domingo, 10 de noviembre de 2013

El arbolito desde chiquito

Ufff esta frase le encanta a mi madre, diría que es una de sus preferidas y es quizás porque tiene tres hijos modelos, afortunadamente no le ha salido con los cascos a la jineta ninguno y ella se atribuye parte del éxito, porque todos sabemos que muchas veces se pone todo el empeño del mundo en educar a un hijo y éste va y te sale enreberdecío y otros pasan de los niños y dices "mare mía demasiado centrado está el chiquillo con esos padres". Pero por regla general y por más que me pese dar a mi madre la razón cada día más, debo afirmar que sí, que el arbolito desde chiquitito. Esta frase es perfectamente aplicable a lo que hoy os voy a contar.
Desde el jueves Salva viene del cole con un libro semanal, libro adecuado a su edad y desarrollo evidentemente y que debemos tener en casa una semana, y así cada semana hasta que finalice el curso, con el fin de fomentar desde bien pequeños el hábito de la lectura, el de la responsabilidad de cuidar cosas que no son tuyas y el estar familiarizados con libros y bibliotecas. Los padres tenemos que involucrarnos y ayudarlos a realizar una lectura comprensiva a aquellos que ya lean bien, finalmente el trabajo semanal con ese libro se completa con una ficha donde se hace un dibujo o se escriben las palabras claves.
El libro de esta semana y su correspondiente ficha
Me parece una iniciativa estupenda por parte de la profe de Salva, si desde pequeño tiene un libro en sus manos casi con toda seguridad será un gran lector de adulto, pero resulta que no a todos los padres les pareció bien, y no te queda otra que alucinar en colores varios, se quejaron del libro, de la ficha de ortografía que traen cada semana y de la lectura. Repito, a-lu-ci-no, evidentemente fue una minoría, evidentemente son pequeños para deberes, pero a ver, que es una fichita de ortografía y leer una hoja de la cartilla, sólo eso, no se pierde ni media hora de 48 que tiene el fin de semana. Que es tu hijo, que es su futuro, su formación, lo flipo bien en estéreo.
Desde luego que en las reuniones de clase se oye cada cosa que te deja muerta, y después salieron otras pocas que no podían con sus hijos, vamos que los niños les liaban unos pollos de campeonato a la hora de ponerse hacer la ficha y leer y los tenían que dejar por imposibles y todo eso bajo coacciones y castigos. A ver otra vez, es tan fácil como coger al niño y decirle esto se hace sí o sí, tú mismo. Cuando tengan 16 años va a ser tarde para muchas cosas.
Esas batallas padre-madre-hijo que hemos tenido en casa este verano han tenido sus frutos, ha hecho deberes y leído todos los días del 1 de julio al 5 de septiembre y eso se traduce en que Salva ya ha terminado la cartilla y es el segundo de clase con mejor nivel de lectura, sólo os digo que el primero es un niño casi-casi superdotado, sólo le falta coger más ritmo y seguridad y por supuesto comprensión, pero esto ya está chupao, es cuestión de tiempo sólo y a mí me llena de orgullo y si no os lo digo reviento, además la profesora desde el primer día siempre me dijo que me aprovechase que el niño estaba muy motivado con la lectura y eso hemos hecho su padre y yo.
Tengo mil defectos y algunos muy rallantes y si no que se lo pregunte al marío, y no quiero dar lecciones a nadie, pero en cuanto a trabajadora y disciplinada pocas personas me ganan e intento que mi hijo siga mis pasos, proyectarle esos valores. Siempre digo que soy una andaluza de nacimiento y sentimiento con mentalidad alemana y aspecto irlandés. No puedo con la gente vaga, perezosa y despreocupada. Me crispan.
Pero se ve que hay gente que pasa de la educación de sus hijos y en mi mentalidad "alemana" no entra, si sus hijos no ven esforzarse a sus padres ellos tampoco lo harán, si te quejas porque tu hijo trae una plana y una hoja que leer el fin de semana y no eres capaz de sentarte media hora con él para ayudarle, pocas cosas más podrás ofrecerle en esta vida. A mí se me caería la cara de vergüenza quejarme por ello. Siempre digo que todo trabajo y todo esfuerzo tiene su recompensa y los niños deben saberlo desde pequeños, aunque después cada uno salga como salga, porque puede tener un gen perdido de cabra loca y contra eso no se puede luchar, pero por lo menos que se haya intentado.
Besos. Inma

PD: os prometo que esta semana el blog retoma el ritmo habitual, pero como ya sabéis tengo face, lo tenéis a la derecha y la semana pasada ese descubrimiento me absorbió el poco tiempo libre que me queda tras mis obligaciones laborales, maternas y de esposa entregada a la causa (jajaja).  

7 comentarios:

pilar abrazzoss dijo...

