miércoles, 18 de mayo de 2011

A rayas

La entrada de hoy está dedicada a las rayas, se trata en concreto de dos pantaloncitos cortos de esta temporada, ambos se combinan con la misma camisa blanca de Neck & Neck, esta camisa me tiene sorprendida, pues con ella haré una gran cantidad de conjuntos, desde más de vestir a más informal con unos vaqueros, unos tirantes y unas zapatillas de lona, es todo un básico muy bien amortizado y nunca falta en el armario de Salva.


El primer conjunto lo forman un pantalón corto tipo tirolés de Nanos con rayitas camel y marfil a la que le meto la camisa blanca para realzar aún más los colores del pantalón:




El pantalón es una monada, es una especie de bambula con bolsillos a los lados y detrás y es la única prenda que esta temporada hemos adquirido en Nanos, y la verdad es que iba con mucha espectación (como siempre) a esta tienda, pero esta vez no he encontrado nada para Salva que me guste tanto como para traérmelo, será que está a medio camino entre un niño pequeño y un hombrecito, pero todo me parecía muy de bebé o muy de mayor. O puede ser también que me esté volviendo práctica y comedida en lo referente a compras para Salva, cosa que no creo. Y la verdad es que venirme para casa sin nada que sacie mi espíritu gastón tras pasar por una de mis tiendas preferidas con ganas de gastar provocá en mí una extraña sensación que me deja a rayas, a cuadros y hasta a lunares (por eso de que tengo pecas), pues por un lado me alegro ya que no he sucumbido al consumismo desenfrenado y loco, pero por otro lado me decepciona precisamente el no haber sucumbido a mi predisposición a gastar.


Y cuando llego a casa el marío se alegra un montón y respira aliviado, porque el pobre se tira toda la tarde sabiendo que ando suelta en Nanos, Cubetes, Monigotes, Gocco y demás lugares con ganas de gastar y sólo hace pensar en cuánto le puede salir mi tour, así que cuando me ve llegar con nada o casi nada pues respira aliviado y me anima a seguir por ese camino. Pobre, no sabe que yo pronto me busco otra cosa. Bueno a lo que iba, dicho conjunto lo combino con estos inglesitos camel tan monos:


Y ahora os dejo la versión vestido-de-niña-mucho-más-bonito-que-el-pantalón-soso-del-niño sólo para que veáis que llevo la razón cuando digo que los modelos en las niñas están más currados y pensados que los mismos modelos para los niños:


El segundo pantalón a rayas es de Gocco, en lino y de rayas horizontales, que aún no he descubierto si son en azul marino o en gris, el modelo es el tipo sevillanito muy cortito y favorecedor con una cinturilla muy original, se le pueden quitar los tirantes, cosa que haré con toda seguridad y le pondré otros tirantes que tengo en azul marino y rojo, la camisa blanca es la misma:


Lo combino con estos pepitos de loneta en azul marino:




Esta semana ando medio loca y mis días deberían tener por lo menos 30 horas, entre el trabajo, la casa, el marío, el niño, a lo que se han unido la entrega definitiva del famoso libro (ayer tarde), también he comenzado a pagar las diferentes promesas por lo de mi padre a mis santos de cabecera por diferentes iglesias del casco histórico de Málaga, lo que me lleva su tiempo y varias tardes. Pues bien, por si fuera poco el sábado tenemos boda, se casa una sobrina de Tomás y Salva llevará los anillos, lo que implica que yo ando sumida en un proceso de chapa y pintura de lo más profundo y total que hará que no me reconozca ni mi madre: tinte para reavivar mi pelirrojo (el lunes), quitar bigotillo (nada más que termine con esta entrada), poner rubios los bellitos de los brazos ( no sé cuándo), dedicar más atención a los pies (tampoco sé cuándo) pues llevo unos taconazos que son unas tirillas, lo que le convierte en el típico zapato HP, muy bonito pero muy jodido, intentar comer menos por aquello de que el vestido quede lo más digno posible, depilaciones varias, intentar tomar algo de sol para que se mitigue milagrosamente el blanco lechoso que tengo (imposible, por falta de tiempo y de sol pues está nublado y da para varios días), peluquería para el niño, etc., etc., etc. Vamos que parece que la que se casa soy yo.


