jueves, 11 de abril de 2013

Al respecto de algunas estiradas

Las que me aguantáis con frecuencia sabéis que llevamos unas semanitas de cumples que no paramos, y resulta que el "club de las cinco" hemos llegado a una conclusión, primero aclararos que nos hemos bautizado como "el club de las cinco" porque somos siempre las mismas mamás las que vamos a los cumples, más o menos somos 5, 6 o a lo sumo 7, y las cinco de la tarde es la hora en la que comienzan todos más o menos. Hemos llegado a la conclusión que da igual que se haya invitado la clase entera que siempre somos las mismas las que llevamos a nuestros hijos a los cumples de otros compañeros de clase. Y oye, la verdad lo pasamos hasta bien, mira que hasta al final nos va a dar coraje que otra se quiera meter en nuestra pandi "por la cara" porque a base de encontarnos en uno y otro cumple, una y otra vez,siempre las mismas, pues hemos congeniado y ya tenemos hasta cierta complicidad entre nosotras (nos pasamos dietas, nos interesamos por los retrasos de la prima de América y demás intimidades).
Hemos ratificado en conjunto eso que ya sabíamos por separado, es decir, que hay mucha estirada suelta, algunas van de "divinas" y lo mejor de todo es que no tienen motivos para ello, porque si los hubiese pues me callo, pero sin motivos es hasta ridículo, con unos aires de grandeza que uffffff, repelús, repelús, pero allá ellas, con deciros que entre las "divinas" tenemos a una Barbie Malibú y a una Barbie Superstar (pero en los blogs pasa igual, hay mucha estirada, no en vano es un reflejo de la vida misma, vamos de lo que pasa en la puerta de los colegios).
Barbie Malibú y Barbie Superstar, clavaditas
En el último cumple comentábamos eso, el hecho que hay madres que invitan a la clase entera o a una buena parte de ella y siempre, siempre, siempre aparecemos las mismas madres y los mismos niños, no llaman para excusarse, pero lo peor de todo es que te ven por la mañana en el cole y ya tienen la invitación en mano y ni siquiera son capaces de acercarse a una para decirle que por tal o cual motivo no van a poder ir al cumple (aunque sea la excusa más tonta del mundo), un poco de educación  por favor, ya no es llamar por teléfono, noooo, es que te ven y hacen la callada por respuesta, tanto trabajo cuesta??? Yo si no voy a ir intento llamar para excusarme y que no cuenten con nosotros, porque no es lo mismo preparar una merienda para 20 niños y sus mamás que para 5 o 6.
Este no ha sido nuestro caso en concreto jamás, pero no deja de darme coraje, el año pasado invitamos sólo a cuatro compis de clase que vinieron con sus hermanos y este año hemos invitado a ocho compis de clase que han venido con sus hermanos también los que tenían, vinieron todos salvo uno que estaba con la famosa varicela y su madre me llamó para excusasrse como hacen las personas con educación. Pero otras mamás se han encontrado con bastante gente que les ha faltado y claro, piensan que si no te llaman es porque vendrán.
Después están las otras mamás (las que menos, pero alguna estirada de esas hay) que vienen a los cumples y se ponen solas, no hablan con nadie, no beben nada, ni agua, pero claro si no hablan no se les seca la boca, no prueban la tarta, nada de nada, están ahí dos o tres horas sin entablar conversación con el resto de madres que estamos en el cumple, que somos por otro lado a las únicas personas que conoce, pero claro, como son altezas reales, como poco, pues mezclarse con el pueblo llano es vulgar, es degradarse. Eso es normal??? Bueno si lo analizas sí que es, porque qué iba a cambiar el hecho de ni mirarte (ni a ti ni a las demás) en la puerta del cole o en las reuniones de clase, ni darte los buenos días un día y otro día y después llegar a un cumple e ir de guay??? Tampoco tendría sentido. 
O esas que van por la calle camino del cole, los niños se encuentran, empiezan a hablar y a jugar de camino al cole y ellas todas bordes sin mirarte y como perdonándote la vida. Pero de qué vas, pues una que hace lo mismo, porque soy educada, pero cuando me vacilán que se preparen, ea, ainssssss, si como dice mi Tomás "cari si te tendrían que pagar ellas a ti sólo por cruzar media palabra contigo y tú tener el detalle de quererlas oír", evidentemente lleva su guasa el caballero, pero no anda descaminado, jajaja.   
Y después están esas otras que llegan, sueltan al niño en el cumple a una hora, tres horas después vienen, lo recogen y se van con las mismas, sin cruzarse la mirada con nadie, únicamente con la mamá pringada que ha celebrado el cumple que si tenía poco atendiendo a los invitados encima ha tenido que estar pendiente de un grenlin que no es suyo y que ha resultado ser el más malo de todos. Y eso sí que no lo entiendo, porque las demás actitudes las puedo entender, no en vano son fruto de la mala educación, o es que hay mucha tímida suelta, que lo dudo, pero dejar a un moco salvaje de 4 o 5 años sólo en un cumple y dejarle la obligación de cuidarlo a otra persona que tiene que estar pendiente de más cosas e invitados, eso no entra en mi cabeza. Mi hijo es mío y su cuidado es mi responsabilidad, seré muy apretada, pero sólo de pensarlo me pongo hasta taquicárdica, que yo me marche y mi hijo se quede en un local, y si en un descuido de la pobre mujer al niño le da por salirse a la calle entre tanta gente y despistarse??? Uffffff, sudores fríos sólo de pensarlo, esas además de estiradas son unas chochonas, que tienen 4 o 5 años, no 10, locas de la vida!!!
En fin, que mi lema de ahora en adelante será el de "a las estiradas ni agua", aunque debo decir que he sido educada sobre todo para ser buena persona y educada, pero también para ser amable, agradecida e intentar empatizar con todo el mundo. Gracias papás!!! Visto lo visto, otros no han hecho su trabajo nada bien.
Besos. Inma

