miércoles, 18 de abril de 2012

Mamá elefanta

Aprovecho el tema de moda para dar nombre a esta entrada y de camino hacerles un homenaje a estos maravillosos animales, nunca olvidaré la cara de flipe total de mi hijo cuando vio a los elefantes en el zoo de Barcelona, no se quería despegar de al lado de ellos, le encantó y supongo que en su linda cabecita no le cabe que alguien los pueda matar a tiros (por cierto, las historias de las familias reales presentes y pasadas me encantan, cuanto más truculentas mejor, pero siempre desde el punto de vista de una historiadora que soy aunque no compartamos principios pues actualmente me parecen una pantomima las llamadas familias reales y la nuestra se lleva la palma, ya ha quedado demostrada la relación existente entre Sofía y Juan Carlos, creo que sobran las palabras). Pero a lo que voy que me lío y es que resulta que el papi del niño decidió unilateralmente hace unas semanas que el niño iría después de Semana Santa al comedor del colegio y eso provocó en mí una gran pena-penita-pena y un instinto de protección animal sobre mi preciosa cría de niño, cual mamá elefanta. 
Mi hijo come bien, pero de lo suyo, no le saques de sus cosas que es muy reacio a probar alimentos nuevos, aún me acuerdo de nuestras últimas vacaciones en un TI donde el niño se alimentó durante días básicamente de sus salchichas, cereales, yogures, queso y patatas fritas y me cuesta la vida misma que pruebe algo nuevo, todo eso con unas arcadas que se vuelve del revés entremedio para terminar de arreglar el asunto y cargarse todos los consejos de Supernanny que he intentado llevar a la práctica al respecto. Sabréis también que el mes pasado tuvimos un intenso mes de cumpleaños y compartimos varias tardes con otras mamis del cole las cuales alababan las virtudes del comedor con frases taaaaaaaaan conocidas, manidas y recurrentes como "mi hijo no quería probar de nada y desde que está en el comedor se lo come todo". Pues muy bien por ti y por tu hijo, pero mi preciosa cría de niño es tan cabezón o más que su madre y su padre juntos y ni que lo maten come algo que no quiera, de casta le viene al galgo.
Así que el padre tras oír esto lo decidió, muy a mi pesar pues conozco al niño como si lo hubiese parido, yo intenté convercerlo de esperar al siguiente curso, pero el padre cabezón (también) estaba sin bajarse de la burra en que el niño tras Semana Santa iría al comedor. Pero como no hay mal que por bien no venga la amigdalitis bestial que tuvo el niño esta Semana Santa me lo ha dejado listo de papeles, sólo se le ha quedado cabeza, pelos, ojos y ojeras y hay que recuperarlo un poquito antes de llevarlo al comedor pues ya se sabe que los primeros días se vienen sin comer, cosa que aún está por ver si irá, que aún no es definitivo, que ando negociando con el marío.
De todas formas yo de antemano me monté mi peli y ya me veía llorando viendo sufrir a mi hijo en el comedor dando arcadas y llamándome, porque esa es otra que no cuentan las defensoras del comedor y es que muchos niños lloran al ir al cole porque no se quieren quedar después en el comedor y les tienen auténtico pavor, yo lo veo cada mañana con algunos compañeros de Salva en la puerta del cole y me dan una lástima que no puedo con mi alma. Mi caso más cercano es el de la tata Paula, toda una señorita hoy de 16 años, la cual enfermaba sólo de pensar en el comedor y la niña lo pasaba fatal el día que le tocaba, y eso que sólo iba un día a la semana y no quiere ni recordarlo. 
El comedor está muy bien cuando no tienes donde dejarlo, como única opción forzosa, por gusto no lo entiendo. Afortunadamente nuestros horarios son compatibles y encima el colegio de mi hijo está en la misma esquina de casa de mis padres, que mi madre se asoma a la ventana y lo ve en el recreo jugando. Vamos a ver si no es estrictamente necesario le vamos a dar a los chiquillos ese mal rato??????? Yo no, seguro lo estoy haciendo mal-muy mal-fatal, pero a mi hijo no le proporciono ese sufrimiento gratuito así porque sí, ya tendrá tiempo de comerse un solomillo, a 18 años no va a llegar comiendo purés. Desde el mismo momento que supe que estaba embarazada hice un pacto conmigo misma que era el de ahorrar a mi hijo todos los sufrimientos posibles y lo cumpliré a rajatabla. Mucha gente me dice que no lo proteja tanto, que hay que prepararlo para esta vida, a ver qué leches de vida, ni que mi hijo fuese a la legión o, peor aún,  a la guerra, por Dios, que es un niño de 4 años, tanto querer endurecer a los niños, tanto querer hacerlos mayores tan pronto, que vivan sus respectivas infancias felices, si el comedor les ocasiona algún problema pues fuera comedor si no es estrictamente necesario, joderrrrrrrr.
Por otro lado están las dos abuelas también reacias al comedor, vamos de mi parte. A mi suegra no le convence el comedor nada de nada porque sabe perfectamente cómo es el niño aunque briegue menos con él. Y ya si es mi madre pues andaba con más pena en el cuerpo que yo por la "descabellada" idea del padre del niño de meterlo en el comedor. Mi madre se dedicó a recoger información sobre el comedor en la puerta del cole y el día de la fiesta de los abuelos antes de Semana Santa seguro hizo a más de una un tercer grado al respecto. Lo más gracioso es que algún alma cándida en un intento de tranquilizarla y de mostrarle lo variado y bien que se comía en el comedor le dijo que comían hasta codillo. Dijo la palabra prohibida, porque ni mi madre ni yo podemos con el codillo, estará muy bueno que no digo que no, pero no podemos con esa parte del animal, así que en lugar de tranquilizármela hizo el efecto contrario, me la alarmó aún más y me llegó con frases del tipo de: " A ver, tú ves a tu hijo comiéndose un codillo??? Si no nos gusta ni a nosotras!!!" Cierto, a mí me ponen codillo y directamente lo estampo contra la pared, con la carrillada un tanto de lo mismo o más, así que si me invitáis a comer ya sabéis que ni carrillada, ni codillo, ni conejo, ni cordero, ni pajaritos fritos, mejillones, ostras y similares y la ternera la tengo que ver antes de comérmela. 
Ya os iré contando aunque espero vuestras experiencias a modo de comentarios con el comedor, a ver si sois capaces de tranquilizarme o de ponerme más nerviosa. Quiénes ganarán? Las partidarias o las detractoras del comedor???  
Bienvenida María González Librán, nuestra seguidora nº 145!!!!!!!!!
Besos.
Inma

