jueves, 29 de agosto de 2013

De limpieza

Siempre aprovecho las vacaciones del mes de agosto para hacer limpieza general en casa: cortinas, ventanales, lámparas, fundas de los sofás, baño, cocina, muebles a fondo, vajillas, colchas, pintura, etc. Nada escapa al mocho de la sargento. Antes lo hacía la última semana de mis vacaciones tras nuestro tour, pero desde que nació Salva prefiero distribuirme el trabajo a lo largo del mes y cada 3 o 4 días me centro en una estancia de la casa, estoy mu mayó para tanto trajín en pocos días. 
Este año no ha tocado pintura, sólo hemos pintado un par de paredes que le hacían falta. Una de ellas ha sido la pared que no tengo alicatada de mi cocina rústica, bueno realmente esta pared la pinto todos los años, pero este año le hemos cambiado el color, de verde pistacho ha pasado a verde musgo, aunque eso de verde musgo es un decir, cada uno lo ve de un color diferente, yo lo veo color aguamarina raruno, el marío lo ve gris y el niño azul ultramarine. Pero os aseguro que en la lata que compré en Bricor de ECI pone que es "musgo natural".
La otra pared que hemos pintado ha sido mi cabecero que estaba en frambuesa, hemos mantenido el color aunque le hemos bajado la intensidad un tono, el resto de la habitación se ha quedado color piedra. Os lo enseño por partes.
Empezamos por la cocina, este es el nuevo color que me encanta y si le echamos un poco de ganas e imaginación se parece al azul tiffany, el verde pistacho era más alegre y vibrante pero ya estaba cansada de verlo y este color de ahora es más frío y apagado, pero mi cocina tiene una luz extrema de la mañana a la noche así que sin problemas, además me encanta el aire antiguo como de cocina vintage que le da, evidentemente la foto no le saca el color exacto que tiene, pero para que os hagáis una idea:
Este es el nuevo color, raruno, porque en teoría es musgo natural, aunque la imagen que ha sacado mi cámara no es exactamente el real, se le parece
Este era el antiguo verde pistacho
Si vais a pintar una pared de vuestra cocina tened en cuenta varias cosas: 1) que se lavable la pintura, 2) tened en cuenta la luz, si es pequeña y oscura optar por colores claros y alegres, como os he dicho la mía es extra luminosa y no tengo problemas en elegir tonos más apagados y 3) no olvides guardar la referencia de la pintura para futuros retoques, es muy importante. 
Mi cocina es rústica, me encanta, es cómoda y práctica, sin renunciar a todas las comodidades, tengo hasta un lavavajillas de media carga oculto. Siempre quise una cocina rústica, que además es fácil de mantener y barata porque te gastas en muebles lo que valen las cortinillas, además cuando te canses basta con cambiar las cortinas y el color de la pintura/papel y tenemos cocina nueva. El color de la pared pintada lo he cambiado varias veces, inicialmente era color albero, después verde pistacho y ahora este color incalificable que me encanta. Sin embargo las cortinillas son las primeras que puse y aún me siguen gustando como el primer día. 
Por si estáis pensando en poner una cocina rústica las claves son las siguientes: huecos y encimera de obra (mi encimera es de suelo rustico), cortinillas en lugar de muebles, platero antiguo o que imite a los antiguos, alacena (la mía es  muy grande de dos puertas, del suelo al techo y con un metro de fondo), alternancia de paredes alicatadas y paredes pintadas o empapeladas y suelo en damero:
Mi cocina rústica
 Los detalles de una cocina rústica son muy importantes y terminan de completar el conjunto: lámpara de latón, grifo de hierro color bronce o cobre, fregadero de resina o pasta que imita a la piedra, especiero (el mío p.e. está pintado a mano en verde muy oscuro), barras de madera para las cortinillas (también en verde oscuro), frutero con aíre rústico, cuadros con aíre antiguo (los de punto de cruz como los míos son ideales) o plantas naturales (yo tengo dos gigantopotos desde hace años que con la luz de mi cocina cada día me echan una nueva hoja):
Detalles: lámpara de latón, fregadero y grifo rústicos, poto, frutero, cuadros realizados en punto de cruz, especiero pintado a mano y barras de cortina y pomos en madera
Como veréis no me gustan las cocinas normales, al uso, me aburren, y mucho menos aquellas cocinas todas asépticas, lineales, repletas de acero y cristales, que parece que entras en un quirófano en lugar de una cocina, que yuyu por dios. Me gustan las cocinas diferentes, con su puntito cálido y vintage, me encanta la cocina de Rachel Khoo de Las recetas parisinas de Rachel Khoo, me flipa, es mi cocina preferida de todas las que he visto, cuando viva en París algún día pondré una cocina igual, o en Málaga, qué más da, por cierto, no os perdáis a Rachel Khoo en Canal Cocina, sólo os digo que es la nueva estrella de la BBC, a mí me encanta:
Cocina de Rachel Khoo de Las recetas parisinas de Rachel Khoo
Tras la cocina os enseño la pintura del cabecero de mi habitación, como veréis la habitación también tiene un marcado carácter rústico con lámparas y cabecero de forja, armario y mesitas con cortinillas y espejo vestidor entre otras cosas:
Vista general de mi cabecero
Diferentes vistas del dormitorio donde pueden verse los dos colores de la pared: el frambuesa del cabecero y el piedra del resto de la habitación, aunque mi cámara es taaaan remala que sacar los colores exactos es muy difícil 
En las habitaciones rústicas no pueden faltar los detalles en forja, yo los tengo en el cabecero que es entero de forja color óxido (aunque parece negro no lo es), barra de las cortinas, tiradores de los muebles en forma de concha, lámpara del techo, lámparas de las mesitas o en portavelas diversos:
1) cabecero de forja color óxido 2) barra de las cortinas de forja  3) portavelas sobre sinfonier 4) portavelas de pared 5) tiradores de forja en forma de concha 6) lamparita de mesita en forja 7) lámpara del techo a juego con las lamparitas de la mesita
En una habitación rústica tampoco pueden faltar un espejo vestidor, un sinfonier alto, cortinillas en el armario y las mesitas de noche y otros detalles como perfumeros que imitan a los antiguos sobre el sinfonier y detalles en cerámica vidriada como mi sol y mi luna que hay sobre cada mesita de noche (él es el sol y yo la luna):
1) 2) y 8) armario y mesitas de noche con cortinillas 3) sinfonier alto 4) espejo vestidor 5) perfumeros 6) y 7) sol y luna realizados en cerámica vidriada
Tres detalles que me encantan de mi habitación son el desnudo a sanguina sobre el sinfonier realizado por una compañera y que fue su regalo de bodas, mi cubre pies en pachwork con diferentes tipos de telas toile de jouy que compré en un rastrillo benéfico y el tapiz enmarcado que hice a punto de cruz sobre fondo azul tinta en el cabecero:

Toda la habitación tiene una temática que gira en torno al sol, la luna y las estrellas que aparecen en diferentes detalles y cuadros, además de en cortinas y colcha de forma muy sutil, esa obsesión mía os la conté aquí, temática que se rompe con el desnudo y las escenas campestres del estampado toile de jouy del cubre pies, pero que se complementan a la vez; por otro lado los colores empleados se complementan a la perfección también: crudos, piedra, toques de azul tinta y frambuesa junto con dorados, óxidos y bronces.

Para finalizar os dejo con uno de mis rituales anuales de limpieza que no es otro que poner las rayas/juntas del suelo del baño blancas, así como las rayas/juntas de mi encimera rústica, que como os he dicho más arriba es de suelo rústico, para ello llevo años empleando el blanqueador de juntas de Bosque Verde (Mercadona), los resultados no pueden ser mejores y más rápidos. Después, el mantenimiento a lo largo del año es sencillo, basta con limpiarlos siempre con agua muy limpia en el caso del suelo o un trapo limpio (en el caso de la encimera) y tres o cuatro veces año coger agua muy caliente, Volvone (que es un potente limpiador amoniacal) y un cepillo y limpiar bien dichas rayas/juntas.
El blanqueador en cuestión, poniendo las juntas como deben estar, es decir blancas, y el maravilloso resultado final