14 comentarios:

Lara Comesaña Gil dijo...

Buenísimo el post Inma.
Cuánta razón tienes sobre el estiramiento, lo que le gusta a muchas aparentar, lo de la escasez de educación y lo de las mamás que dejan a sus niños a las cinco en el cumple y no vuelven hasta las nueve que los recogen.
Yo, por suerte creo, todavía no soy muy entendida en esta materia porque Mateo acaba de cumplir 2 añitos y no va a la guardería, pero nuestros mejores amigos tienen dos niñas ya grandecitas y cuando ayudo a la mami de la pequeña a organizar sus cumples veo tooooodo lo que tú has descrito.
Lo del club de las cinco me ha encantado y lo de hablar hasta de la prima de América ni te cuento .... cuánto me río.
Mil besos y mil gracias por visitar mi blog que para mí es un honor tenerte por allí.
Lara (Con Olor a Bebé).

Opiniones incorrectas dijo...

Esto siempre me dio mucha rabia, ¿es tan difícil decir que no puedes ir?

MadreYMas dijo...

Oñooooo, Inma.
Vienes cañera hoy, eh?

Pues estoy de acuerdo contigo en todito todo.

Muchas de esas especímenes las tengo bien localizadas. Menos mal que aún no hemos empezado con los cumples del cole...

Besazo!

marta dijo...

Hay gente con muy poquita verguenza!!! y por cierto, acabo de caer, que me parece que el dia 12 de marzo, no felicité a mi salvador!!! me muero!!!! no estaba en casa esos dias y cuando volví ni me acordé!! asique de parte de marta (osea yo! jajaja) le das un felicidades retrasado y un besote enorrrrrme!!!

María R. dijo...

Hola! Pues yo creo que parte de la culpa la tenemos nosotras mismas. Entiéndaseme bien: personalmente me parece una barbaridad invitar a todos los niños de la clase por muy bien que se lleve con el tuyo. Yo , por suerte o por desgracia, no conozco ni a la mitad de las madres porque trabajo y es mi suegra quien lleva la niña al cole. Se me haría extrañísimo juntarme en un local con 25 niños más hermanos agregados y 25 madres que ni conozco.. porque ahí seguro que hay varias Barbies estiradas con las que no puedo.
Con todos mis respetos creo que a todas (y me incluyo yo misma) se nos va un poco la cabeza con el tema cumple y luego tenemos que tragarnos unos sapos que para qué.
besos

cristina dijo...