23 comentarios:

susana dijo...

Ay Inma el chiquillo tiene a quien salir en lo de burro por lo que veo...jajaja mira puedes hacer la prueba unos dias, si al niño no le gusta fuera! si el niño va encantado le dejas... hay niños que terminan pidiendotelo ellos mismos, a mis primos que no comen muy bien tampoco les gusta quedarse con los amigos allí... yo de pequeña en mi primer cole me quedaba todos los dias porque vivia lejos del cole, pero yo como como genial...jajaja a mi ermana la gustaba menos!
Un besazo ya nos contaras :)

Inma (Málaga) dijo...

Gracias Susana, el problema es que Salva es muy caquitas y selectivo para comer, aparte de muy cabezón que como diga no es no. Besos.

Opiniones incorrectas dijo...

Yo odiaba con toda mi alma el comedor de mi colegio. La comida estaba malísima y era muy escasa. El puré de verduras sabía a quemado y todavía recuerdo su horrible sabor. De segundo casi todos los días nos daban una loncha de jamón de york y tres croquetas y de postre rara vez había algo rico, y cuando era así, la porción era ínfima y el plato de postre de los profesores rebosaba. Encima luego te tenías que quedar vagando por el colegio hasta las clases de la tarde. Fui de 1º a 4º de EGB y aún me dura el trauma.
Por suerte, hoy día los comedores distan mucho de ser algo así porque hay más vigilancia después y se miran mucho más los alimentos. Es más, mi sobrino fue una temporada al de su colegio y todo muy bien.

Maria dijo...

Yo metí a mi hijo porque aparte de comer solo pocas cosas y casi tampoco(vamos que no come casi nada) yo lo que quería es que aprendiera a comer, comer de todo (verdura, pescado......), pero nada estuvo dos cursos y en el comedor se lo comía (o eso me decían) pero en casa sigue igual ya me he rendido y tiene 7años y me he resignado a pensar que ya comerá.

Inma (Málaga) dijo...

Opinones Incorrectas los comedores de hoy en día no tienen nada que ver, están perfectos y la comida es rica y variada, el problema es mi hijo que se va a negar a probar cualquier cosa que no sea lo suyo y a la mínima que le insistan da unas arcadas de campeonato, y tampoco quiero que asocie el colegio al que adora con el comedor. Igual le doy muchas vueltas al asunto y todo es más fácil de lo que creo y el niño me sorprende, cosa que dudo. Besos. Inma

Inma (Málaga) dijo...

