domingo, 23 de octubre de 2011

Cosas con las que ya SÍ veo a Salvador

Hola, para vuestra información os diré que ya nos hace un fin de semana totalmente otoñal, desde ayer llueve (aunque no mucho) y ha refresacado bastante, cosa que ya apetecía. Hoy retomamos de nuevo el vestidor de Salvador, en concreto con la incorporación por primera vez de dos nuevas prendas en su armario: el chaquetón tipo husky y el jersey de pico, pues dentro del proceso de cambios que sufren el niño y su vestidor ya os comenté que con unas cosas ya no lo veo tanto frente a otras que ya me van gustando más para él y le van dando otro aire.






Soy muy metódica en casi todo, así que en el tema "vestir al niño" no iba a ser menos, ya sabéis que mi gusto es un pelín clásico, aunque yo no lo llamaría clásico, lo llamaría más bien como hay que vestir a un niño, es decir, de niño y no de adulto que para eso tendrá tiempo. Por dios que nadie se sienta ofendido, pero es mi punto de vista y como tal lo expongo en mi blog. Durante sus tres primeros meses de vida Salva llevó únicamente batones y faldones, además al nacer en marzo y coincidir con la primavera lució bastante este tipo de ropas. Hoy al visitar el blog de mi querida Ana (Boutique Infantil Carrusel) y leer su última entrada en la que pone unos batones preciosos como otra opción más a la hora de un bautizo inmediatamente me he acordado de lo que nos sucedió en el hospital tras su nacimiento a la hora de venirnos para casa: Salva estaba vestido como la ocasión lo merece, su primera salida a la calle requería una vestimenta especial y yo la preparé con mimo y antelación, pues bien, el padre del niño de la cama de al lado cuando lo vio vestido nos dijo que si lo llevábamos a bautizar. No creo que lo dijese con malas intenciones, aunque era un poco bocazas, pero si a un recién nacido no le pones un batón o un faldón ¿cuándo se lo vas a poner? cuando tenga 10 meses? No hay cosa peor, y es mi opinión, que un bebé recién nacido vestido de viejo. Por cierto, esta es la ropa de Salva cuando salió del hospital: toquilla beige, faldón beige de Kobez con lazos y bordados celestes, patucos beige, polainas beige y jersey y gorrito de lana en celestes realizados por mi amiga Ana. Desde mi punto de vista lo más normal del mundo, pero ya empecé a recibir críticas por parte de personas ajenas demasiado pronto y yo me pregunto ¿quién está en el derecho de opinar? Me meto yo con alguien que lleva a un niño como a mí no me gusta? No verdad? Pues entonces un poquito de respeto que no pido el dinero a nadie ni me empeño, ya lo dije un día y lo repito: con mi dinero hago y compro lo que me sale de ahí mismo.






Pues bien, tras dejar faldones y batones con tres meses por la llegada del verano comenzamos con los peleles y las ratinas, en concreto estuvo con los peleles y las ratinas hasta el comienzo del siguiente verano con 15 meses cuando ya empezamos con los pantalones cortos, los bombachos y los tiroleses. Todo tiene su tiempo ¿por qué queremos correr tanto? No lo entiendo, de verdad.






En el proceso lógico de su crecimiento unas ropas van sustituyendo a otras, es cierto que ya no le veo, ni me gusta, tan de bebé y voy incorporando nuevas prendas que hasta ahora me resultaban muy de mayor, pero siempre sin perder el estilo que me gusta. Una de ellas es este chaquetón tipo husky en azul marino, ribeteado en pana azul marina y cuello igual, enguatado y muy calentito:
Para mí los chaquetones tipo huskys tienen su tiempo, es decir, me gustan a partir de los 3-4 años, antes no, pues considero que antes se pueden explotar otro tipo de abrigos que luego en niños más grandes no lucen tanto ni se encuentran, por ejemplo, los abrigos de punto o de paño, aunque en el paño no me gusta el típico abrigo clásico y largo, me gustan más las trenkas y los chaquetones tipo marinero pues creo que se adaptan a muchos estilos en el vestir. Salva ha tenido varios abriguitos y chaquetones de punto, el primero fue uno celeste largo con doble abotonadura y capota a juego, es éste y tenía 9-12 meses:

Conforme crecía pasamos de los abrigos de punto a los chaquetones de punto, tuvo uno azul marino de Gocco y éste camel de Pili Carrera que le valió dos inviernos y que me encantaba pues además tenía capucha y estaba forrado por dentro:


También ha tenido en inviernos pasados una trenka en gris marengo y un chaquetoncito tipo marinero en azul marino, así que este año para variar y puesto que ya va siendo más mayor nos quedaremos con el husky azul marino que me combina con todo lo que tengo por casa y que se adapta también a varios estilos a la hora de vestir.
Otra prenda de nueva incorporación en su vestidor este otoño es el jersey de pico (cuello en V), en inviernos pasados no lo veía en Salva pues lo consideraba de mayor y prefería jerséis con cuello a la caja, tipo esmoquin o con botones a un lado, detrás o delante, pero ya sí, ahora creo que es el momento de empezar con otro tipo de ropas, ahora que se han explotado las ropas más de bebés, las cuales había que aprovechar pues cada edad requiere lo suyo, desde mi punto de vista donde se pone un niño de 1-2 años con un pantalón corto, una camisa y una rebeca bonita que se quite el resto, lo cual no significa que Salva no haya tenido vaqueros, polos o chándals, que sí y muchos, pero éstos no han sido los protagonistas exclusivos de su armario, repito, todo requiere su tiempo.


Por seguir con los jerséis de pico y los huskys, os diré que siempre están ahí, año tras año, sabía que un día llegaría el momento de ponérselos, mientras tanto antes me incliné por otros jerséis y otros abrigos que sabía que a partir de los tres años ya no los encontraría por ningún sitio.
Aquí su primer jersey de pico para esta temporada, es morado de Neck & Neck, se combina con pantalón corto de pana gris de Gocco, camisa rosa de cuello mao de Gocco y calcetines de Benetton con rombos grises, morados y celestes, me encanta esta combinación de colores:



Otra posible forma de ponerle el jersey es con pantalón corto de pana en camel y camisa a cuadros morados, rosas, camel y celestes, respecto al pantalón este será su tercer invierno:








Besos y hasta la próxima, por cierto, mañana me enfrento a mi mayor fobia, ya os contaré, lo pienso y me entran ganas de llorar.


Inma















































































































































































































9 comentarios:

silvia dijo...

Hola Inma, espero que no te pareciese mal que te nombrara en mi blog no? es que me hace gracia como tú bien dices que parece k estamos en paises distintos jaja. Claro tu en el sur y yo en los pirineos jeje, totalmente opuesto!!!!
Pues tienes razón respecto a la ropa, yo a Salva ya le veo más con estos conjuntos que enseñas, me ha recordado al mio, yo tambien le vestia así!! y vaya OJAZOS tiene Salva!!!! en la foto está guapísimo!!
un besito fuerte

Bea dijo...

No irás al dentista????, yo le tengo mieditis jajaja y me agobia un montón. Aprovecha a Salva a llevarlo con pantalón corto, Martín que ya opina, aunque le dejo poco, hay cosas que ya no se quiere poner. Con 6 años que hará en marzo quiere ir vestido de hombrecito como papá...poco a poco tenemos que ir cambiando la forma de vestir...

Inma (Málaga) dijo...

Silvia qué me va a molestar, estoy encnatada con que os acordéis de mí. Besos.

Inma (Málaga) dijo...

Bea noooooooooo, voy a sacarme sangre, que me aterran las agujas, pero un miedo que me paraliza.

Anónimo dijo...

Me gusta mucho el jersey morado de pico!!! chulisimo, un beso, Marta.

Natalia dijo...

Yo también pienso como tú, a mi con Miguel de paseo en faldón también me hicieron varios comentarios, y a una amiga con su niña de 1 mes que la llevaba con su faldón, su juboncito y sus lazos pues tuvo el comentario de una chica que ni conocí de "que trabajos para salir de casa", y digo yo, ¿no da más trabajo ponerle un pantalón vaquero duro y una sudadera por el cuello a un recién nacido?

Besotes

Susana dijo...

Hay princesa mia ... que guapo veo yo al peque en esas fotos.... y cuanta razon llevas.. si ya digo yo que tu eres sabia...
Bueno haber como pasas el mal trago reina... que una aguja no hace nada.. un beso enorme desde leon...

cristina dijo...

Me encantan los 2 modelitos de Salva de este año, el estilo y el color morado que me tiene enamorada.

Cuando Carla era pequeña la vestia con vaqueros, ahora con Celia me pasa lo contrario y es que ya he aprendido que hay que vestirlos según la edad, pronto se hacen mayores y el vaquero se convierte en el uniforme, así que es mejor no adelantar acontecimientos.

Mamen dijo...

Me encanta como llevas a tu niño,y como lo has explicado estoy totalmente de acuerdo en todo.
Un beso