Besos. Inma

PD: se acabaron mis vacaciones de verano, desde ayer estoy ya en el curro, empezamos fuerte además, hoy mismo  toca inauguración de exposición por todo lo alto y antes de irme de vacaciones ya me dejé en agenda un montón de cosas pendientes, así que ni levantar la cabeza de la mesa puedo, en cierto modo estaba deseando volver a la rutina y estoy deseando que en poco menos de dos semanas el menda comience el cole, él también lo quiere; aunque tengo reservado cinco días de vacaciones para más adelante, pero puede decirse que esto se ha acabado por este año. 

7 comentarios:

MadreYMas dijo...

Ay, Inma, en deco no nos ponemos de acuerdo, eh?
Me gustan las casas modernas y sería muy feliz con una cocina de esas que a ti te horrorizan... jajajajaja!
Lo de las juntas lo hace mi madre siempre!!!! Y como yo no lo hago en casa, ella me lo hace siempre cuando estoy de vacaciones... Y se lo ha enseñado a las 4 chicas que han pasado por mi casa...

Serías la hija perfecta de mi pluscuamperfecta madre!

Yo tengo que pintar, y Padre se ha ofrecido, pero me da pánico... no sé si va a ser peor el remedio que la enfermedad...

MadreYMas dijo...

Por cierto... el estilo de decoración nórdico tampoco te gusta?
Yo ahora estoy obsesionada con él...

Gemma Neves Rodríguez dijo...

Hola Inma: Me llamo Gemma, y ya hace un tiempo que te sigo. Nunca me he atrevido a hacer comentarios a tus entradas, pero es que hoy, no me he podido resistir.Jajajajaja. Es que me parto contigo. Tus entradas al blog, son espectaculares y muy, muy divertidas. Además expresas tus pensamientos con tanta naturalidad, que parece que lo estuvieses contando en la salita de casa tomando café con las amigas.El nuevo tono de la cocina es precioso. Y el de tu cabecero, es espectacular. Me ha gustado mucho. Yo también tengo un blog. Se llama
http://abolboretazul.blogspot.com.es/. Es un blog dedicado a los complementos de bebé. Todos los modelos allí expuestos, están confeccionados por mí y totalmente a mano. En fin, no te entretengo más. Si quieres pasarte por mi blog, estaré encantada de recibirte. Biquiños desde Galicia.

Vero dijo...

jijiji yo también blanqueo las juntas del baño una vez al año!

Me gusta mucho el verde nuevo del a cocina.

Saludos

Inma (Málaga) dijo...

Madreymás también me gusta el estilo moderno en decoración, pero solo para verlo, en una casa mía me gusta más la calidez de la madera o los diferentes tejidos. Y el estilo nórdico me encanta, de hecho es el rústico depurado de los del norte. De hecho la habitación de salva es muy nórdica, con muebles de madera muy sencillos decapados en blanco y textiles y pared en blanco con un algún toque de celeste. En mi próximo cambio de pintura estoy pensando en poner el salón y los pasillos en blanco, aunque más que blanco sería en color hueso y todos los textiles en crudo. Tu madre y yo haríamos un gran equipo, por cierto, por tu salud mental, mejor que te pinte un pintor, hazme caso.
Gemma gracias, ay que me pongo colorá, siempre os animo a comentar, pq nunca sé quien me lee, ahora me paso por tu blog.
Vero gracias por pasarte, el color es más bonito en directo.
Besos a las tres. Inma

Opiniones incorrectas dijo...

¡Tu casa es un sueño!
Los colores me encantan y la decoración es divina.
Lo de la limpieza me levanta una pereza que... que... jajaja qué te voy a decir!

Jirafa dijo...

Por aquí también hemos estado de pinturas y limpieza.
Me encantó leer tu viaje a Lisboa, como buena amante del Arte no podía ser de otro modo. Que gusto da cuando podemos viajar con los peques ya con otro ritmo, verdad?
Un beso