jueves, 4 de octubre de 2012

Buscando nuevos quehaceres

Soy muy cabezona, además de un pelín perfeccionista en casi todo lo que hago, cuando algo se me mete entre ceja y ceja lo tengo que hacer, a lo que se une que soy muy constante y cuando descubro algo que me gusta no lo dejo a las primeras de cambio y no me canso tan fácilmente, así que no sé si eso es bueno o es malo.
Pues bien, hace casi nueve meses, allá por mi 25 cumpleaños (jajaja, sí, 25 precisamente) hice una lista de propósitos a cumplir a lo largo de este año (y ahora veo que no he hecho casi nada), uno de esos propósitos era dedicarle más tiempo a la cocina y aprender a hacer cupcakes, galletas y tartas. Debo decir que mi relación con la cocina es de amor-odio, hay cosas que me encantan hacer y las hago de lujo (según el marío hasta mejor que mi madre, que ya es de decir, porque cocina de 10), peeeeero hay otras cosas que me aburren y como que no, digamos que aquellas recetillas de andar por casa.
Con la repostería no me he metido en grandes berenjenales, y eso que soy golosa a más no poder, como mucho un flan casero, el bizcocho de siempre, la tarta de tiramisú, la tarta de tres chocolates, la de queso o la tarta de toda la vida de dios de galletas-natillas-chocolate. Pero es que ahora se me ha puesto en el mondongo que tengo que aprender a hacer urgentemente galletas, cupcakes y más variedad de tartas. Primero porque veo recetas por ahí que menuda pinta. Segundo porque creo que me va a gustar mi faceta repostera no descubierta aún. Tercero porque por ahí se ve una de artilugios, moldes y demás historias para hacer estas "cositas" que son una pasada y que tengo que tener en mi cocina sí o sí, y darles utilidad, está claro. Y cuarto que aquí en Málaga hay pocos sitios donde comprar cupcakes por ejemplo y te lo cobran a precio de oro.
Por lo que ya tengo decidido que en lugar de terminar la tesis, prepararme unas oposiciones o matricularme en arqueología, de momento creo que me voy a dedicar a hacer cosas menos estresantes y aprender a hacer tartas sofisticadas para las visitas, galletas divertidísimas para mi hijo y cupcakes para mí, aunque los primeros experimentos sean más bien unos churros reposteros, pero bueno, la perfección se alcanza con la constancia y la práctica en casi todos los aspectos de la vida y la repostería no es menos, de hecho es casi un arte. Por lo que de ahora en adelante me voy a dedicar a recopilar cacharros y recetas y ya veréis, ya veréis....... Igual hasta pongo un blog de cocina.
Ah!!! y cuando termine con la repostería voy a empezar con la costura, y ay mi pobre Tomás, no he empezado ni con una cosa ni con otra y ya le tengo la cabeza como un bombo entre moldes, levaduras, harinas, coberturas, etc., qué le vamos hacer soy muy cansina, lo reconozco y además el pobre sabe que me va a servir de cobaya una vez más en el tema cocina.
Por cierto, hablando de cupcakes, de vez en cuando me pego un caprichín calórico como ayer y me compro un cupcake en la única bakery propiamente dicha que hay en Málaga capital, la tengo junto al trabajo y es un sitio muy acogedor y con cierto aire como muy internacional y aunque no tienen mucha variedad de cupcakes están todos riquísimos, poco a poco los voy probando todos. Ayer me decanté por un cupcake de zanahoria y crema de lima, estaba exquisito y muy esponjoso, de los mejores tal vez, así que no os dejéis engañar por su aspecto "sencillo":
Mi cupcakes de ayer sobre la mesa del trabajo. Sorry, foto mala del móvil
Pero exquisitez y precio elevado van de la mano, y dos "magdalenitas" de éstas como diría mi madre se te ponen perfectamente en casi mil pelas sin café ni nada. Veis como tengo que aprender a hacer cupcakes??? Y claro, invitas a las amigas a tomar un café con magdalenas de estas cupcakes y te sale el asunto por un huevo y con miedo encima a que les de por repetir, casi es preferible llevarlas a cenar porque al final cuenta que las has invitado a café con magdalenas. Así que mejor aprendo que al final es hasta más satisfactorio cuando ves tus churros creaciones salir del horno.
Besos.
Inma

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!t le dsd hace mucho pero nunca t he escrito...soy paisana tuya y m lo paso muy bien cn tu blog! Tng una hija d csi 6 y un nene d casi 3.soy profe d ingles en un insti, y soy fan d la moda infantil,los perros,los viajes,la lectura y los cupcakes!

