lunes, 16 de febrero de 2015

Lo que me gusta y lo que me horroriza

Que nadie se tome esto a mal pero veo cada modelito en el FB que es para gritar y no sólo por el precio por muy artesanal que nos lo pinten.
Cuando era madre amante de la moda infantil de un niño sólo no reparaba tanto en los "detalles" de los modelitos de niñas y el número de los que me gustaban era muy alto, o quizás la tendencia entonces no era taaaaan barroca y cargante como ahora, puede ser también.
Hoy día como madre de una niña y amante de la moda infantil y como potencial compradora me he vuelto muy selectiva y son pocos modelitos los que compraría, en este punto el precio no me importa, o bueno sí me importa, pero si me gusta y me lo puedo permitir no me lo pienso porque  se vive una vez y porque no me voy a quedar con las ganas de ver a mis niños con algo que me enamora y disfruto como una enana, pero es que resulta que últimamente me convence más lo que resulta más asequible y normal.
Sí, lo más normal dentro de mis gustos más bien clásicos, porque me repele hasta decir basta esta tendencia actual de la moda infantil que opta por lo barroco, recargado y excesivo hasta para un simple bañador de playa y que como tendencia espero que tenga sus días contados y pronto volvamos a la normalidad, al menos es más, a un estilo clásico infantil depurado, sencillo y lleno de encanto, que también existe afortunadamente y son muchas las firmas pero aparecen ensombrecidas por el despliegue de "medios" de las otras.

Me horrorizan los grandes estampados llenos de ramajos rojos, naranjas y verdes, los estampados con maniquís antiguos, sombreros antiguos, bolsos antiguos, gatitos que dan más bien miedo, cupcakes y demás repertorio o telas que son tapicerías sin más y no sabes si colocas a la niña un vestido o un mantel.
Me quedo con el piqué, la batista, el algodón, la villela, el paño, el plumeti, el tweed, la micropana, el lino, o el punto en colores tierra, empolvados o pastel, me pirran los tonos tierra en toda su gama, el verdeagua, el coral y el blanco con gris o con camel me parecen el colmo de la elegancia y la sencillez.
De quedarme con un algún estampado que sean los lunares muy sutiles, el toile de jouy discreto, los cuadros de vichy (pero sin mezclar colores por favorrrrrr) o los tipo Burberry, los escoceses no todos me van, pero el príncipe de gales y la espiguita me encantan, y en cuanto a flores me quedo con un elegante y discreto liberty, no con una reproducción impresionista del cuadro Campo de Amapolas de Monet, que como obra de arte es una de las más bellas de toda la historia del arte, pero como estampado para vestido de niña, ummmmmmmmm, como que no.  
No soporto un vestido con siete capas que las niñas parecen mesas de camillas y si se caen rebotan, eso sin contar con el calor del sur, aquí imposible. Para capas y volantes aquí en Andalucía tenemos afortunadamente el traje de flamenca y punto, más allá de eso que no me busquen, no se trata de llevar a las niñas disfrazadas por dios. El exceso de lazos y puntillas un tanto de lo mismo. Me quedo con los cortes limpios y sencillos, con las tiras bordadas, los encajes de bolillos, las picolinas, los volantes y los lazos EN SU JUSTA MEDIDA y que el vestido no se convierta en un muestrario de mercería. Creo que cuanto menos se mezclen estampados, colores y encajes en medio metro de tela mejor y más elegante será el resultado. Bueno y eso sin contar con esos florones superpuestos que zampan en el pecho y que son más grandes que las cabezas de las niñas. Dónde está el nido de abeja tan bonito y tan infantil y que tanto adorna a un vestido, a una camisa o a un jesusito???? Y las telas sutilmente bordadas o perforadas que no necesitan nada más???
Otra cosa que ya me da grima y que lo había pensado y que creía que eran cosas mías, pero resulta que no, que afortunadamente hay más de una y de dos que piensan como yo públicamente, es la tendencia actual de colocar a los vestidos y jesusitos de las niñas el típico encaje de poliester de las combinaciones de nuestras abuelas, sí, ese que pica sólo con mirarlo y que directamente es HORROROSO y le da a la prenda un aspecto de pobretón y poca calidad aunque su precio tenga tres cifras. Veo esos encajes e irremediablemente pienso en esto y sinceramente para una niña como que no los veo:

Se ve que ya está todo inventado y que no se sabe cómo ser original aunque se roce lo estrambótico, y claro, después todas las firmas a copiarse unas a otras como locas.
Me he quedado superagustito, ea.
Besos. Inma

11 comentarios:

Holanda Suárez dijo...