Creo que es habitual en todos los sitios, nosotras siempre coincidimos las mismas, sea cumpleaños, reuniones de cole u otras actividades. LO que nunca entendi, ni entenderé es que no te llamen ni para decir si o no, hay cosas que no cambian y yo ya tengo callo y seguimos en las mismas.

Un saludo para el club de las cinco.

Un pececito en el Mar dijo...

Nosotros aún no estamos en esa fase, al no ir la peque a la guardería.
Pero... estaba yo pensando en la posibilidad que esas madres trabajen por la tarde si los cumples son entre semana.

Aún así a nuestros cumples lo que hemos invitado es a nuestros amigos y la verdad que sí que sienta mal que falte gente y no avise. A nosotros nunca nos han avisado que no venían. Porque como bien dices, no es lo mismo preparar comida para 5 que para 20.

Inma (Málaga) dijo...

Jajaja querida madreymás, debe ser que cuando escribí está entrada la prima de américa no me había venido aún y estaba que no me aguantaba ni yo, pero ya estoy más relajada, pero es cierto todo por otra parte.
Totalmente de acuerdo contigo María R, yo también veo algo sin sentido invitar a toda la clase, de hecho yo no lo hago, siempre pregunto a mi hijo qué amigos quiere que vengan, pero aún así lo lógico es avisar que no se irá al cumple.
Oye Marta, cuándo vendrás a Málaga??? Te perdono el olvido, anda, jajaja.
Besos. Inma

MARIA dijo...

Jajajj, lo has bordado y te lo digo yo que llevo ya muchos (bastantes) cumples. un beso

LAS COSAS DE PAULA dijo...

hay prince es que el tema cumpleaños tiene tela.. las excusas que se inventa la gente pero no conocia yo que ahora ya no se dijera nada... bueno sera lo que tenga que ser... un beso gordo con abrazo desde leon

los peques dijo...

es verdad!!! este año entro yo en estos menesteres y estoy viendo de todo!!! narices que son niños,........mamis por ellos bien merece la pena una fiesta...que es una fiesta.....una merienda......

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Inma, que retrato, no te ha faltado nadie, se ve que la especie humana está repartida de esta manera porque a mi alrededor tengo de todas. Pero las que me cabrean de verdad son las que como bien narras, te sueltan al niño en el cumple y te preguntan a que hora acaba y ahí te dejan al mostruito y al final llegas analizas, le sueltan por que no pueden con el mostruito o son mostruitos por que la madre no le presta la más mínima atención. Sin ninguna duda lo segundo.
No me olvido de ti, estoy en ello.
Besos guapa.

Paula dijo...

Hola Inma, te sigo desde hace mucho tiempo pero es la primera vez que escribo. La verdad es que tienes razón en que hay que avisar si no vas a ir y que no puede invitarse a toda la clase. Pero también es verdad que cuando te invitan muuucho, yo en concreto trabajo y no voy a decirle a mi madre o a mi suegra que estén de cumpleaños en cumpleaños, y mi marido está parado y no puedo gastarme 20 euros para cada cumpleaños al que inviten a mis hijos, que por cierto son 3. También hay que tener en cuenta la crisis, que 3 cumpleaños al mes son minimo 60 euros, y con eso hago la compra de una semana por lo menos...
Me encantas pero esta entrada creo que es un poco frívola.
Saludos

Inma (Málaga) dijo...

Querida Paula gracias por leerme y por seguirme, yo me quejo por lo de avisar y pq estas señoras es que no empatizan con nadie, tanto cuesta decirte hola y cambiar tres palabras, creo que no.
Yo tengo la suerte de no trabajar por las tardes y puedo acompañar a mi hijo, cierto que esto de los cumples es una ruina pero tb hay que entender a las personas, yo siempre digo que para mí y para mi hijo el mayor regalo es que vengan a su fiesta y él la disfrute con sus mejores amigos. De hecho entre los amigos que vinieron a su fiesta este año hay dos cuyos padres están el paro y le dejé bien claro que de regalos nada de nada, de hecho me harían setir mal si venían con un regalo y así lo hicieron, no trajeron regalo, es de sentido común.
Besos. Inma