miércoles, 3 de agosto de 2011

Vaya tardecita en Ikea

En mi primer día de vacaciones de forma oficial, el pasado lunes 1 de agosto (el fin de semana no contaba), además de dormir un poco más, arreglar algunas cosas en el banco, pasarme por el mercadillo callejero de mi barrio que ponen todos los lunes, mercadillo que el resto del año ni veo, sólo cuando están montando y recogiendo, estar con mi hijo en el parque y ejercer de madre también por las mañanas, colgar en este humilde blog la receta de cous-cous y algunas cosas más, pues estuve también en IKEA por la tarde, ese paraíso de las "chuminás" y de los compradores compulsivos y ociosos, pero que tanto me gusta, me encanta Ikea, no lo oculto, no me creo que haya nadie al que no le pueda gustar. A mí no me importaría estar el día entero allí mirando y paseando, pero la próxima vez sin los miembros masculinos de mi familia por favor.



Como tenía pendiente comprar algunas cosillas pues allá que me fui con el marío y el niño. Al respecto sólo puedo decir una cosa: "¡¡¡¡válgame el señor, ya no voy más con estos dos!!!!", amargaron mi paso fugaz por el Ikea, y es que al Ikea hay que ir tranquila, con una amiga, con la madre de una, o mejor aún, sóla, la mejor de las opciones. Mi paso por el susodicho establecimiento sueco el lunes fue un "visto y no visto", me vine con una sensación rara, como de no haber podido mirar y revolver a mi gusto, como así fue, cogí lo que necesitaba (llevaba una lista mental hecha) en una pura carrera detrás del marío y del niño y santas pascuas. Siempre que he ido con el marío o el niño a Ikea ha sido a merendar, de hecho vamos mucho y nos encanta merendar allí de camino que vamos hacia otro lugar que nos pilla de paso, pero nada de paseos por el establecimiento.



No penséis que estoy todo el día comprando y gastando (suena a justificación ¿verdad?), como he dicho voy mucho a Ikea pero a merendar, de hecho la última vez que compré algo para mi casa fue hace más de un año, así que ya tocaba, por lo que os muestro el resultado de mi paso "express" por el Ikea el pasado lunes:






1. Cortina de plástico para la ducha: de lunares de colores, y más que un cuarto de baño ahora parece una caseta de la Feria de Abril de Sevilla con tanto lunar de color, pero me gusta, y va muy bien con los colores del mosaico decorativo de la pared, con el suelo rústico azul y con los lunarotes azulones del escobillero (que no muestro porque es de mal gusto, pero os lo aseguro). Esta cortina es muy barata y la anterior (muy cara) ya necesitaba un cambio urgente, así que ha sido una compra necesaria.




2. Balda para la entrada de la casa: bueno esto es un capricho de años (con lo cual se convierte automáticamente en necesidad también), se lo vi a una vecina y claro "culo veo, culo quiero", mi pasillo de entrada a la casa es muy estecho y no admite ningún mueble y una que es seguidora del lema "muerta antes que sencilla" pues se empeña en cargar el pasillo y allá que coloco la balda y tan contenta. Sobre ella he colocado mi portavelas favorito de forja y lágrima de cristal que compré en Praga, mi quemador de esencias y un micado pequeñito de la marca Cristalinas, para mi gusto la mejor marca (los del Mercadona no están mal, no son nada decorativos pero huelen bien), con olor a orquídeas que me huele a limpio y me recuerda vagamente al perfume Anais-Anais.






3. Alfombra para la entrada de la casa-salida puerta de la cocina (2 en 1): exactamente igual a la que había, pero cuyo color era ya indefinible y necesitaba ser cambiada también urgentemente, con lo cual otra compra necesaria.



4. Media docena de vasos como este que veis, acabo de pasar por una racha destructora de vasos (sabéis que esto va por rachas, en años no se rompe nada y a veces en cuestión de días se carga una el ajuar entero) y me hacían falta repuestos, con lo cual necesario también.



5. Sábana tostada para tapar/proteger uno de mis sofás del salón, en concreto sobre el que estamos siempre sentados y que de no estar cubierto ya estaría para el arrastre pues es de color claro, así que tengo que protegerlo de alguna forma, porque enfundando y desenfundado sofá no puedo estar todo el día y menos cambiando de sofás cada poco, así que compra necesaria, vale que no es muy decorativa la sábana (cosa que cuando viene visita "no de confianza" quito), pero es muy práctica, las mantas pican y dan calor en verano y además sueltan más pelusa, algo que es terrible para mis muebles caobas, sobre todo la última manta que se estaba desintegrando a base de soltar polvo y pelotillas de polvo, frente a la sábana que es de tacto suave, no pica, lava bien y no suelta polvo. Así que compra necesaria también.