Hola! Estoy completamente de acuerdo contigo. Soy una mama novata de una niña de 6 meses y me horroriza esta moda de vestir a las niñas como si fueran muñecas de porcelana, de esas antiguas que dan hasta miedo. Espero que estaoda sea pasajera y pronto se vuelva a la moda sencilla y elegante quefavorecenas a las niñas.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, si fuese un manifiesto lo firmaba ya, también soy amante de la moda infantil y tengo dos hijas de 5 y 3 años y lo que veo no me gusta nada de nada. Una fiel lectora que nunca comenta por verguenza. Por cierto tus niños me encantan.
María José

Rocío dijo...

Soy madre de un niño y amante de la moda infantil de las de hacer muchas tonterías como comprar y comprar y luego no estrenar, algo de lo que no me siento orgullosa, no niego que me encantaría tener una niña pero viendo lo que veo ultimamente casi me alegro de tener un chico al que vestir porque no me gusta nada. Parece que te hayas metido en mi cabeza y puesto lo que pienso, mejor imposible.
Rocio

Epesse dijo...

Yo no tengo niños, pero también me horroriza llevar a las niñas como si fueran Mariquita Pérez... Envueltas que no se pueden ni menear las criaturas. Donde esté un vestido sencillo... por cierto que he encontrado una tela estampada de flores que haría un vestido sencillo monisísimo. Ya te la enseñaré.

Marian Alvarez dijo...

Totalmente de acuerdo.
La elegancia no va aunado al recarga miento de las prendas.
Se trata de perdurar n el tiempo no de despuntar unas pocas temporadas

Creo firmemente en las prendas con estilo con ese algo que te enamoran y sin dejar de pensar que son niñ@s.

Saludos

Www.lagavetmodainfantil.com

Toñi BitácoraDeUnaMamá dijo...

Uuuuuuuuuuuuffff Inma, ¿qué decirte? Ya sabes que yo opino lo contrario. Creo que en el armario de una niña debe haber de TODO, desde vestidos de mucho vuelo (que por cierto son dos capas de 2,8m cada una, y favorecen un montón a todo tipo de niñas) hasta unos leggins vaqueros. A diario mi niña luce conjuntos sencillos, exentos de puntillas donde prima la gama de colores combinada, en lugar del diseño del modelito y cuando tenemos algún momento especial me gusta tener siempre un vestido de mucho vuelo porque la veo distinta, especial y GUAPÍSIMA. Yo soy de tu tierra y doy fe que los vestidos de vuelo se pueden poner sin problema, evidentemente no un 30 de Julio a las 15:00 para salir a pasear, pero es que en esas circunstancias ya sabes que nos sobra hasta un vestido de gasa de corte evasé y poquita gente hay a esa hora paseando por la calle.
Como todo en esta vida es cuestión de gustos, como digo yo, debe haber de todo y considero que a día de hoy la Moda Infantil es muy amplia, y ,afortunadamente, TODAS podemos ver satisfechos nuestros gustos en ella. En absoluto considero que la moda infantil tenga tendencia a lo barroco, es más de hecho yo creo que conviven, varios estilos a la vez. Eso sí, hay marcas con un marcado estilo y otras con otro.
Un Mar de Besos
Cuaderno de Bitácora de una Mamá

ana mary dijo...

Yo soy modista y confecciono prendas infantiles,no te imaginas a veces lo que te piden ...y el asombro cuando te llega la tela y es tapicería ...que casualidad en mi salón tenia un cojín de esa tela,...soy mama de una niña a la que no seria capaz de vestir ni de mesa camilla ni de mantel ni de muñeca antigua...un voto y mi mayor admiración a las personas que piensan como tú...������

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, la elegancia está en las cosas sencillas. Últimamente hay mucha ropa excesivamente recargada, que no favorece a ninguna criatura, parecen peponas. Afortunadamente también hay firmas sencillas, "limpias", con pequeños detalles que marcan la diferencia. Me da mucha penita ver a los niños disfrazados.
Ana.

nuria dijo...

Estoy de acuerdo totalmente contigo. Me encantan las batistas, los piques, los colores claritos y los estampados pequeñitos y limpios. Tengo 2 niñas y 1 niño y te aseguro que llaman la atención y en mi vida he comprado un conjunto de esos con metros y metros de tela, puntillas...etc.
Enhorabuena por esta entrada.

Anónimo dijo...

Suscribo todo lo que dices Inma. Yo tb soy del sur y me da repelús ver tanta capa de terla y tanta puntilla. A veces parecen repollos, los pobre.Por supuesto que respeto todos los gustos y que cada uno vaya como quiera. Pero una cosa que si me rechina bastante es ver a las niñas envueltas en puntillas y capotas gigantes y al padre en camiseta de futbol y chanclas...
Un beso
María

Rut dijo...

Inma..NO SE SI HACERTE LA OLA..jejeje..pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Chimpón y Amén. Lo menos es más. Besotes