Inma, aquí una que piensa exactamente igual que tú.
Pilar, lleva trayendo un todas las semanas desde que empezó infantil.
El año pasado la niña pidió libros para los reyes y su pediatra cuando la preguntó que que la iban a traer los reyes y contestó libros, el pediatra dijo, a esta niña la tenemos que poner un monumento.
Yo la llevo los lunes o los miércoles a la biblioteca zascandileamos por ahí un rato y nos traemos tres libros a casa, etc etc.
Estoy totalmente deacuerdo contigo en todas y cada una de las palabras que has dicho.
Ahora las mamis se echan las manos a la cabeza cuando digo que los domingos llevo a la niña a misa, que que pereza, blalbla, ¿pero no van a hacer los niños la comunión?, el año que viene empiezan catequesis, ¿qué tiene de malo empezar con el hábito ahora?
luego nos quejamos pero es que hay de cada una por ahí que es para darla con un calcetín sudado.
abrazzoss amorosos

María R. dijo...

Estoy de acuerdo contigo. En la clase de mi hija, infantil de 4 años, la profe propuso exactamente lo mismo que tú has comentado. Y dijo que era voluntario. Pues allí enmedio de toda la reunión se lavantó uno y dijo tan ricamente que su hij@ no iba a participar el tema de los libros... Yo me quedé muerta. No dió ninguna explicación por lo que prefiero pensar que tendría alguna razón justificada para eso, pero vamos que viendo la pinta que tenía para mí que no le apetecía mucho complicarse el fin de semana. Y es que alucino, vamos, que es solo media horita lo que se tarda. Y que conste que a veces pienso que las profes nos mandan los deberes más a los padres que a los hijos, como por ejemplo hacer un juguete con materiales reciclados que un niño de 3 o 4 años es imposible que haga él solo.

Maria dijo...

Totalmente de acuerdo, mi hija (5 años) trae tareas los fines de semana y a veces durante la semana y ella se pone sola y lo que no entiende lo pregunta y al final lo revisamos todo, es verdad que no lleva mas de media hora y ellos van cogiendo hábito

Rec and Rewind dijo...

Hola Inma, totalmente de acuerdo, me ha encantado este post, en el colegio de Jacobo se hace lo de la "library" desde hace mucho, y no solo les fomenta la lectura, si no la responsabilidad, el cuidar ese libro como si de la joya de la corona se tratase, y nunca nunca olvidarnos de devolverlo. La verdad es que yo tenog algo claro, y es que la educación es la mayor fortuna que podemos dejarles, y eso pasa por educar con muchísimo cariño, es fundamental que se sientan amados, pero siempre con exigencia. Ellos saben que nuestro amor es incondicional, pero eso no nos exime de echar reprimendas y exigir respeto. Te pido que pongas en google ODA DEL BUEN PADRE Y EL PADRE BUENO, me encanta, y creo que es un buen resumen de los diferentes tipos de paternidad... Un beso y enhorabuena madraza!

Anónimo dijo...

Hola. Estoy de acuerdo con lo que dices. En el cole de mi hija tambien traen el libro y una ficha todas las semanas, de lunes a lunes. Una semanita. Tiene 3 años y lo leemos por la noche antes de ir a la cama. Leer antes de dormir es una costumbre que ya teniamos y nos gusta mucho. Aunque este muerta de sueño siempre pide el cuento. Lo de hacer la ficha, como tenemos una semana pues de momento es sencillo. Pero tanto mi marido como yo trabajamos los fines de semana. Intentamos cuadrar los turnos para estar uno e casa, pero a veces es imposible y resulta complicado. Somos muchos los padres que trabajamos los fines de semana, y es muy dificil conciliar la familia y el trabajo. El fin de semana no es igual para todo el mundo. Por favor pensadlo antes de opinar. Porque es muy feo que penseis que no nos preocupa la educacion de nuestroz hijos.

Inma (Málaga) dijo...

Anónimo te entiendo perfectamente, pero puedo asegurarte que las dos o tres madres de la clase de mi hijo que se quejaron de los deberes del fin de semana no trabajan. Besos y gracias por comentar.

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Inma cariño, hoy nos traes un tema de los que todas tenemos anécdotas, y me temo que en todos los coles se encuentra ese tipo de padres. Mi hijo lleva desde los 5 años con el libro de lectura y la ficha y se de infinidad de niños que jamás han leído y devuelto el libro, indudablemente un niño de 5 años no va a estar pendiente de esta responsabilidad, somos los padres los que estaremos detrás. Ahora mi hijo tiene 8 años y trae deberes prácticamente a diario, el es responsable y estudioso pero siempre estamos su padre y yo en la sombra controlando, pero se de cada caso desastroso, cuyos padres les importa lo más mínimo. No entiendo, no encuentro explicación a esta actitud, entiendo la falta de tiempo, pero la realidad es que el 90 % de estos casos la madre no trabaja fuera de casa. Falta de organización, falta de interés y un de educación que en su día se traducirá en fracasos escolares en un porcentaje alto.
Gran tema el tuyo de hoy Inma.