domingo, 8 de mayo de 2011

Madres de acogida

Hoy quiero hacer una entrada especial a las madres de acogida, que son esas "mamás transitorias" que ponen todo su amor y cariño en hacer que la llegada al mundo de un/a niño/a sea lo menos traumática posible tras ser entregados por la mujer que les ha dado la vida y hasta que sean entregados definitivamente a sus verdaderos padres (los adoptivos). Aunque los casos son muy variados y muchas veces los niños vuelven con sus madres biológicas.

La labor de estas madres de acogida es verdaderamente de reconocimiento, pues en la mayoría de los casos se encuentran con un bebé de días a los que poner en 6 o 7 meses hasta que son dados en adopción y ya no los vuelven a ver jamás. Pasan malas noches y malos días, pues todos sabemos lo que es un bebé recien nacido, los quieren , se implican y tanto la madre de acogida como el bebé se convierten mutuamente el centro de las vidas de cada uno por unos meses.

La labor humana de estas madres de acogida no está pagada con nada, por otra parte la administración encargada de este tema está haciendo muy bien en promover está situación, pues siempre es mejor para un niño estar en el seno de una familia que le da amor y cariño a estar en una casa-cuna (¿se dice así?) esperando a que alguien se le acerque para regalarle una sonrisa o un poco de atención. Me consta que el equipo humano (médicos, psicólogos, asintentes sociales, etc.) es inmejorable y contribuyen a facilitar la labor a todas las partes.

Desde aquí un beso muy fuerte a todas las madres de acogida, y si alguna me lee pues decirle que es una supermujer y una supermadre. Os dejo una foto de mi cuñada A., hermana de mi marido, ella es madre de acogida desde hace años, el niño que tiene en brazos es Salva con 4 meses.


De mi cuñada os puedo decir que adora a los niños y que su vocación frustrada es la de matrona. No os podéis ni imaginar con qué pasión y entrega se da sus niños, cómo lo prepara todo ante la entrega de un nuevo niño. Lo anota absulotamente todo para información de los futuros padres y además siempre se preocupa de prepararles diferentes DVDs con fotos y videos de recuerdo para que no se olvide una parte de las vidas de estos niños. Es toda una profesional y una pionera en esto y en más de una ocasión se ha encontrado en casa con dos niños pequeños a la vez. Ella es absolutamente feliz ejerciendo de madre de acogida aunque cuando los entrega la pena se la come, pero satifescha de haber realizado una bonita labor con estos niños.

Besos en esta calurosa mañana de domingo.

Inma

5 comentarios:

MOSCHINO HIPPY CHIP dijo...

dale mis felicitaciones a tu cuñada!! vaya labor! que difícil tiene q ser el dia que se vayan con su nueva familia!

Boutique infantil Carrusel. dijo...

Me ha encantado la entrada de hoy Inma.
Yo tengo claro, que cuando mis peques sean mayores, quiero ser madre de acogida, por todo lo que implica.
Aunque imagino que el momento de devolver a esos niños a sus familias tiene que ser muy duro, pero la sensación de haberles hecho felices tiene que ser insuperable.
Enhorabuena a tu cuñada.

Muchos besos.

Ana.

Susana dijo...

Inma dale un beso enorme a tu cuñada por que es una gran persona y desde luego el corazon no la entra en el pecho .... cuanto hay que dar cuando te viene una criatura a casa y encima si sabes que no se va a quedar... que es solo circustancial.... uff que duro luego dejarla marchar... yo no podria.... siempre me he planteado eso por que tube una niña de australia 7 meses.... pero ufff cuando marcho me quedo una senacion como de perdida.. como el hijo prodigo que se ha ido y piensas ... cuando volvera??
Dala un beso a tu cuña y un beso para ti...

cristina dijo...

Una gran labor y tan dura, cuando cojes cariño a un niñ@ sabes que en cualquier momento te lo pueden quitar, me parece de una enorme valentia y generosidad ser madre de acogida. Felicidades a tu cuñada y a todos esos niños que ha hecho feliz

Elvira dijo...

Que bonita labor Inma pero que dura a la vez. Fíjate que yo creo que no podría dado que cuando llegara el momento de entregarlo no sería capaz, lo consideraría ya mio y no podría.
Mis felicitaciones a tu cuñada por esa labor tan tan de corazón y el gran esfuerzo que hará al final del camino.
Un beso muy grande