martes, 12 de enero de 2016

Ya estamos de vuelta

Jooooo se acabó lo bueno,  y yo encima a tope con la expo que comisario, sin ir más lejos el domingo estuve toda la tarde en el museo ultimando detalles con el equipo de montadores, ya hemos iniciado la cuenta hacia atrás y hasta que inauguremos el día 21 nos quedan días de loco otra vez, se acabó el estar relajados, no madrugar, desayunar tranquilos, pasear al sol, pasear por la playa, acostarse a las y pico, los días de compras desenfrenadas, todo llegó a su fin. La prima Lucía se fue, para pena nuestra y de ella, llegó nochevieja, que no sé qué tiene esta noche que nunca me ha gustado, y después llegó año nuevo y ambos días lo pasamos en casa de mi prima Ana que para mí es como esa hermana que no tengo. Mi aportación a la comilona familiar fue los entrantes, con bandeja de embutidos y pequeño buffet de quesos y patés con panes varios, éxito total.

Y llegó el día 2 de enero y tuvimos que salir con Alejandra para el Materno pues un biscote que contenía trazos de frutos secos le dio reacción alérgica, o por lo menos eso creemos que fue, ahora a esperar a ver cuál es el protocolo a seguir según su pediatra, aunque de momento prohibidos los frutos secos. Esperemos que haya sido un episodio pasajero, nos mandaron un jarabe durante una semana que en teoría la iba a tener más relajada y le daría sueño, pues en mi muñequita el efecto ha sido el contrario, más chula ella, la otra tarde fui a terminar de comprar los regalos a El Corte Inglés y cuando llego el padre me dice "Cari este jarabe le ha hecho un efecto rebote, esta tarde ha estado especialmente mala e histérica". Ainssss.
3 y 4 de enero los dedicamos a comprar los últimos regalos. Uno de esos días nos fuimos la family entera a Decathlon, en modo excursión y que sea lo que dios quiera, la señorita se portó fatal, pero fatal. Empezó muy bien, dentro de la cesta cual niña buena, todo el mundo la miraba, todo el mundo que si vaya muñequita más preciosa, hasta que decidió empezar a ser ella, nosotros por un lado, ella por el lado contrario, no quería que la cogiésemos, no quería hacer caso, quería ir a su aire y venga tirarse al suelo y revolcarse con sus perreras, de verdad, que a veces no sé cómo gestionar este temperamento. De muñequita linda pasó a muñequita diabólica en cerocoma. Su pediatra nos dice que no le regañemos y que no le digamos tanto que no, que le demos una sola opción y punto, se ve que no la conoce, en fin, que la niña vaya a su aire.
El otro día nos volvimos locos buscándola por casa, el padre se creía que estaba conmigo en una habitación y yo creía que estaba con el padre, al cabo de unos minutos de mosqueante silencio el padre me pregunta que si está conmigo, yo le digo que no y ya saltan todas las alarmas, los tres empezamos a buscarla y a llamarla, sabíamos que de casa es imposible que saliese pero tampoco sabíamos qué nos podía estar liando, y te mosqueas y mucho, la señorita estaba sentada dentro de la ducha, su lugar preferido últimamente, porque ya otro día se me escondió ahí, yo miré por encima con las careras y no la vi la primera vez que pase por delante del baño buscándola, la tía mala estaba callada sin hacer el más mínimo ruido mientras los tres la buscábamos y llamábamos. Cuando nos asomamos a la ducha allí estaba sentada mirándonos con cara de angelito.
El 5 de enero fue el cumple del padre de Salvador y de la Mari Fló, regalitos, roscón de reyes a modo de tarta y pequeña reunión familiar con su hermano, su mujer, sus hijas y sus parejas para cantarle el cumpleaños feliz. Por la tarde, en vistas de que ponía lluvia y frío y que esperábamos visita tuve la feliz idea de no ir muy lejos y llevar a los niños en un momento a ver a los reyes magos de la Asociación de vecinos. Y en qué horaaaaaaa, porque casi me cargo la magia y la inocencia del niño de un plumazo, estos reyes iban al modo tradicional, pero cutres a más no poder, casi prefiero los de Madrid, fíjate tú. Hay que empezar a tener cuidado con ciertas cosas a ciertas edades ya. Esperaba que iba a ser cutre, pero no tanto, cuando me asomé a la puerta y vi el cuadro me entró un ataque de risa, Salva diciendo que no entraba que aquellos no eran los reyes de verdad, que él quería ver a los de verdad y que su carta no se la daba a esa gente disfrazada, que él iba a echarla a un buzón de verdad, la niña llorando porque tampoco quería entrar, ella quería seguir en la calle haciendo de las suyas pues nos la estaba liando, la foto lo dice todo, niño con risa forzada deseando irse de allí, niña con berraquera y ese rey Gaspar con los caracoles que se le meten por los ojos emperrado en coger a la niña y no paraba de decir "darme al niño chico (osea Alejandra) para que también salga en la foto". Sí hijo, sí, te la doy, que salga la niña también porque la foto tiene miga y algún día nos reiremos de lo lindo, y eso que falta Baltasar, que estaba rezagadillo en la otra esquina sin querer implicarse mucho en el tema no sea que nos diésemos cuenta que estaba pintadooooooooooooooo.

Y llegó el día 6 de enero por la mañana y se hizo la magia, y como hemos sido buenos, o por lo menos lo hemos intentado, hubo muchos regalitos para todos.

Algunas me habéis preguntado que que tal mis reyes, pues no me puedo quejar, es lo que tiene tener "hilo directo" con los reyes, que sabes que no se van a equivocar, por cierto, los botines han sido elegidos por el esposo, botines que estrenaré, como no, el día de la gran inauguración:
Sábanas de coralina Manterol, capa color camel de Parfois, serum Kiehl´s y botines negros de ante de Sfera
Las sábanas de coralina fueron petición de mi madre a los reyes, y sólo puedo decir que son una pasada, qué gustazo meterse ahí cada noche, lo peor, que por las mañanas cuesta aún más dejar el nido calentito, mullido y suave y más un día como hoy que parece que hace frío.
Por cierto, ya hay bastante verano, yo ya tengo en el armario de la niña dos monísimos conjuntos muy ponibles, otro de camino a casa que es para mí el vestido de la temporada y otro hablado para en cuanto llegue a la tienda me avise, una locura, pero estas altas temperaturas que estamos teniendo invitan a ello, o no!!?? Besos. Inma



1 comentario:

Toñi BitácoraDeUnaMamá dijo...

Poquito ya para el gran día. Queremos fotos del evento.
Veo que los Reyes se portaron muy, muy bien. En mi caso casi me da un mal...¡¡se habían olvidado de mi!!, snif... Pero vamos, nada que las rebajas no puedan solucinar, jijiji.
Tengo ganas de conocer a Alejandra, igual no es para tanto como tú la pintas. Y aún no ha comenzado la peor fase: LAS RABIETAS. Carla era también de armas tomar, se tiraba al suelo cuando le daba una.
En fin, disfrutemos de esta fase, que estoy segura que cuando tengan 15 años las echaremos de menos.

Un Mar de besos