María gracias, pues eso digo yo, que ya comerá más cosas cuando crezca, mi hijo p. e. come muy bien lo suyo, lo que pasa es que se niega a probar potajes, pasta, arroces, etc. como no sea en purés y procuramos que todos los día coma hidratos, proteinas, lácteos, frutas, verduras y cereales. Gracias y besos.

silvia dijo...

Yo soy partidaria del comedor solo si es estrictamente necesario, si no no. De todas maneras el niño es rarito pa comer pero tiene a quien parecerse!!!! jjajaj pues no eres tu dificil pa invitarte a comer no????besitos

Inma (Málaga) dijo...

Que no Silvia, que yo con una ensaladilla rusa o una pasta soy la más feliz del mundo. Besos. Inma

ESTHER dijo...

Ufffff a mí el comedor me traumatizó y e ha dejado secuelas con el huevo frito y las lentejas!!!!!

Sin embargo Alba come en la guardería y genial, a ella leha venido fenomenal de hecho ya come de todo y sin pasar.

Besitos

MI PRINCESA DE 28 SEMANAS
EL VESTIDOR DE MI PRINCESA

ESTHER dijo...

Ufffff a mí el comedor me traumatizó y e ha dejado secuelas con el huevo frito y las lentejas!!!!!

Sin embargo Alba come en la guardería y genial, a ella leha venido fenomenal de hecho ya come de todo y sin pasar.

Besitos

MI PRINCESA DE 28 SEMANAS
EL VESTIDOR DE MI PRINCESA

Natalia dijo...

No se si te puedo ayudar en esto, mi hijo si esta en comedor pero desde peque come de todo. Poniendome en tu lugar y como yo soy tambien un poco "mama elefanta" (tambien lloro imaginandome las cosas q le puedan pasar, el primer dia de guarde despues de entrar el a clase salio una profe a consolarme a mi,imagina jaja), yo probaria un par de dias, y que te cuente el, y las profesoras tambien. Y si no le gusta y le ves con panico de ir ya que tienes la suerte de tener compatibilidad de horarios, pues le sacas y él tan contento. Creo que eso haría yo, porque tampoco pasa nada por intentarlo, muchas veces los adultos damos vueltas a las cosas y luego ellos nos sorprenden!!besos

Inma (Málaga) dijo...

Gracias Esther, gracias Natalia, el comedor no es precisamente por necesidad debido a nuestros horarios, es para que pruebe otras comidas y aprenda. Besos a vosotras también. Inma

cristina dijo...

el comedor es una opción muy buena, pero creo que como en casa en nigún sitio. A mi de pequeña el médico me "receto" el comedor pq no comía y te puedo decir que salvo el higado y las sardinas en el comedor comia de todo, el "castigo" duro dos meses, tiempo en el que comí mejor y una vez de vuelta a casa segui sin comer bien. El ciclo se repite y Celia sólo come batido, sigue con sus cereales y leche para desayunar y cenar, fruta batida en la merienda y la comida, gran tormento, medio huevo, 2 ó 3 macarrones, yogurt... y no la dejó a comedor, pq creo que comería aún peor

Inma (Málaga) dijo...

Cristina eso mismo me pasa a mí, que si lo dejo en el comedor sé que no me va a comer, por lo menos en casa se come todo lo suyo aunque sea pasado. Besos. Inma

Anónimo dijo...

Mi niño es como tu Salva "rarito " para comer; yo tuve que dejarlo en el comedor tres días a la semana porque no había otra opción, pero durante el primer año, lloraba como alma en pena cuando llegaba la hora de ir a comer.En el cole se portaban (y se portan) genial con él, me contaban qué comía cada día, la cantidad, tenían una paciencia infinita, pero no sirvió para quitarle sus manías. Ha mejorado muncho (va a hacer siete años) pero por la constancia en casa.Al comedor va ahora contento, pero lo pasó fatal.
Yo también soy mamá elefante, y lo de ahorrarle disgustos es cierto,no es sobreprotegerle, es que tu Salva, tiene cuatro años leñe, ya le llegará al pobre que la vida es dura a veces.
Ana.Santiago

Inma (Málaga) dijo...

Gracias Ana por tu comentario. Besos. Inma

Naim dijo...

