martes, 29 de marzo de 2016

Vamos a tunear otra vez

Sois bastantes las que me contáis en muchas ocasiones el esfuerzo tan grande que os supone comprar ese vestido que os ha enamorado por la situación económica, y que muchas veces hasta es imposible tenerlo y hay que conformarse con soñarlo, mucho menos contar con un leotardo/calcetín, zapatos y rebequita al tono para cada conjunto. También me consta, porque así me lo hacéis saber, que os encantan esas entradas de cositas baratas, de rebajas y de combinaciones para amortizar la ropa que os dan muchas ideas. Y a mí me encanta que os encante.
Este verano sólo cuento con tres jesusitos más arreglados para Alejandra,  el resto es ropita de mi estilo pero muy sencilla, ponible y fresquita y sin perder el toque tan de bebé que tanto me gusta, y muchas ranitas, muchassssss, es lo mejor para los veranos de Málaga donde la mezcla de calor y humedad ambiental es soporífera.  
Una vez tienes los jesusitos en tu poder y has desembolsado una pasta importante viene la segunda parte, los zapatos,  este verano la cosa se ha terciado de tal forma  que con unas únicas merceditas rosas voy hacer el apaño. Debo reconocer que en un principio pensé en plata y en dorado para apañarme con los tres jesusitos, pero sinceramente, la veo pequeña para unos zapatos en plata o dorado, hay tiempo más adelante, es mi opinión. 
Así que pensé en el rosa bebé de toda la vida de dios y en las típicas merceditas de siempre, más clásico imposible, y oh sorpresa en una zapatería del barrio las encontré en liquidación justo por la mitad a 20 euros y en el número que necesito para echar todo el verano y todas de piel muy suave y flexible. Así que no podía dejar pasar la oportunidad. Van perfectas con dos de los jesusitos (uno blanco con adorno rosa y otro rosa con adorno beige) , pero con el de Nini verde de flores se planteaba un problema, y es que aunque las merceditas fuesen en  el rosa que aparece en el degradado de las flores, resulta que la picolina y el lazo de tul tan llamativo del jesusito tenían otro color y pensando qué hacer probé a hacer unos lazos zapateros de grosgrain con el mismo color y meterlos por la correilla, y et voilá, zapatos tuneados por 0'75 céntimos perfectos para el Nini, os aseguro que los tonos del zapato y el lazo en vivo y en directo son los mismos que los del vestido y yo me siento muy bien por haberme ahorrado 50 cucas que era lo que me costaban los zapatos que vi al tono de la picolina y el lazo, para poner dos o tres veces como mucho y luego darlos nuevos. Cuando el esposo me vio atareada en los lazos me preguntó qué hacía, y yo le respondí "ahorrarte dinero" y me soltó un "ole mi niña, así me gusta". Espero que este tuneo os sirva a más de una a ahorraros unas pelillas importantes. 
Ya me la estoy imaginando el próximo 11 de junio en la coronación de la Soledad de Mena con el jesusito Nini verde de flores y sus merceditas tuneadas. Va a estar de impresión. Un gran look para un día grande para los malagueños y menosos.
El resto de ropita, aunque en mi estilo más bien clásico, las pondré con merceditas de lonas, que para el día a día me encantan, además de ser la opción más cómoda para la niña y de las más económicas para mí. Las tenemos en roja y rosa bebé y nos vamos a traer otras en beige:
Y de lona son también estas sandalias blancas tan chulas a las que vamos a sacar mucho partido:
Besos. Inma