En malaga hay 3 bakeries d cupcakes!d cual hablas tu?
Besos d maeva78

Inma (Málaga) dijo...

Maeva hablo de Love is Bakery en la Almeda Principal, dime porfa dónde están las otras dos. Por cierto mi correo es lopeseco@hotmail.com dime en qué insti estás.
Besos. Inma

Mamen dijo...

Inma guapa,me alegro que vayas a dedicarte a esto del dulce,conociendote lo vas a bordar,llevo mucho sin comentar porque sigo sin ordenador y con la bb te leo pero no puedo comentar,pero hoy con el dulce uffff yo en mi otra vida debi ser azucar jjjj,preciosa te recomiendo que entres en tartas cuca,es de mi ciudad lo mandan fuera creo y hacen unas cosas divinas de ver y de comer y los cupcakes cuesta 1 euro los grandes y 0,50 los minis son una delicia.
un besazo guapa para los tres,y ya sabes que te sigo pero calladita jjj.

Anónimo dijo...

Hola!
Pues esta julia's cupcakes,q sta n calle carreteria y es muy pequena pero es mi favo,tdo esta d muerte!
Y luego my sweet paradise cupcakes,por la misma zona callejeand,n m acuerdo d la calle,estan n facebook y tienen web

Trabajo en un ies d alhaurin elgrande...

M hace gracia lo q dices d pnerle la cabeza frita a tu mari,yo soy igual d pesada y perfeccionista.

Inma (Málaga) dijo...

Mamen holaaaaaaaaaaaaaaa, gracias, me lo apunto.
Maeva mi madre es de Alhurín el Grande, aunque estudió y se crió en Málaga. Y encima es de los "moraos". Gracias tb por el nombre de las otras dos bakerys yo la verdad no me muevo mucho por la zona de carretería, sólo cositas puntuales, pero me pasaré por ambas y a ver si alguna vez coincidimos. Besos. Inma

Maria dijo...

Pues yo me he comprado el primer fascículo de Tartas creativas que venia con moldes de mariposa y todo súper cuquis, y allí esta en el cajón sin abrir, de esto ya hace un mes, soy lo peorrrrrr,jjjjj.
Pero tu fijo que te pones y te salen de chuparse los dedos,ya nos contaras...besotesssss

Opiniones incorrectas dijo...

Mmm... ¡moriría por probar ese cupcake!
Yo también tengo una lista de propósitos. A final de año publicaré los que se hayan cumplido xD

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

Uff que pinta el bollín!!! pero caro a rabiar. Pues nada guapa ya nos irás contanto, te voy a recomendar una sencillita de hacer que esta de morirse, pero de morirse de placer, es la tarta de cerveza guinnes, búscala por la web te juro que alucinas, yo estoy viciada total.
Besos

Silvia FONS MURILLO dijo...

Yo tambien he hecho mis pinitos jjjj, hice mi primera tarta fondant y no estaba mal. Venga a ver cuando vemos más cositas.

LAS COSAS DE PAULA dijo...

niña yo creo que lo de aprender esta bien pero el problema es que entre pruebas y pruebas engordas que no veas... ufff a mi eso me da hasta miedo jajaja bueno lo que si es verdad es que es cariisisismo... aqui en leon abrieron una tienda y la verdad que se pasan.... yo para esas cosas tengo a doirelu que me los hace y salen genial... besos gordos guapa.

MadreYMas dijo...

Jajajajaja, INma, me descojono... porque yo soy así también. Igual de obsesiva y cansina.... jajajajaja!

Lo que pasa es uqe a mí me ha dado por la decoración. Estoy en plan Renove de la casa entera... y tengo a Padre desquiciado.

Lo mejor... que ayer hice mis pinitos con el taladro y me quedó súper bien! Así me evito discutir con él para que me ponga clavos. Yo puedo sola!

Lo de la repostería a mí me encanta, pero le veo un peligro... que engorda mogollón!!!!!!

Inma (Málaga) dijo...

Madre y más a mí me encanta la decoración, tengo pendiente hacer varias cosillas en casa como la chimena y la tarima flotante y haces bien en haber aprendido a manejar el taladro y ser autosuficiente en ese aspecto, yo aún no sé y cuando terminamos la reforma de la casa que me la hizo mi señor esposo me juró que ni un clavo más pondría y así lo está cumpliendo, por lo que tengo más de un cuadro colgado de un clavo que a su vez he puesto a martillazos limpios, una cosa mu fina verás. Besos. Inma