¿Os gusta Ikea?

Me despido que me voy a comer. Besos


Inma




7 comentarios:

Susana dijo...

HIJA MIA YO TAMBIEN ESTUVE AYER EN IKEA AJJAJA COMO ME ACORDE DE TI JAJAJ CUANTA VELA... DIJE SI VIENE INMA LAS COGE TODAS Y FIJATE TU QUE TAMBIEN ESTABAS EN IKEA TU
A MI EL GIGANTE SUECO ME ENCANTA PERO ME ENCANTA DE VERDAD ... QUE DE COSAS TAN BONITAS TIENE.... LO COMPRARIA TODO PERO ESTA VEZ FUI FUERTE ME VINE SIN NADA ... SOOLO VER COMO GASTABA VICKY YA ME SENTIA REALIZADA .
HE DE DECIRTE QUE ME PARECE BARBARO LO DE CUBRIR EL SOFA ... SI NO NO DURA NI UN AÑO...
BUENO GUAPA QUE LAS COMPRAS QUE HAS ECHO SON BARBARAS PERO TE FALTO ALGUNA VELA EH?? AJAJJA
BESOS DESDE LEON

Inma (Málaga) dijo...

Jajaja Susana, la sección de velas de Ikea me encanta, creo que es lo que más, fíjate que tuve en las manos un paquetón con velas color blanco roto, de diferentes tamaños y estuve a punto de traérmelas, pero es que ya tengo muchas en casa, de verdad que después estuve un rato pensando en que me debería haber traido las velas. Estoy fatal yo también.

zuri dijo...

que buena entrada Inma!!
Y como te entiendo!!! Por lo del mario digo!!
Si hubiera ido solita o con una amiga o con mi ama seguro que me traigo algo mas de lo que me traje...
para empezar a mi mario (que era su Primera vez, mi segunda para mi!!) no le gustó nada!!a él la gente como que le agobia...y tener que esforzarte en apuntar, medir, pedir y montarlo como que no.
Estuvimos ayer por la tarde.. y nada me traje dos velas, que huelen de diez!!, y perchas de madera para la nueva casa.
En fín...
un besote guapa!!

Elvira dijo...

Ya veo que muchas os pusisteis de acuerdo para ir al ikea, a mi la verdad es que me queda un poco lejos por lo cuál ni voy, pero en honor a la verdad es que hay cosas divinas no hay nada más que ver lo que se ha comprado Inma que un poquito más y se trae medio ikea, jeje, es broma.
Un besito guapa y otro para Salva.

miss cuchufleta dijo...

Jajaja, vaya aventura. Yo estuve el lunes en un centro comercial con marido, suegra e hijos y tuve que volver ayer sola porque me quedé con las ganas!!!! No pude mirar nada de nada.
En mi ciudad no hay Ikea, pero si en Bilbao que está cerca. La última vez que estuve fue en Navidad, con mi marido, y parecía que nos seguían. Íbamos a por una camita de muñecas para la niña. Fue entrar, buscarla y salir corriendo. 5 minutos, no me dejó hociconear nada..... Y eso que a él si que le gusta, pero aquel día estaba como estresado.

cristina dijo...

me suena, me suena... al mio le digo de ir un día a ikea, al centro comercial o a cualquier tienda y se le erizan los pelos que no tiene, ja,ja... en estos casos, mejor sola.

Naim dijo...

jeje, me pasa lo mismo, mis visitas son fugaces........pero a todos los sitios, siempre pendiente del reloj...Lo que menos me gusta de Ikea es la gente que hay, pero a mí gusta mucho ir aunque sea a dar una vuelta. Ahora estoy pa comprarme una funda de sofá en rosa, para la salita, que la tnego negra y rosa, y la que tengo ahora es una funda negra, entonces pa cambiar un poco. Total por 40€, casi que se puede cambiar cada año. ;)
Yo tengo suerte, porque a Naim le gusta mucho Ikea...sobre todo sección cocina, por ahí la que paso fugazmente soy yo...es que no hay quien lo saque de allí!!
un besito para tí y otro para tu príncipe, que me enrollo como una persiana!!
PD: y yo si pudiera estaría todo el día comprando, además no dicen que hay que subir las ventas?? pues por eso :))))