Inma, Naim como Salva, o incluso menos variado, de lo suyo super bien, pero lo sacas de ahí....y cero patatero, y es que ni chuches, lo digo y no me creen, o si no me dicen....ah bueno si chuches no quiere entonces.... como diciendo la comida no la comerá pero las chuches sí. Pues no.
Yo no soy partidiaria del comedor. Si no tuviera con quien dejarlo pues que remedio, pero te digo que sería mi sufrimiento diario, incluso aún sabiendo que al niño le gustase la comida.
Yo no digo que no esté bien la comida, pero a mi no me gusta la comida de catering, y darselo a un niño en sus primero años....pues menos!!! A lo mejor estoy anticuada, pero por muy mal que coma, como en casa en ningún sitio!!! Tú le conoces mejor que nadie!! Y ojo, que yo no soy consentidora, que me las vi y me las desee para que comiera sus primero purés y ahora sé cuando no quiere comer por querer jugar o porque de verdad ese día no tiene tanta hambre (que ellos saben mucho!!!!!!)Si lo ves conveniente puedes probar, pero si ve que al niño no le gusta, pues no sería bueno traumatizarlo porque luego asocia el cole con el comedor como algo negativo y ahí puede haber una gorda!! Bueno guapi, un besote

PD: y me pregunto, qué hay de malo en sobreprotegerlo??? pues yo estoy totalmente en desacuerdo en querer hacer a los bebés niños, y a los niños adolescentes, etc...creo que se hacen mayores "muy rápido" que pierden la inocencia muy pronto, y no lo hay en esta vida como la inocencia de un niño. Bueno, menudo rollo te solté.

Inma (Málaga) dijo...

Lorena Salva tampoco es de chuches, sólo gusanitos o patatas y si acaso un bocadito muy pequeño al chocolate, aunque la seño me dice que en clase come gominolas cuando ha habido algún cumpleaños, pero yo he intentado a darle y conmigo nada. Besos

Maria dijo...

yo mientras no me sea estrictamente necesario no dejare a mi peque en el comedor, aunque si es verdad que los comedores de ahora no tienen nada que ver con los de antaño, que intentan que las comidas sean equilibradas y te dan un menú para toda la semana para que vayas viendo lo que comen. pero yo mientras pueda no la llevaré...
besazosss de mama elefanta a mama elefanta,jajaja

marta dijo...

joo yo había comentado en ésta entrada!!! bueno que lo de los elefantes me parece uuna autentica vergüenza por parte del rey y de la casa real y de todos, no solo eso, urdangarin también me parece una vergüeza y bueno es más la casa real en si es una vergüenza y sobra en españa YA. por otro lado lo del comedor pues yo solo fui un dia en mi vida porque tenia miedo a quedarme y que no me gustase la comida, además me quedé por propia voluntad, me hacia mucha ilusión, tendría como 10 años...y me lo pasé muy bien ese día pero no volvi a quedarme nunca más, luego cuando estuve en el cole hace 2 años me quedé porque los niños me lo pidieron y escogí el dia que comian sopa y yogur, bueno yo es que soy muy especialita para las comidas y te digo que a dia de hoy me fio de pocas cocineras entre ellas mi abuela y mi madre y la madre de mi novio en las veces que he ido, me ha cocinado al gusto casi, asique pensando en Salva yo le preguntaría si quisiera ir al comedor donde van mas amigos suyos y dorarle un poco la pildora y que lo pruebe, si le gusta adelante y si no le gusta pues como de momento dices que no es necesario pues no pasa nada! eso sí si dices que es tan tan malo para las comidas yo lo dejaria almenos para probar pues puede mejorar muchísimo, los niños suelen cambiar radicalmente ciertas cosas que hacen en casa y que parece que nunca van a ceder y el cole son niños ``nuevos´´. Un besazo!

Inma (Málaga) dijo...

¡¡¡¡Gracias María y Marta!!!! Besos.

Virginia dijo...

Mi niño aun no va a comedor ni tiene edad, pero sólo estoy a favor si es estrictamente necesario, como va a estar con su mamá no va a estar con nadie...

Y es que te entiendo perfectamente porque yo soy mamá elefanta pero elefanta vamos que me falta la trompa y ponerme gris jajajaja.

Ya veras como le ganas la batalla al papi(sois cuatro contra uno jeje)y si no pasas de elefanta a leona enfadada y verás como cece ajajaja.

1 besazoo

http://zapatodecenicienta.blogspot.com.es/

tersina dijo...

jajajjajaja....que buena la entrada.
Yo no los lllevo al comedor,pienso como tú,ahora eso sí, yo hago un menú semanal,quien no coma un día aqui la "mua"no hace otra cosa,habrá que esperar a la merienda jajajaajaj
Chica suerte con tu marío.......cuando se ponen cabezón......!!!!