierta tranquilidad, un fin de semana o por la tarde sería impensable.