Y mientras tanto los novios relajándose en un spa, y así a bote pronto se me viene a la cabeza el día anterior a mi boda, era el 19 de noviembre de 2004, ese día inaugurábamos una expo colectiva muy importante en la Sala Alameda y yo era la comisaria, eso implica un trabajo enorme de coordinación entre otras cosas, pues bien ese día tenía a las 12 de la mañana rueda de prensa con los medios de comunicación para presentar la exposición, rueda de prensa que tuve que repetir a las dos y media de la tarde porque un medio no se pudo presentar a las doce y nos pidió por favor que le atendiésemos más tarde, y claro, todo sea por amor al arte nunca mejor dicho. A las ocho de la tarde se inauguraba la exposición con todos los artistas, público en general y autoridades, sin exagerar unas 500 personas perfectamente. Pero antes ya me lo había dejado todo listo en el trabajo pues hasta después del puente de la Inmaculada no me incorporaba, había ido a mi casa, medio comido, me pasé por la esteticién que decidió hacerme las manos esa tarde, me fui pitando para la Sala de exposiciones con la cara "lavá" y "peiná" como pude, allí estuve casi hasta las diez de la noche atendiendo a todo como comisaria. A las diez y media de la noche quedé para cenar con mis padres y unos amigos de Córdoba que vinieron para la boda. Tomás un tanto de lo mismo con su trabajo y las reformas de la casa. Total, que entre pitos y flautas, me vine a quedar dormida sobre la una de la madrugada y a las seis sonaba el despertador, porque tenía que bañarme y estar en la pelu a las siete de la mañana, pues a las doce me casaba. Y yo me pregunto: o la gente se lo monta muy bien o yo muy mal y soy tonta.
Ya me despido que tengo la tarde movida, pues tengo que hacer por este orden: bigotillo, fregar casa a fondo y recoger pantalón y fajín de Salva para la boda.


Os dejo un beso estresado.


Inma






7 comentarios:

Angelottes dijo...

Touchée... para mí uno de los conjuntos más bonitos d ela temporada es el de rayas camel y marfil de karpi o nanos, me parece ideal yo también lo tengo es precioso. Clara

MARIA dijo...

Jo, Inma hasta con prisas eres genial. Besos.

MOSCHINO HIPPY CHIP dijo...

jajajj, como transmites... muy bonito el conjunto de tu Salva... yo tb me estreso cuando hay boda, comunión o cualquier acontecimiento, siempre dejo las mechas para el final, y digo no me va a volver a pasar! pero me pasa... tranquilizate y disfruta!!! besetes

Susana dijo...

Nina hoy pensé yo.... Cuando será la boda de inma y k pondrá a mi salva,,,,,,
Lo de casarse por la mañana es de locos ufff vaya madrugón .......por cierto he leído el mensaje de la calila azul y dices k si te toca se lo regalas a aleguien especial..... Esa soy yo verdad??..jjjj
Un beso desde León

cristina dijo...

Que vida más interesante y "estresá", lo siguiente es unas vacaciones en un spa alejada de todo, incluso del blog... lo conseguiras??

La calila Azul dijo...

¡QUE ESTRES, MADRE MIA!,Solo de leerte, me he estresado....jajajaj.
Bueno espero que al filnal, todo te salga a tiempo.
Por cierto, el pantalon de rayitas camel es "lamardemono", como dirian en mi pueblo..jajaj.
Un beso y ponte muy guapa para esa boda.

Elvira dijo...

La vida diaria es super estresante, sobre todo las que somos mamas trabajadoras por aquello de trabajo, niño , casa , y demás. Un toque de humor como le dá Inma es genial, una manera de sobrellevarlo.
Los conjuntos divinos Inma, pero tienes razón que mirando la versión niño-niña, la de niño no tiene color, pero siempre siempre ocurre lo mismo.
Muchas gracias por tus deseos, nos vemos pronto.
Un besito para los dos.