lunes, 28 de mayo de 2012

Ay Federico/Hoy quiero confesar

Hoy vamos a hablar un poquito de cultura general y de "grandes obras de la literatura mundial" (jajaja, por favor leer en tono irónico) y de confesiones, porque hoy me voy a confesar literariamente hablando.
Resulta que la Inma, esa que va de progre y de intelectual (aunque vista al niño de Larrana, pero yo creo que son dos cosas compatibles y tampoco lleve gafas-pasta), esa que tiene un premio de invastigación en lo suyo (el arte, vamos, no os penséis otra cosa, tampoco es de física cuántica), un libro publicado que habla de cosas taaaaan "divertidas" y trascendentales como la abstracción geométrica, la autonomía del arte o las vanguardias históricas (toma ya!!!, aburrimiento asegurado para los no estudiosos del tema, entiendo que mi libro sea atractivo nada más que para un reducido grupo de pirados como yo y que para el resto sea un buen/potente somnífero, ya sabéis, si tenéis problemas con el sueño os mando un ejemplar hasta firmado), esa que tiene varios artículos en revistas y boletines especializados sobre lo mismo, que lleva la cuenta perdida de catálogos donde estampa su firma junto a un texto o esa que se tira varias horas al día hablando, escribiendo, leyendo y pensando por y para el arte (que así termino más de un día, con la realidad distorsionada), a esa, que con ese historial debe estar más volada que una candela de papeles además. Esa cuya obra de cabecera es Cien Años de Soledad que ha leído por lo menos tres veces, a esa cuyo género literario preferido es la novela histórica con "cierta clase" que contenga conspiraciones palaciegas a ser posible y hable de familias reales perversas, a esa pues va y le gusta tooooodo lo que Federico Moccia escribe, cómo se os queda el cuerpo. Ya lo sé, acabo de perder muchos puntos de cara a la galería.
Por regla general los libros del Moccia son un pegote muy grande, un poco rollo analizados fríamente, lleno de tópicos, predecibles y con algunas situaciones poco creíbles, pero muy entretenidos, eso no me lo negaréis. Pues bien, hace dos años leí, así como para entretenerme (no había descubierto esto de los blogs aún), A tres metros sobre el cielo y me requetencantó, quién no ha vivido un amor así con 16 años? Me sentí tan identificada en algunas partes que el final del libro hasta me provocó cierta desazón.
 Evidentemente leí la continuación que era Tengo ganas de tí. Pero la cosa siguió con la otra saga que era Perdona si te llamo amor y Perdona pero quiero casarme contigo. Y de nuevo me sentí treméndamente identificada porque quién no ha vivido en su juventud una historia de amor con un hombre madurito? Así que los libros me engancharon tanto que me los leí en menos de un mes los cuatro y además en todos ellos estaba mi maravillosa Roma como telón de fondo. Tomás me decía que estaba sufriendo un ataque severo de Moccia-mania. Espero que esto no se utilice nunca en mi contra. Vale que son historias de amor estereotipadas y a mí los libros/novelas de historias de amor no me van nada, que van destinados a un público más bien adolescente (y femenino) pero tampoco me cabe en la cabeza que lo lea una niña de 15 años, jope que son fuertes (muy fuertes) en algunos pasajes, aunque las niñas de hoy en día nos dan mil vueltas a las puretillas.
Seguidamente descubrí esto de los blogs y reconozco que el poco tiempo libre que me dejan la casa, el niño y el trabajo lo dedico a dar vueltas por la blogosfera a modo de evasión/desconexión y tengo abandonada un poco mi faceta de lectora, así que no estaba muy al día de las últimas publicaciones del Moccia ni de nadie y los únicos libros que leo actualmente son algunos que me interesan de los que el marío ha terminado de leer o son regalos, pero los otros días paseando por el Carrefour me topé con dos libros del Moccia que me encantaría leer y que en cuanto cobre a primero de mes caerán: Carolina se enamora y Esta noche dime que me quieres.
Ya la portada es maravillosa con la inigualable cúpula de San Pedro del Vaticano, qué pasada, yo quiero estar ahí
También he visto la película A tres metros sobre el cielo, la versión italiana y la española,  y me quedo con la italiana, me gusta más el chico italiano que el Mario Casas que no me gusta nadita, aunque tampoco tiene porqué gustarme la verdad, ya sabéis que lo mío son los ojos verdes (verdes como el trigo verde y al verde, verde limón). Así como la versión italiana de Perdona si te llamo amor, que vaya como está el prota masculino, más de mi estilo.
Os dejo chicas que esta tarde toca reunión de madres con la profe de Salva, supongo que será para hablarnos de la ropa para la fiesta de fin de curso ( a ver qué sorpresita nos espera) y es que en poco más de tres semanas el curso está ventilado y parece que fue ayer cuando entramos de la manita por primera vez en su clase, dios el tiempo vuela y nosotros con él. Bienvenida Petit Lolí Fieltro.
Besos. Inma

15 comentarios:

La mamá de Pía y Beltrán dijo...

Yupiiiiiii! jajajaja pensaba que era rara, pero la mamá de Marta y Sofia y yo, tambien leemos estos libros! :) A mi me los dejo mi sobri de 15 años para 16, que se los regalo su hermana de 19 años para 20, porque a su madre no le hacen mucha gracia estos libros, pero al fin y al cabo la cosa es que lean.

