viernes, 1 de noviembre de 2013

25 fantasmas y un vampiro

Como veréis yo tampoco soy original con la temática de estos días.
El año pasado algunas madres preparamos algunas cositas para la fiesta de Halloween del cole y este año las profes de infantil decidieron dar una vuelta de tuerca más, y de paso complicarnos la vida, y los niños debían ir vestidos como la ocasión merecía, bien sabe dios que yo de Halloween paso más bien, decoraron la clase con manualidades que han estado haciendo los últimos días, contaron cuentos relacionados con el tema,  hicieron de la biblioteca un túnel del terror, además de mucho baile, risas y demás.
Este año no tenía pensado hacer nada, últimamente voy como una moto con tropecientos mil frentes abiertos, pero ahí estaba martilleando mi cerebro y creándome cargo de conciencia el antecedente del año pasado que preparé unos paquetitos de chuches invadidos por arañas, eran sin gluten pues el mejor amigo y compañero de Salva es celíaco y yo si hago algo es para todos igual, tengo muy en cuenta eso, o por lo menos lo intento.
Para colmo de mi estrés me encontré con el disfraz jalogüinero que preparar fuera de agenda en menos de 24 horas, horrorrrrrrrrrr, las cosas fuera de agenda me ponen de los nervios, menos mal que tengo a mi vecina T que es la jalogüinera mayor del reino, que ve una fiesta de la temática que sea e hiperventila de la emoción al segundo, ella es así de motivá, y me pasó un disfraz de vampiro para el nene al que tuve que meter por todos lados, ahora sé lo que significa la expresión "va disfrazado".
Al nene eso de ir de vampiro como que no le entusiasmaba, él es más friki y un vampiro es poca cosa, fingió incluso estar malo con frases tales como "estoy mu malito". Él de ideas fijas como su madre quería ir de Darth Vader, así que le contamos un rollo macabeo de que Drácula vive rodeado de murciélagos (eso es verdad) y es el padre de Batman (puede que sí, no hay ninguna prueba de ADN que demuestre lo contrario) y es además muy amigo de Dart Vader (quizás también) y por eso lleva capa negra como él y que en realidad Drácula es un medio Batman y un medio Darth Vader (¡¡¡imaginación al poder!!!).
No sé hasta qué punto se lo creyó, pero accedió a ir de vampiro, aunque bien pensado podía haber ido perfectamente de Darth Vader que para eso es el más malo-malote de todos y si nos trasladamos a los EEUU encima allí se disfrazan de lo que encarte para Halloween sin tener porqué ser un zombie, una bruja, una momia, un fantasma, una canina o un vampiro. Pero aquí somos más papistas que el papa y nos tomamos las cosas a pecho, y yo la primera. Aquí el pequeño vampiro, a que lo hemos clavado??!! Bueno el pico del pelo tal vez un poco grande y negro en comparación con su pelo:
Con ojeras, pelo engominado para atrás, pico del pelo, camafeo (antiguo colgante mío que tiene más de 20 años) y reguerito de sangre en la boca. Tanto el pico del pelo como el reguerito de sangre están hechos con rotuladores de punta gruesa que tenemos por casa y las ojeras con mi lápiz marrón de los ojos bien extendidito
Para colmo la idea de hacer algo "casero" para la fiesta del cole seguía ahí, pero resulta que hornear no es lo mío, mira por donde que yo me creía perfecta, podría haber hecho unas galletas con forma de murciélago p.e. o una tarta y decorarla para la ocasión como hicieron otras madres el año pasado, peeeero basta con que no sea para mí y que deba verla mucha gente para que me salga el mayor churro del mundo, bajo presión no trabajo pasteleo bien, así que mejor no arriesgar, además está el tema celíaco de por medio y ahí si que no prefiero arriesgar echando cualquier ingrediente que pueda meter la pata. 
Descartadas las tartas o las galletas y sin ganas de hacer 25 paquetes de chuches como el año anterior, yo seguía erre que erre en algo que fuese "janmeid" que tan de moda está, una vez más me encontré con las geniales ideas de Baballa, yo creo que a esta chica hay que darle un reconocimiento a nivel nacional por sus brillantes ideas, y voilà copiando una idea de aquí, otra de allí y mi toque personal me han salido unas piruletas fantasmagóricas (sin gluten)  la mar de chulas:

Necesitamos:
-piruletas (no sabéis qué trabajito encontrarlas redondas, todas eran en forma de corazón),
-rotulador negro,
-folios blancos,
-celo normal y celo de doble cara,
-corchopan pintado de negro (gracias a mi compi A., que lo mismo me trae al trabajo un gelocatil para el dolor de cabeza, que bizcochos caseros o tuppers de ensaladilla rusa, que me decora una habitación, que me pinta la acuarela más bonita o un corcho de negro como ahora con sus arañas y todo y mira por donde el jodido niño se dio cuenta que una de las arañas tenía 6 patas en lugar de 8 y menuda matraca me dio, sí señor perfeccionista también, como su madre otra vez, físicamente no se parece a mí en nada, pero en cuanto a carácter y forma de ser se me parece tanto que miedito me da, pobre marío con dos iguales a los que capear).
-Primero cogemos las piruletas y con celo normal recogemos por detrás parte del envoltorio para que no sobresalga sobre el fantasma:

-Segundo, hacemos la plantilla de un fantasma, la mía la he hecho yo solita, es que soy una artista.
-Tercero, calcamos la plantilla en los folios cuantas veces necesitemos, en mi caso 25 veces:

-Cuarto, recortamos los fantasmas y con rotulador negro pintamos los ojos y la boca:

-Quinto, con el celo de doble cara pegamos el fantasma sobre la piruleta.
-Sexto, pinchamos las piruletas fantasmagóricas sobre el corchopan pintado de negro como tenéis más arriba, el efecto que hace es como si los fantasmas estuviesen levitando en el aire.   
Chulas, graciosas, fáciles y resultonas, que es lo que importa, Salva por supuesto me "ayudó" y estaba como loco por llevarlas al cole y fueron un éxito total entre los compis:
Posando en clase
Además otra mamá preparó unos chupachups arácnidos muy resultones y graciosos también con sus ojitos y todo:

Por cierto, la casa también está decorada para la ocasión por el menda con cosas que me ha traído del cole y él ha hecho en casa, con lo cual más original y mejor imposible, yo creo que va a llegar un momento en el que Halloween se equipare a la navidad con tanta logística y preparos varios, de momento yo dejaré la "decoración" hasta el domingo.
Besos y feliz fin de semana.
Inma
PD: que se me olvidaba, Ruth de Carlota Crece está de megasorteo, para apuntaros aquí

5 comentarios:

Rec & Rewind dijo...

Que artistaza estas hecha! Y esto de haloween, un trabajo mas para las mamis.... Picamos en todo!
Muchos besos

ESTHER dijo...

Pues para ser todo de última hora te ha quedado perfecto!!!.

El peque no puede estar mejor caracterizado, el pico del pelo me ha encantado y las piruletas lo más.

Besitos

MI PRINCESA DE 28 SEMANAS
EL VESTIDOR DE MI PRINCESA
DULCES PRINCESAS

pilar abrazzoss dijo...

me ha encantado, ¡¡¡que manitas Inma!!! y el niño está ideal.
bss

Rocío dijo...

jjj, que vampiro más conseguido y las piruletas de fantasmas que buena idea, me la voy a agenciar para futuras celebraciones.
Rocío

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Que de ideas y que currada, eso si al vampiro hay que ponerle más feo, los vampiros guapos no valen.
Besos