Besitos :)

Mi princesa Marta dijo...

Hola Inma guapa, con tu entrada de hoy me siento identificada al 1000 por mil, desde que conoci el mundo de los blogs no sabes lo que ahorro en libros eso si gasto mucho mas en ropa para Peponis jajajaja, bueno me da hasta vergüenza decirlo en 10 meses me he leido 2 libros y de los facilones.
Yo los libros de Moccia me he leido el de perdona si te llamo amor y perdona pero quiero casarme contigo, son muy fáciles de leer, y si es verdad que recuerdas los amores adolescentes, me gustan pero tampoco me enamoran, sabes como te digo verdad?
Mil besos guapa

Inma (Málaga) dijo...

Jajaja Juncal, es cierto que con esto de los blogs se gasta menos en libros pero en ropa es una ruina, tiene su lado bueno y su lado malo y siendo niña lo tuyo que hay infinitamente más donde gastar no me lo quiero ni imaginar.
Olivia a mí también me dejó "A tres metros sobre el cielo" una adolescente de 15 años y yo pensaba que era un poco fuerte para la edad, porque el libro tiene algunos pasajes subidos de tono para una niña de 15 años. El resto me los compré yo porque me encantaron, para qué negarlo.
Besos. Inma

Elena (tirsalago.blogspot.com) dijo...

¿Que no te gusta Mario Casas?, pues nada para mi entero, así no reñimos. Chica lo de los libros son fases, según te pille el cuerpo, hay veces que un libro en un determinado momento no te entra y en otros te engancha a tope, a mi por lo menos me pasa. Pero estos libros tienen su gracia son cómodos de leer y sobre todo el lector se monta su pequeña historia ¿o no?.
Besos guapina.

susana dijo...

Me encantan!
Me faltan de leer persona pero quiero casarme contigo y el de esta noche dime que me quieres... el primero le tengo en casa, el otro tengo que comprarle.... y el de Carolina se enamora me le dejaron y esta genial:)
Yo he sacado algunas citas muy buenas de esos libros, es que me encanta marcar los libros y las frases que me gustan jajaja
Un besazo Inma

La calila Azul dijo...

Ahyyy, Inma, que te tengo abandonaita con lo que me gusta a mi leerte,...es que me encanta¡¡¡.
Pues te diré, que no me he leido ningún libro de Federico, pero si me los recomiendas como entretenimiento sin ser una super obra literaria, pues ya estoy tardando, jajaja.La verdad que nunca me llamaron la atención porque me parecían un poco novelita rosa para adolescentes, vamos, lo que tu has dicho "mu requetebién ",jaja.
Un beso bien grande para la mejor.
Marta.

Inma (Málaga) dijo...

Marta hoooooola!! Léelos, son por lo menos entretenidos. Un beso muy fuerte guapa. Inma

Susana dijo...

fijate inma lo estabas contando y me apetecia tanto ir a comprarlos que madre mia...voy a tener que volver a leer que como tu antes de los blog me leia todo... y bueno me he quedado parada cuando me he pareado a pensar que ya se acaba el curso... con el miedo que tenias tu cuando salva empezo.. te acuerdas??? ya hemos vivido el primer año de colegio del pequeñin... la de cosas que estamos viviendo juntas.. gracias por estar ahi y reirte a mi lado... besos gordos amiga.

cristina dijo...

Como es de suponer en mi casa no falta libro de Moccia y como madre interesada en todo el mundo de su retoño adolescente, también me los leído, el primero me encanto, pero los otros dos me parecieron pésimos y cuando se lo comenté a Carla opinó lo mismo que yo... Me quedo con "a tres metros del cielo"

Ya se está acabando el curso y me da una penita que dejen de ser los pequeñines.

Chuchuwa-chuchuwa dijo...

ainsss, con lo que yo era leyendo, pero entrar en el mundo cibernético me hizo mucha pupita.
chuchubesos

Natalia dijo...

a mí también me gustan! aunque solo he leido los dos primeros, para los otros me psa como a ti, que no tengo tiempo!! jeje. Mucho mejor la peli italiana sin ninguna duda!!! un beso

Opiniones incorrectas dijo...

Madre mía Inma, ¡eres una erudita! :) Besosss

Inma (Málaga) dijo...

Ay Cristina que se nos hacen grandes, qué pena.
Jajaja Opiniones Incorrectas, visto así parece que lo soy.
Besos a todas. Inma

Inma (Málaga) dijo...

Jajaja Helena mientras más lo aplaces mejor, pero te digo que llega un momento en el que ya te gusta verlo de otra forma, entre otras cosas porque la ropa que nos gusta ya no se hace, pero tranquila que tu peque es aún muy pequeño y te queda pelele y ranitas, eso sí aprovecha ambas prendas hasta que no puedas más. besos. Inma

helena de alegriasdeldiadia.blogspot.com dijo...

leyendo esta entrada acabo de enfrentarme a la dura realidad. Es cierto, he dejado de leer y me paso el día en internet escribiendo el blog y leyendo otros, y es que me meto en la cama y en vez de coger el libro, cojo el Ipad!!!Ay oma!!!esto no puede ser sano.
besos